La Habana, escenario de la Gastronomía y la Coctelería cubanas

Creado: Sáb, 16/11/2019 - 09:00
Autor:
Credito
Rafael Ansón
Categoría
La Habana-cocteleria-mojito

Si miramos atrás, muchos son los avances que se han logrado en la promoción de la gastronomía cubana, especialmente en los últimos años. Esto se ve reflejado en determinadas acciones como la creación de la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo o el nombramiento de La Habana como Capital Iberoamericana de la Coctelería 2018

Por tanto, el quinto centenario de la fundación de La Habana constituye una gran ocasión para poner de relieve la importancia que ha ido adquiriendo la gastronomía en esta región del Caribe y que ha trascendido más allá de sus propias fronteras.

La capital cubana es una ciudad con una gran personalidad gastronómica, donde podemos encontrar las costumbres culinarias más tradicionales y otras propuestas realmente innovadoras. Sin duda, una ciudad preparada para representar al país caribeño y un fiel reflejo de sus costumbres culinarias.

Gran Patrimonio Gastronómico

Hoy día somos conscientes de que la cultura de un país no podría entenderse sin considerar su tradición e identidad gastronómicas. Cuba cuenta con un maravilloso patrimonio culinario y una estupenda materia prima, resultado de los alimentos de ida y vuelta intercambiados entre el continente europeo y el americano.

La gastronomía cubana destaca, precisamente, por ser un crisol de diferentes culturas, especialmente influenciada en la época colonial por la cocina española. Después, por la africana. Y más tarde, incluso, por la asiática, francesa e italiana. Culturas que se han ido fusionando a lo largo de la historia para dar lugar a un excepcional recetario con identidad propia.

Le puede interesar: La Cocina Criolla Cubana es declarada Patrimonio Cultural de la Nación

Por tanto, se hace necesario recuperar este rico patrimonio y promocionarlo internacionalmente con la creación de una gastromarca cubana. Para ello, la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo va a ejercer, en los próximos años, un papel decisivo en la preservación de ese patrimonio gastronómico del país. Y, mirando hacia el futuro, permitirá impulsar la mejora de la calidad de los productos y servicios mediante acciones de investigación, educación y divulgación.

La Habana, de la tradición a la innovación

En La Habana encontramos una gran cantidad de restaurantes y hoteles emblemáticos donde degustar los platos típicos de la cocina cubana, como la fritura de malanga, la ropa vieja, el congrí, los "moros y cristianos" o el picadillo a la criolla.

Pero no solo la cocina tradicional tiene cabida en la capital cubana. Frente a las épocas de crisis y la escasez de recursos ha sabido reinventarse y muchos de sus restaurantes se han convertido en puntos de encuentro entre cocineros de fama mundial, profesionales y expertos gastronómicos, que se dan cita en renombrados congresos internacionales.

Precisamente, este año se celebró en Tropicana, para conmemorar su 80 cumpleaños, el IX Seminario Gastronómico Internacional Excelencias Gourmet y el X aniversario de la Academia Iberoamericana de Gastronomía.

Para conocer a fondo la cultura y las costumbres de la capital cubana, conviene pasearse por sus barrios y sumergirse entre los miles de pequeños restaurantes y cafeterías que inundan las calles.

Los primeros paladares, establecimientos que surgieron en los años 90 cuando se otorgan licencias a los negocios privados, eran humildes restaurantes familiares. En la última década, sin embargo, hemos visto cómo la oferta gastronómica de Cuba ha dado un giro con la proliferación de este tipo de negocios, muchos de los cuales ofrecen una calidad propia de la más alta cocina. En concreto, en La Habana se concentran cerca de 500 de esos locales.

Desarrollo del Turismo Gastronómico

Durante mis viajes a La Habana he podido comprobar que es un lugar realmente acogedor en el trato. Como he dicho en otras ocasiones, la alimentación ha de ser saludable, sostenible, solidaria y satisfactoria pero, además, debe entenderse como un elemento facilitador de la convivencia, de las relaciones sociales, de la conversación. La Habana es un espacio único que destaca por la hospitalidad y la cordialidad de su gente.

Le puede interesar: Redescubrir la capital cubana con Rafael Ansón

La gastronomía, por tanto, es un punto de unión entre las personas y, también, entre las diferentes culturas. Una pieza clave para conocer la cultura de un país y un importante dinamizador del turismo. En este sentido, cabe destacar el valioso trabajo de educación y formación de los profesionales de la hostelería que llevan a cabo instituciones como FORMATUR, para garantizar el desarrollo de la gastronomía y el turismo cubanos.

Capital Iberoamericana de la Coctelería 2018

En 2018 la Academia Iberoamericana de Gastronomía otorgó a La Habana la condición de Capital Iberoamericana de la Coctelería. Creo que no hay una ciudad más apropiada para recibir la primera entrega de este título, que en un futuro se extenderá a otras capitales.

Recomendamos: Cocteles habaneros (I Parte) y (II Parte)

Cuba ha sabido posicionarse en el más alto nivel de la coctelería mundial, especialmente con bebidas como el Mojito, el Cuba Libre o el Daiquirí, tres preparaciones con base en el destilado nacional por excelencia: el ron.

Lo más destacable es que no se ha detenido en las bebidas más clásicas, sino que los nuevos cantineros siguen derrochando una creatividad inigualable y demostrando que están a la altura de las tendencias más actuales.

En el arte de la coctelería encontramos un universo de sabores, aromas y sensaciones que vale la pena preservar y promocionar. Los cócteles, por tanto, deben entenderse como un elemento más de la gastronomía y de la cultura de un país.

Fuente: Revista Excelencias Gourmet No. 70

Foto portada: Havana Club

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Rafael Ansón