Turismo enológico: Mucho más que vino

Creado: Dom, 28/07/2013 - 18:10
Autor:
Credito
Por: Sandra Tobar/EP
Categoría
Turismo enológico: Mucho más que vino

Detrás de cada trago de vino se esconden multitud de emociones y sensaciones, un auténtico placer para el paladar que pone a prueba todos nuestros sentidos. Estas y otras muchas sensaciones son las que produce este producto en todos aquellos visitantes que deciden experimentar con este tipo de turismo y ya no pueden parar de repetir.

Según el Observatorio Turístico de Rutas del Vino de España, el año pasado el número total de visitantes registrados superó los 1,43 millones, un dato "positivo puesto que entendemos que, a pesar de la situación económica actual, la tendencia en enoturismo se sigue manteniendo al alza", indicó el presidente de ACEVIN, Diego Ortega Abengózar.

Se trata de un tipo de turismo en auge, porque "el vino juega un papel fundamental dentro de la oferta turística española puesto que la gastronomía es un elemento clave", según el presidente de ACEVIN.

No hay un vino mejor que otro, cada uno tiene sus propias características, por eso España, el país por excelencia del vino, ofrece un amplio abanico de rutas enológicas donde disfrutar desde la elaboración del vino hasta los principios de cata.

De ruta en ruta

Dos de ellas, son la Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme Penedès, prestigiosa por unos vinos y cavas de calidad excepcional, y las Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez, están al frente del ranking de las más visitadas, con 479.499 y 416.569 visitas respectivamente.

Esta segunda ruta cuenta con dos de las maravillas del mundo de la vitivinicultura: los vinos de Jerez y la Manzanilla. Procedentes de la comarca de  Marco de Jerez, con 7.000 hectáreas de viñedo que atesoran casi 3.000 años de tradición enológica.

Otra de las rutas que también goza de mucho prestigio es la Ruta de Ribera del Duero. Entre Burgos, Segovia, Soria y Valladolid se distribuyen alrededor de 100 pueblos bañados por el río Duero. Son vinos rosados, Tintos Jóvenes, Crianzas, Reservas y Grandes Reservas, todos ellos con algo en común: la uva Tempranillo.

Las Rutas del Vino Caminos del Vino de La Mancha, Bullas, Garnacha D.O Campo de Borja, Lleida, Ribera del Guadiana o Jumilla, entre otras, son parte también de una cultura que se extiende de norte a sur de la Península.

Turismo ligado al vino

El turismo enológico arrastra tras de sí otro tipo de turismo. Para el presidente de ACEVIN, el éxito está en la diversidad. "Hemos conseguido que el turismo de las Rutas del Vino de España ofrezca mucho más que vino", puesto que se complementa "al turismo cultural, de patrimonio, rural, de interior, gastronómico, activo y de naturaleza".

La Ruta Caminos del Vino de la Mancha ofrece la posibilidad de conocer el corredor ecoturístico más largo de Europa: la Ruta de Don Quijote; la Ruta de Jumilla (Murcia), ofrece dos actividades muy importantes: Música entre Vinos y las Jornadas Gastronómicas; y la Ruta de Ribera del Duero invita a visitar el Castillo de Peñafiel (Valladolid) desde el cual divisar la Bodega de Protos.

Y como no podía faltar en España, un país con muchas tradiciones festivas, el vino también tiene su protagonismo en algunas fiestas. A finales de julio, se celebra en la localidad riojana de San Asensio la famosa 'Batalla del Clarete'. Pero la más famosa es la 'Batalla del vino' en Haro, declarada de Interés Turístico Nacional.

La Rioja alavesa

Arquitectura y vino mantienen una idílica relación que se materializa en las fascinantes obras arquitectónicas que envuelven a las bodegas. La Rioja alavesa, que se nutre con 13.500 hectáreas de viñedos y cerca de 400 bodegas que elaboran anualmente alrededor de100 millones de botellas de vino, es el mejor ejemplo de ello.

Bodegas Ysios (Laguardia) es una de las grandes construcciones vanguardistas. Diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava es una construcción que se apoya en dos muros portantes de hormigón armado separados que recuerdan a una hilera de barricas.

Bodegas Baigorri, situada en el municipio de Samaniego es una obra del arquitecto Iñaki Aspiazu. La mayor parte de sus instalaciones son subterráneas, pudiéndose contemplar desde el exterior una gran caja acristalada.

Y otra de las maravillas es el Hotel Marqués de Riscal. Situado en el municipio de Elciego y diseñado por Frank O. Gehry, la obra es una mezcla entre la tradición vitivinícola más arraigada con el vanguardismo.

Navarra

El vino tampoco podía sucumbir al ecologismo, y en España existe una nueva tendencia aún por descubrir: el vino ecológico. Utiliza para su elaboración las mismas variedades de uva que el tradicional solo que minimizan el uso de productos químicos y requiere un trabajo más manual.

Navarra, es la comunidad pionera en este tipo de producto, que encuentra su mayor promoción en la Feria Internacional del Vino Ecológico (FIVE). Se calcula que en España hay alrededor de 400 bodegas de producción de vino ecológico, de ellas un total de 18 pertenecen a Navarra (13 de ellas adheridas a Five) que suponen el 10% de la vitivinicultura de la comunidad foral, según FIVE.

Se trata de un mercado que poco a poco empieza a gustar al turista español, aunque de momento "en lo ecológico si no te abres al mercado de la exportación, tienes más dificultades", explica el coordinador de la feria, Ignacio Bidegain.

Por producción y prestigio, entre las bodegas que podemos visitar en Navarra, encontramos entre los términos de Zurukuain y Gorozin Bodegas Aroa, pionera en la recuperación de prácticas de agricultura ecológica/biodinámica. Bodegas y Viñedos Quaderna Vía (Igúzquiza) y Bodegas Navarsotillo (Andosilla) son dos ejemplos más.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Sandra Tobar/EP