Don Sommelier Cuba 2018: La magia y perseverancia de Jesús Sigfredo lo vistieron de as

Creado: Sáb, 19/01/2019 - 00:06
Autor:
Categoría
Don Sommelier Cuba-2018

Una cultura que de a poco se va entronizando dentro de la gastronomía y la sociedad cubana. El desafío de seis maestros que aguzaron sus cinco sentidos y su arte para satisfacer las necesidades del cliente, espectadores y jurado en este caso, quienes ávidos de consumir sus habilidades se congregaron en el Blue Diamond Memories Miramar para atestiguar la elección de Don Sommelier Cuba-2018.

Esas fueron las premisas que caracterizaron tres intensas jornadas competitivas, donde fueron puestos a prueba los conocimientos, el olfato, buen gusto, paladar y pericia de más de una treintena de involucrados, entre los cuales emergió vencedor Jesús Sigfredo, sommelier del Café del Oriente en el corazón de la Habana Vieja, justo en las inmediaciones de la plaza de San Francisco de Asís. Cuatro retos tuvo que enfrentar Sigfredo junto a otros cinco finalistas: Eduardo Novo, Ivón de la Puente, Andrés Piñón, Publio Fernández y Rafael Lee.

Con toda el aura que una prueba de semejante magnitud encierra y como si estuviésemos atendidos por artistas dentro de la alta gastronomía presenciamos el decorche y servido casi milimétrico de una botella de vino espumoso; luego los protagonistas demostraron sus habilidades y conocimientos viajando a las raíces de los licores espirituosos cubanos (rones), mediante una cata a ciegas de Havana Club 15 años, Cubay 1870, e Isla del Tesoro, en representación de tres marcas icónicas de las regiones occidental, central y oriental de Cuba.

Luego de esas dos batallas, evaluadas rigurosamente por un jurado de siete expertos en la materia, se ganaron el derecho de protagonizar los dos retos finales de Don Sommelier Cuba 2018 Jesús Sigfredo, Eduardo Nodo y Andrés Piñón.

Llegaría el turno de maridar dos vinos y seleccionar el más idóneo para hacer de cómplice con un risotto de pato al vino con espuma de queso parmesano, exquisitamente preparado por el chef del Memories Miramar.

Porque precisamente de eso se trataba, de conjugar, buscar alquimias y alianzas perfectas para hacer de una posible velada un Edén de placeres a través de la vista, el olfato y el paladar. Sigfredo y Nodo aguzaron sus sentidos y como flecha que anida en el centro de la diana hicieron su elección.

La escena estaba lista para el duelo final de Don Sommelier Cuba 2018, que combinó uno de los productos identitarios de nuestra cultura como lo es el habano, con tres variedades de vino tinto.

En presencia de un examen de Maridaje nos sorprendió el epílogo, con las marcas H-Upmann, Hoyo de Monterrey, Montecristo y Romeo y Julieta en calidad de cómplices para la selección.

Por su profundo dominio de las temáticas puestas en la palestra, su precisión quirúrgica a la hora de describir, seleccionar, y encender el habano que consideró ideal, por su trayectoria impecable en Don Sommelier Cuba 2018, avalada por más de 15 años adentrado en este interesante mundo, Jesús Sigfredo resultó el agraciado.

Nada sencillo, pues las tríada de jornadas competitivas sometió a examen la habilidad y conocimiento de los inscritos en materia de viticultura y vinificación; las variedades de uvas y estilos; el manejo social del vino; las principales regiones vinícolas del mundo; la teoría y práctica de la cata del vino; los maridajes clásicos de las principales cocinas en el mundo; y el conocimiento de quesos, vinagres, trufa y charcutería, habanos, entre otros.

De cualquier manera, además de ganar siempre la cultura del Sommelier en Cuba, constituir este un excelente espacio de socialización, aprendizaje e intercambio de quiénes se dedican a darle toques de excelencia a nuestra gastronomía los premios para los finalistas de Don Sommelier Cuba 2018 no se hicieron esperar:

Andrés Piñón se llevó a casa una selección de vinos de las bodegas Maison Castel, principal patrocinadora en esta edición; Eduardo Nodo se ganó una estancia de una semana en un hotel de Blue Diamond Resort Cuba; y Jesús Sigfredo continuará incrementando su caudal de conocimiento a través de un viaje a Europa para visitar las bodegas de Maison Castel y sus asociados.

Experiencia de primera mano in situ que ya vivieron al resultar vencedores de las dos ediciones precedentes Amaury Jiménez (2017) y Mabel Durán (2016), quienes visitaron las bodegas de la marca Joan Sardá y Freixenet, por ese orden, pues la cita propone reunir cada año a las bodegas comercializadoras de vinos en la mayor de las Antillas en este evento, único de su tipo en el país, así como desarrollar, incrementar y difundir la profesión a nivel nacional y el sano y amistoso concurso entre profesionales del gremio.

Don Sommelier Cuba 2018: Sigfredo en primera persona…

"Nunca había pensado en venir y mucho menos ganar. Me inscribí y llegué con los conocimientos acumulados durante más de 15 años.

No es sencillo combinar tantas horas de trabajo con la familia. Sientes que el tiempo se te esfuma, pero es muy placentero ver que tus conocimientos son certeros y que esta cultura en cuba va ganando en auge y desarrollo.
El haber trabajado en el restaurante El Patio, La Giraldilla y luego el Café del Oriente, me han dado, en paralelo con mi estudio, una fuente muy interesante de habilidades, aprendizaje, situaciones…

Es un mundo en el que después que te adentras en él, es imposible desprenderte o abandonarlo. Al menos en mi opinión. Es sencillamente el mejor trofeo a un trabajo arduo en el tiempo.

A través de los años y en buena medida en correspondencia con el despegue de cuba como destino turístico, nos hemos ido educando en el mundo de la gastronomía Gourmet y muchas personas van a sitios en busca de platos, bebidas acompañantes, habanos…

Agradezco tanto a los colegas que se presentaron, como al muy profesional jurado y los patrocinadores, estas jornadas de intercambio y socialización más que de competencias".

Detrás de un certamen con notoria calidad se movieron un grupo importante de patrocinadores: en primer plano bodegas Maison Castel, Camax-Hile S.A., embutidos Del Soto, Freixenet, bodegas Sardá y Bodegas familia Torres, Bodegas MG, Havana Club, Ron Cubay, Ron Santiago de Cuba, joyería Rox-950 y por supuesto, la cadena Blue Diamond y el memories Miramar, cuartel general por 72 horas del buen gusto en toda su expresión.
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.