Consejos para reutilizar el pan duro en la cocina

Creado: Mar, 07/09/2021 - 14:07
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
pan

¿Sobra pan de la comida y al siguiente día está demasiado duro como para comerlo? Recuerda: no lo tires. El pan, aunque se endurezca, puede tener muchas utilidades en la cocina reutilizándolo en otras comidas y recetas.

Nuestros padres, madres y abuelos no tiraban nada. El pan duro ha sido siempre un alimento al que han encontrado muchas formas de alargar su vida útil y darle salida en las llamadas "recetas de aprovechamiento",  que con el ritmo de vida frenético de la actualidad, se han ido quedando en el olvido. Desde la iniciativa «La alimentación no tiene desperdicio» trabajamos día a día para recuperar los hábitos de aprovechamiento alimentario y prácticas de prevención del desperdicio en todos los eslabones de la cadena de valor, desde el sector primario hasta el consumidor final, pasando por la industria y la distribución.

El pan duro es la base de muchas y deliciosas recetas muy fáciles de preparar. Hay tantas cosas que se pueden hacer con el pan duro que prácticamente podríamos alimentarnos durante toda la semana de las benditas sobras del pan de ayer. Tanto dulce como salado, desde migas o sopas tradicionales a pan rallado pasando por torrijas e incluso pasteles, anímate y pon en práctica estos 5 trucos para reutilizar el pan duro en la cocina.

Consejos para reutilizar el pan duro en la cocina

pan

Vuelve a las recetas tradicionales

El pan duro es el ingrediente principal en muchos platos de nuestros abuelos y abuelas. Puedes preparar gazpacho, salmorejo, porras, migas, ajoblanco o unas deliciosas torrijas en Navidad.

Elabora pan rallado casero

Aprovecha cualquier barra de pan duro para preparar tu propio pan rallado. Cuanto más duro esté el pan, mejor pan rallado podrás obtener, ya que será mucho más fino. El pan rallado te servirá para empanar escalopa de carne, pescado, croquetas, albóndigas, etc. Solo tienes que rallar o triturar el pan hasta conseguir que sean granos con textura arenosa. Almacénalo en un recipiente cerrado durante un par de días para que consiga una textura aun más crujiente y ya estará listo para usar. Más fácil, imposible.

Crea picatostes para ensaladas o sopas

Dale un toque crujiente y saludable a tus ensaladas, gazpachos o cremas con crujientes picatostes 100% caseros. Para prepararlos, corta el pan duro en dados pequeños y fríelos en aceite de oliva u hornéalos para que queden bien tostados sin necesidad de usar aceite. Si quieres, puedes añadirle tus especies favoritas (tomillo, orégano, romero, perejil, etc.) para darle un toque diferente y aromático.

Úsalo para darle mayor textura a tus platos

El pan duro es un excelente espesante de platos como cremas o salsas. Cuando no consiguen la textura cremosa deseada, añadiendo un poco de pan tostado y triturarlo o dejar que se disuelva suele ser una buena solución para revertirlo.

Prepara postres caseros

Puedes preparar deliciosa repostería haciendo uso del pan de ayer. Aunque es recomendable que, para ello, el pan no esté demasiado duro (de uno o dos días), se puede aprovechar para hacer desde un pudin hasta unas magdalenas. Solo debes mezclar el pan con leche, huevos y un poco de canela como base antes de seguir los pasos de cada receta.

Fuente: Alimentación sin desperdicio

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet