H. Upmann Connossieur B. Armonías con vino

Creado: Lun, 14/10/2019 - 09:56
Autor:
Credito
William Arias y René García Valdés
Categoría
H. Upmann-Connossieur-B

En el remoto 1844 Herman Upmann apuesta por incursionar en la floreciente industria del tabaco cubano de aquellos tiempos. Con mucha ilusión y visión de negocios emprendió el viaje que aún mantiene su trayectoria con gran empeño y buen ritmo. Nacía la marca H. Upmann, que al día de hoy sigue deleitando a los más exigentes devotos de este apasionante mundo.

Esta marca, representativa de los Habanos de fortaleza de suave a medio, lanzó en 2017 una nueva propuesta. Se trata del Connossieur B, un Habano que apuesta por la fumada compleja con cepo 54 y 150 mm de largo conocido en Galera como Geniales.

Recomendamos: H. Upmann. La historia de un mito

H. Upmann Connossieur B fue creado para las Casas de Habanos y los establecimientos que ostentan la categoría de Especialistas en Habanos, como parte de la estrategia de la compañía Habanos S.A. de ofrecer productos personalizados para estos canales de venta.

Ha sido tal su impacto en el mundo de los conocedores que fue uno de los presentados en el Hotel Sheraton de Hong Kong con motivo de celebrar el 20 aniversario de las Casas de Habanos.

Estamos en presencia de un calibre grueso, que va a presentarnos una bocanada amplia y compacta. Su recorrido permitirá delimitar perfectamente los tres tercios, que irán desde el frescor inicial con sabor a frutos secos, notas más acentuadas de madera, tonos melosos que ganan estructura a medida que se concentra la fumada.  En su degustación aparece un ligero sabor a cedro junto a una astringencia característica  y un  discreto amargor que hace más persistente en boca la fumada. Sin dudas, un habano que evoluciona al fumar.

H. Upmann-Connoisseur-B
H. Upmann Connossieur B.
 

El perfil de sabor suave a medio de este Habano permite y acepta bebidas que no sean de alta expresión alcohólica, pues favorecerán sabores afrutados y cierta acidez que se correspondan con el frescor inicial de la fumada.

Por tal motivo, para alcanzar la armonía Habano-bebida se sugiere un vino tinto con cuerpo (con añejamiento en barrica de al menos 24 meses) y de gran calidad. Esto  permitiría llevar sensaciones a la boca de taninos maduros que conserven cierta fruta concentrada y ligera acidez  para soportar la complejidad del Habano en cuestión.

Vinos con estas características podemos encontrarlos en muchas regiones del mundo vitivinícola. Italia presenta ejemplos de estos, tales como Amarone della Valpolicella, en el Veneto y Morellino di Scansano Riserva, en Toscana. España puede apostar a esta armonía por los riojanos de estilo moderno, siempre que su crianza no sea mínima ni excesiva. Similares características pueden estar en los tintos de Toro. Para propiciar un contraste agradable en el paladar, oportos. El estilo de los VDN franceses con la cepa grenache noir como principal armonizaría perfectamente también.

En fin, varias posibilidades de vino para un Habano único: H. Upmann Connosieur B. Esa es otra de sus grandezas.

Fuente: Revista Excelencias Gourmet No. 63

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
William Arias y René García Valdés