¿Vajillas en la era de la libertad culinaria?

Creado: Jue, 17/07/2014 - 20:53
Autor:
Categoría
¿Vajillas en la era de la libertad culinaria?

Cada plato pudiera ser considerado una página en blanco donde cada chef o profesional de la cocina moldea, a su conveniencia y, sobre todo,  en función del más exigente gusto del cliente, los alimentos de mayor aceptación y complacencia posibles, siempre que respeten las condiciones elementales y regulaciones preestablecidas en esta materia.
Así reflexionó Erick García,  de Arcoroc - Alianza and Company, durante su conferencia sobre las nuevas tendencias en la vajilla, al subrayar que no hay nada mejor para un  buen vino que un recipiente de cristal que por la belleza de su diseño, resistencia y utilidad, realmente lo merezca.
Señaló que las nuevas tendencias y las posibilidades de las modernas tecnologías no pueden estar reñidas con la llamada era de la libertad culinaria pues lo más significativo es hacer que los otros disfruten de las creaciones que se presentan en la mesa.
Puntualizó que estar en la era de la libertad culinaria en la que se entrecruzan las diferentes culturas y los formatos de consumo de la gastronomía son cada vez más diversos.
De ahí que sea más conveniente hablar a veces de soportes más que de vajilla, pues cada día aparecen nuevos  receptáculos de comida, que solo deben cumplir su primera función: servir alimentos de la manera más confortable y estimulante para el comensal pero también más eficiente y sostenible para el servicio.
Explicó que lo que comercializan en Cuba a través de la firma se caracterizan por ser novedosos diseños, con una magnífica relación calidad-precio, productos de un material seguro, de durabilidad y resistencia probadas.
“No olvidemos- indicó- que aunque el auténtico protagonista debería ser el contenido de lo servido, si este es presentado en el soporte adecuado, independientemente de la categoría del servicio, ello realmente completa y equilibra el acto placentero del buen comer.”
Citó a Sylvie Amar, diseñadora especializada en hotelería y restauración, quien afirmó: “Objeto cotidiano por excelencia, el plato constituye para el diseñador, y evidentemente para el cocinero, un territorio de expresión privilegiado. Es una página en blanco que cada uno llena, construye, pinta o moldea a su manera. Pero éste responde a un sin fin de condicionantes para que pueda cumplir con su primera función: servir alimentos”.
Abundó en que hoy los colores neutros como el  blanco y las formas geométricas  sobrias continúan marcando la pauta a la hora de montar la mesa. “La vajilla  - aseguró el experto- es el soporte donde el chef elabora su arte, por ello una buena vajilla realza el valor de la comida que se va a degustar y el vino se saborea mejor servido en la copa adecuada.
Argumentó que las últimas  tendencias, en cuanto a vajillas, dejan por sentado que no existen normas  estrictas, las  grandes marcas se interesan por crear modas,  a veces tendenciosas, atribuyendo a esta un gran porciento de protagonismo a la hora de presentar una mesa convenientemente servida.  
“De las fabricas de vajillas más conocidas en el mundo –precisó-  podemos decir que hay algunas que  poseen  siglos de tradición,  y  otras,  como  Arc International, fundada en 1925 y  líder reconocido de las artes de la mesa, cuentan con altos niveles de tecnología que les permite utilizar e investigar nuevos materiales, en aras de lograr productos menos costosos que sean cada vez  más  resistentes,  más  livianos y cuyo  diseño  sea  cada vez más atractivo y utilitario.”  
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.