Havana Club 2021: Tributo a las pasiones

Creado: Mié, 05/05/2021 - 08:00
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Havana Club-Ron-Tributo-2021

Es tiempo de placeres, incluso los pospuestos. El virus de la COVID-19 ha condicionado la vida del planeta por más de un año y tantísimos planes quedaron a la saga; aunque no todos: algunos se readaptan y, en ese cauce, abrazan nuevos retos, se refrescan.

Muchos pensaron que la gran fiesta del habano no tendría lugar este año, ni tan siquiera un eco. Pero el afán se impone y la pasión de los empedernidos seguidores de este hijo de Cuba nos ha traído el Habanos World Days, un festival virtual con todo un programa de saberes para conocer, compartir, rememorar, incluso competir. Es un certamen como nunca antes, su ágora son los medios digitales.

Recomendamos: 9 Claves para conocer el Ron Ligero Cubano

El Ron Ligero Cubano está presente. No podía ser de otra manera. Havana Club International S.A. (HCI) comanda el paso y otra vez hace los honores con un ron exclusivo, coleccionable, inusual: un Tributo. Ahora el leit motiv son las sinergias culturales y, en este sentido, la propuesta de la presente edición tiene mucho que decir. Para quienes lo dudaban aquí está el Tributo 2021. Nuevamente un destello especialísimo. El espirituoso que hoy se incorpora a la línea Prestige de HCI tiene un finish en barricas de Oporto y el resultado es espectacular.

Pero vayamos al principio.

Havana Club: Tras la saga de rones Tributo

Año 2016, emerge la saga de rones Tributo gestados por Havana Club International y el Maestro del Ron Cubano Asbel Morales. La razón: crear un producto que, a la vez de sublimar la armonía con los habanos y los sentidos de sus consumidores, fuera también homenaje a una industria secular, sus matices, especificidades, ritos y procesos.

Havana Club-Ron-Tributo-2021-Asbel-Morales, Maestro-de-Ron-Cubano
Asbel Morales.

Así pues, el de ese año reverenciaba el saber-hacer de los Maestros del Ron Cubano. 2017 estuvo enfocado a la manera en que se produce este espirituoso, sus orígenes, la caña de azúcar, el aguardiente... 2018 celebró el proceso de añejamiento natural, especialmente los barriles, mientras el 2019 se enfocó además en el arte de las mezclas. 2020 vendría a ser un recorrido por las cuatro ediciones anteriores y hubiera parecido un cierre, pero el camino del ron es tan rico y versátil como la vida misma y nació un producto más. 2021 llegó con un retorno a aquella edición primigenia resemantizándola a través de una práctica reciente, pero de pasos agigantados en la industria: los llamados añejamientos finales o finish, cuyo propósito es que, además del producto original, puedan identificarse notas, aromas y expresiones diferentes, evocando o integrando las características del último producto redondeado en los toneles. En esta ocasión se eligió el Oporto.

Asbel Morales, creador de esta alquimia moderna nos explica los por qué: "Nos planteamos el reto de ir un paso más allá en los Tributo y decidimos buscar algo que se asemejara en ciertas acciones tecnológicas, procesos o aspectos a nuestros productos. Por ello elegimos los barriles del vino Oporto blanco para hacer el finish. Oporto es un vino fortificado, fuerte pero delicado al mismo tiempo, como sucede con el ron cubano. Estos vinos también se originan a partir de mezclas, incorporando un destilado propio a sus fermentados de uvas para obtener el producto final, haciendo uso de saberes antiguos. Surgió así la primera alianza entre dos bebidas que comparten una manera muy peculiar, auténtica de elaborar, conducir y expresar un producto. Ese concepto nos llevó a que se añejaran aquí las primeras mezclas del Tributo 2016.

"Si bien en Cuba -donde el calor y la humedad juegan un importante papel- el añejamiento suele ser rápido (normalmente de tres meses para los finish), en esta ocasión empleamos como mínimo un año en barricas de Oporto. Queríamos alcanzar una integración entre las bases extra añejas y este reposo prolongado para lograr una armonía y excelencia bien marcadas. Por ello este es un producto extra añejo de finish largo, único en su categoría. Y eso se expresa en su color ámbar profundo, transparencia, brillantez y complejidad aromática y gustativa, de notas amplias, integradas, definidas, gran permanencia y carácter".

Ron Tributo 2021

Havana Club-Ron-Tributo-2021
Ron Tributo 2021.
 

¿Qué bebemos entonces? Una caja de madera reluciente y sobria acoge este nuevo espíritu. El verde en el diseño nos retrotrae al norte de Portugal, a las tierras del Alto Douro. Se abre la botella. Primeras gotas vertidas y un alucinante color ambarino intenso, traslúcido, lustroso, ciertamente seductor, reafirman el hecho de encontrarnos ante algo especial... En nariz la copa quieta es frondosa: frutos secos, chocolate, tabaco, redondez, complejidad y quizás un toque fresco e incluso herbáceo se anticipa provocando dudas, curiosidades, invitando al sorbo.

Ya las lágrimas densas y firmes que bajan por las paredes de la copa balón atestiguan la riqueza y, al contacto con el paladar hay un primer impacto cómodo, atractivo, incitador. El destilado activa toda la cavidad en un giro envolvente, la recorre con gusto entre seco y semiseco y destapa esa vainillina propia de los añejamientos del Ron Ligero Cubano. Resulta que en este caso hablamos de tercera y cuarta etapas de envejecimiento, que, como recordara Morales, significan muchos años, mucha paciencia, selección, calor, humedad, entrega y barriles tan viejitos que pudieran tener de 70 a 80 años de uso.

Otro trago se impone. Cierto misterio provoca la búsqueda de eso que no sabemos, aquel "nosequé" novedoso, la seducción del conocimiento, del descubrimiento. Hay matices que se superponen, se escurren en el afán de pronunciarlos, de describirlos… El juego en retrogusto hace pensar en notas balsámicas, frutas pasificadas, detalles cítricos, melosidad... Sí, así se va desentrañando el vino a trazos, ese resultado del intercambio oxigenado en las maderas de historia lusitana. Y está, cómo no, legítimo el ron: el Tributo 2021 no es una cosa camino a otra, sino una integración armoniosa de esencias y potencialidades, de estirpes.

Hablamos de un ron que bien puede recibir a otro invitado tan señorial como el habano. Por eso es convidado de honor al Habanos World Days, por eso celebrará el 55 aniversario de la marca Cohíba; por eso ha sido elegido para conversar con una vitola de alto rango como el Espléndido. Fernando Fernández Habano-Sommelier, consultor de Havana Club International y profesor, todo un experto en estas lides apasionantes que son los maridajes lo tiene claro:

"La cultura ronera y la cultura tabacalera son tesoros de la cultura cubana, son almas gemelas nacidas de la misma tierra, en ambas puntas de la isla. Son una expresión indiscutible de identidad. Por ello el maridaje entre ambos productos es un encuentro natural, no hay planteamientos forzados. Es una alianza de historia, tierras, saberes, que se multiplica.

"Hoy Havana Club International y Asbel Morales vuelven a las andadas con un ron que no se parece a las ediciones anteriores, de una riqueza aromática y gustativa tremendas; con ese finish que nos trae a Oporto, la más antigua Denominación de Origen del mundo, una joya, un vino de tradición multi-centenaria y prestigio muy bien ganado. La terminación de espirituosos en diferentes barriles es algo que se está haciendo cada vez más, que ya HC ha desarrollado y que aquí toma vuelos superiores al heredar en gusto y sabor esa diversidad de matices que guarda la vieja barrica con la cual intercambia el ron en gestación. Por eso tenemos este resultado sorprendente. Un resultado que es también homenaje al talento del Primer Maestro del Ron Cubano José Pablo Navarro y su legado.

"En cuanto a habanos, sería todo un gusto contar para esta armonía con un tabaco de largo recorrido y territorio de sabor Medio-Fuerte. La marca Cohíba tiene excelentes exponentes para desarrollar un empaste de lujo. Este espirituoso sería muy aconsejable con un tabaco de poco más de 1h de fumada, cuya longitud de quemada y ligada aporten la complejidad que merecen los rones de Asbel Morales y Havana Club", subraya.

Así pues, nos lanzamos al deleite. Para felicidad nuestra el convite ha sido hecho. El tema va de atrevimientos. Tributo 2021 está en el mercado. Son solo 2 500 botellas para todo el orbe; tan especiales que van numeradas. Al interior, ron cubano, con finish de Oporto y toda una paleta de sinergias y sapiencias por descubrir, por saborear. Es Havana Club, es Prestige. Comienza la pasión.

Comentarios

Patricia María…     Mié, 05/05/2021 - 11:51

Este comentario me ha hecho visualizar y casi saborear este nuevo producto. Magníficamente descrito. La pasión por el ron y el habano cubano está presente. Felicidades.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet