Jugos, zumo y néctar: ¿Qué los diferencia?

Creado: Vie, 19/08/2022 - 14:07
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
jugo zumo néctar diferencias

Aunque hechos con frutas, muy recomendados los tres y exquisitas opciones en las tardes de verano, debes conocer que tanto los zumos como los jugos y los néctares son bebidas distintas, aquí te contamos las diferencias.

La mayoría suele confundirlos, y pensar que son lo mismo, los términos confunden, pero los tres tienen elaboraciones distintas, con mayores o menos contenidos de azúcares y frutas.

Según la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS), así se define cada uno:  

Jugo de frutas: el producto susceptible de fermentación, pero no fermentado, obtenido a partir de las partes comestibles de frutas sanas y maduras, frescas o conservadas por refrigeración o congelación, de una o varias especies mezcladas, que posea el color, el aroma y el sabor característicos del zumo de la fruta de la que procede. Se podrán reincorporar al zumo el aroma, la pulpa y las células que procedan de la misma especie de la fruta.

Zumo a partir de concentrado: el producto obtenido en el exprimido de la fruta puede ser sometido a un proceso de concentración, en el que se elimina parte del agua. Cuando se envasa el concentrado se reconstituye con agua potable manteniendo las características físicas, químicas, organolépticas y nutricionales del zumo de la fruta de la que procede y al que también se le podrá reincorporar el aroma, la pulpa y las células que procedan de la misma especie de la fruta.

Néctar de frutas: el producto susceptible de fermentación, pero no fermentado que se obtiene por adición de agua con o sin adición de azúcares y/o miel a los zumos y/o purés concentrados o no. Tanto el porcentaje mínimo de contenido en zumo de los néctares como, en su caso, el contenido máximo de los azúcares añadidos está fijado por la propia Directiva. Los azúcares se podrán sustituir total o parcialmente por edulcorantes.

Jugos

La Real Academia de la Lengua (RAE) determina que el jugo se consigue a través de métodos de presión, cocción o destilación; es decir, además del exprimido, el machacado, el desmenuzado y la trituración, este líquido puede obtenerse mediante otros dos procesos físicos y químicos.

De acuerdo con la marca española de bebidas Campo de Elche, el zumo es el líquido resultante después del proceso de exprimido de frutas, hierbas, flores o vegetales. La Norma Oficial Mexicana NOM-173-SCFI-2009 define al jugo de fruta como un producto líquido no fermentado que se extrajo de frutas maduras, frescas y en buen estado. Este producto no contiene cáscaras, semillas ni sustancias añadidas.

Por lo tanto, los jugos deben elaborarse con un 100 por ciento de fruta, así se conservan tanto los nutrientes esenciales como las características naturales del fruto, como el sabor y el olor.

Recomendamos: Recetas de jugos refrescantes para el verano

Néctar

El néctar se elabora a base de jugo, puré de fruta o una combinación de ambos. A diferencia del jugo, al néctar se le agrega agua potable, azúcares, acidulantes, aromas naturales y antioxidantes, explica el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios de la Secretaría de Salud.

Este documento permite la adición de sacarosa, glucosa, fructosa o jarabe de almidón para aportarle sabor a los néctares, mientras no representen más del 20 por ciento del contenido total de la bebida. Sin embargo, la incorporación de azúcares añadidos depende de cada empresa productora, dicta la normativa CODEX STAN 247-2005.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma que la mayoría de los néctares contienen un mínimo de 50 por ciento de jugo. Esta reducción en el contenido de fruta los vuelve más baratos, pero de menor calidad en comparación al resto de bebidas hechas con fruta.

Zumo

El famoso zumo de frutas hace referencia al líquido que se obtiene a través del proceso de exprimido, machacado, desmenuzado, descomponerlo de una u otra forma y hasta por cualquier tipo de trituración de forma mecánica, el cual se puede aplicar a frutas, flores, vegetales y hasta algunas hierbas.

Al ser un líquido que se obtienen directamente de las frutas, es uno de los más naturales que podemos hacer o encontrar en el mercado, salvo que en sus etiquetas se señale el uso de otros ingredientes para complementarlo, por lo que no sería un zumo 100% natural. El uso de la palabra zumo es tan común que se ha utilizado para hacer referencia al jugo de frutas, pero en realidad hay algunas diferencias que los hacen distintos.

Fuente: The Gourmet Journal, GastroLab.

 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet