Los españoles desperdician once mil millones de euros al año en comida

Creado: Dom, 08/05/2011 - 13:37
Autor:
Categoría
Los españoles desperdician once mil millones de euros al año en comida

Eso supone 2,9 millones de toneladas de alimentos desperdiciados al año, o lo que es igual, que cada español desperdicia al año más 250 euros en alimentos.

El dato más alarmante es que gran parte de la comida que se bota podría haberse consumido y disfrutado con una mejor planificación, almacenaje y conservación.
 
La encuesta realiza revela algunos datos alarmantes, como que de la proporción de alimentos desechados, como medía, más del 50% del mismo es evitable cada año.

O el hecho de que aproximadamente el 30% de la comida empaquetada se tira sin ni siquiera haber sido abierta o tocados los alimentos.

Igualmente encontró que el mayor desperdicio se produce en frutas y verduras frescas, seguido de sobras procedentes de platos cocinados en casa y/o comida rápida.

Parte del problema radica en que la mayor parte de los consumidores no son conscientes de la cantidad de alimentos que tiran a la basura. Muchos incluso  están convencidos de que no desperdician nada, pese a que cada español tira casi 63 kilos de comida al año, lo que supone, en muchos casos, el peso del cuerpo humano.

En España, los consumidores estiman que su porcentaje de desperdicio es del 4 %, cuando en realidad la cifra se sitúa en el 18 %.

Para concienciar y animar a los consumidores a que actúen de una manera más responsable, Albal ha iniciado la iniciativa europea Save food, en colaboración con la organización humanitaria internacional Acción contra el Hambre, para ayudar a la gente a sacar el máximo partido de la comida comprada y que, así, la desperdicie en menor medida.

 Lo esencial es planificar mejor las comidas, utilizar la que se tiene en la nevera antes de comprar más o mejorar nuestro modo de evaluar el tamaño de las raciones y menús que cocinemos.

La investigación determinó que las causas más comunes del desperdicio de comida son la mala planificación y el almacenaje incorrecto. Además hay otros factores como no planificar las comidas con antelación para la semana siguiente, por lo que es habitual comprar más de la cuenta en el supermercado.

Asimismo, la atractiva presentación de los productos y las ofertas especiales hacen también su parte, pues tientan a los consumidores a añadir artículos al carro de la compra que no se encontraban originalmente en la lista. El resultado es una sobreabundancia de comida que acaba convirtiéndose posteriormente en alimentos desperdiciados en casa.

También muchos consumidores sencillamente no guardan la comida adecuadamente, lo que hace que alimentos frescos se estropeen antes de tiempo.

A todo ello se añade que por lo general se cocina y prepara demasiada comida, lo que hace que las sobras se conviertan en la segunda mayor categoría de alimentos desperdiciados.
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Noticias similares