Brandy de Jerez: Único e irrepetible

Creado: Dom, 16/02/2020 - 01:28
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Brandy

Considerado menos complejo que el Cognac y el Armagnac por muchos especialistas, el Brandy de Jerez pertenece a la familia de los destilados del vino con delimitación geográfica.

Su elaboración se hace exclusivamente en la zona de Jerez en España (municipios de Jerez de la Frontera, El Puerto de Sta. María y Sanlúcar de Barrameda), conocido como el Marco de Jerez.

Desde el siglo XVI en la zona de Jerez se bebían aguardientes de vino añejados, pero solo comenzó a comercializarse como brandy en volúmenes significativos a mediados del siglo XIX.

El Brandy de Jerez presenta características singulares en su elaboración y envejecimiento que le confieren unas particularidades únicas y le diferencian de los demás brandies.

  • Uva sana que produce unos vinos blancos, limpios y afrutados, ideales para la destilación.
  • Una destilación esmerada que produce unas "holandas" (aguardientes de baja graduación) de características particulares.
  • Envejecido en botas de roble americano de menos de 1000 litros, por lo general entre 500 y 600, que previamente han contenido Vino de Jerez.
  • Envejecido siguiendo el sistema tradicional de "Criaderas y Solera", o sistema mixto.

La vinífera que se utiliza para la elaboración del Brandy de Jerez es fundamentalmente la variedad AIREN y la uva PALOMINO (utilizada para los Vinos de Jerez) en pequeñas cantidades.

Le puede interesar: ¿Una copa de brandy?... solo si es de Jerez

La destilación es un proceso que requiere de técnica y buen hacer para lograr que se evaporen los escogidos componentes de la materia prima que se trate, y se eliminen los indeseables para el aroma o el gusto.

Las características de cada Brandy de Jerez variarán dependiendo del tipo de Vino de Jerez que haya contenido la vasija: Finos o Manzanillas (de color pajizo y absolutamente seco), Amontillados (más oscuros y secos), Olorosos Secos o Dulces (más oscuros de color) o vinos dulces como el Pedro Ximénez (muy oscuros y dulces). De esta forma el brandy resultante adquirirá características en cuanto a color, aroma y sabor de los vinos que contuvieron las barricas.

El proceso de envejecimiento del sistema complejo "Criaderas y Solera" desde hace varios siglos consiste, en esencia, en un conjunto de botas o barricas de brandy organizadas en razón de la vejez del brandy que contienen. La que guarda el brandy más añejo se denomina "solera", pues se encuentra en el suelo, siguiéndola en orden decreciente de vejez las "criaderas", (la primera, la segunda y la tercera, de los niveles inferiores a los superiores). De la Solera se extrae una pequeña parte de brandy para embotellar.

Es importante destacar que se trata de un proceso continuo en el tiempo, en el que se entremezclan brandies de distintas edades y la pequeña proporción de Solera que sale para embotellarse siempre contendrá proporciones de brandies muy viejos, de hasta sesenta años. De hecho, existen muchas soleras que datan de mediados del siglo XIX.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet