Consejos para un verano sostenible y equilibrado

Creado: Dom, 14/07/2019 - 00:17
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Verano-alimentacion

En verano es fácil descuidar los buenos hábitos en el cuidado y preservación de nuestro entorno. Sin embargo, disfrutar de unas merecidas vacaciones es totalmente compatible con el cuidado del medio ambiente, la sostenibilidad, evitar el desperdicio alimentario y practicar hábitos de vida saludables.

En este sentido, desde la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas recuerdan el compromiso de este sector con la protección del medio ambiente —las materias primas necesarias para la elaboración de los alimentos proceden directamente del medio natural y su correcta conservación implica asegurar una producción sostenible a largo plazo— y, además, han querido ofrecer una serie de consejos de cara a conseguir que el verano sea más sostenible y equilibrado.

Claves para un verano sostenible y equilibrado

Cuidado con las altas temperaturas, pueden estropear los alimentos

Las altas temperaturas del periodo estival favorecen la reproducción de microorganismos en los alimentos, acelerando la degradación del producto y propiciando el riesgo de intoxicación. Mantén los alimentos refrigerados a una temperatura óptima y evita que acaben en la basura. En la nevera, es importante ubicar los alimentos según las distintas temperaturas interiores del frigorífico. A la hora de la compra, los alimentos refrigerados y congelados deben adquirirse al final, y ser transportados en bolsas térmicas para mantener la cadena de frío. Una vez en casa, no te olvides de guardar primero los productos que requieran refrigeración y así evitar que se echen a perder.

Evita el desperdicio

Verano es sinónimo de ocio y planes imprevistos, siendo habitual hacer más comidas fuera de casa. De modo que no dejes que lo alimentos que no vayas a consumir se estropeen. Antes de eso pase puedes cocinarlos y congelarlos.

Los residuos, en sus contenedores

Tanto dentro como fuera de casa, los buenos hábitos deben acompañarnos siempre. El medio ambiente no se va de vacaciones, por lo que en la montaña o en la playa, no olvides depositar los residuos en sus contenedores, y si no encuentras uno cercano, guárdalo para después depositar cada residuo en su contenedor correspondiente. De esta manera contribuyes a la preservación del medio natural.

Dona alimentos sobrantes

Si te vas de casa por un tiempo prolongado, dona los alimentos que puedan caducar Si las vacaciones te pillan con el frigorífico lleno, apúntate a la donación solidaria, evitas el desperdicio y ayudas a los que más lo necesitan. Los Bancos de Alimentos y comedores sociales viven también su temporada alta en verano, sin embargo el número de donaciones suele descender en esta época del año, concentrándose en el periodo navideño.

Permanece hidratado

Con el sol y el calor, es necesario vigilar la hidratación y la ingesta diaria de líquidos para ayudar al organismo a regular la temperatura corporal. Mantén tu organismo hidratado y no esperes a tener sed, ya que es el primer síntoma de deshidratación.

Mantén un estilo de vida saludable

Una dieta variada y equilibrada y actividad física en tu tiempo libre.

Disfrutar al máximo del verano es totalmente compatible con el cuidado de nuestra salud. En los viajes, disfruta de la riqueza de nuestra gastronomía, siempre de manera variada y equilibrada. Para compensar, puedes aprovechar para practicar ejercicio al aire libre y deportes reservados al verano.

Aprovecha las horas de luz del verano y ahorra energía

Los largos días del horario de verano dan más opciones para economizar en la factura de la luz, ya que no son necesarias las luces artificiales y podemos evitar el funcionamiento de electrodomésticos de gran consumo, como la secadora, o bajar la temperatura del termo. En las horas de calor intenso, cierra las ventanas para que no aumente la temperatura interior y recuerda ventilar en las horas más frescas. Si tienes aire acondicionado, intenta encenderlo lo más tarde posible y mantén los filtros limpios para no aumentar el gasto de energía.

Riego por goteo, y por la noche

Si tienes terraza, jardín o plantas en casa, riega por la noche y por goteo para ahorrar agua. El riego por goteo es uno de los sistemas más eficientes por ser un riego localizado y porque permite ser programado incluso cuando nos hemos ido de vacaciones. Recuerda siempre hacerlo en las horas de menor calor para mejorar la eficacia del riego.

Un verano sostenible

Lo mejor de esta época es poder compartirla con la familia y amigos. Practica el turismo sostenible y disfruta los buenos momentos siempre de manera respetuosa con el medio ambiente. Nuestro entorno te lo agradecerá.

Fuente: FIAB

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet