Anthony Myint gana el Basque Culinary World Prize 2019

Creado: Mié, 17/07/2019 - 08:00
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Basque Culinary World Prize-2019

El ganador del Basque Culinary World Prize 2019 ha sido el chef estadounidense Anthony Myint, quien usa la gastronomía como un motor para reducir el impacto medioambiental a través de sus proyectos ZeroFoodprint y la Perennial Farming Initiative. 

El premio, que concede anualmente el Basque Culinary Center (BCC) de San Sebastián en colaboración con el Gobierno Vasco, reconoce a cocineros con iniciativas transformadoras para la sociedad en áreas de innovación, tecnología, educación, medioambiente, salud, industria alimentaria y desarrollo social.

El anuncio del vencedor, se realizó este 16 de julio en el marco de la reunión anual del Consejo Internacional del BCC en San Francisco, teniendo como anfitriona a la chef Dominique Crenn (Atelier Crenn), tres estrellas Michelin).

El jurado internacional estuvo presidido por Joan Roca y compuesto por algunos de los chefs más importantes del momento —Massimo Bottura, Manu Buffara, Eneko Atxa, Dominique Crenn, Yoshihiro Narisawa, Andoni Luis Aduriz, Enrique Olvera, Trine Hahnemann, Katina, Kyle Connaughton y Jock Zonfrillo— y un grupo interdisciplinar de expertos, fue el responsable de seleccionar al ganador de esta edición.

Basque Culinary World Prize 2019

Anthony Myint, quien se ha impuesto a los otros 9 finalistas de esta cuarta edición, propone con convicción, persistencia y creatividad, encarar, desde la cocina, uno de los desafíos más importantes de la sociedad global: el cambio climático. Por ello recibirá una dotación económica de 100.000 euros que deberá destinar a su proyecto.

En San Francisco impulsa iniciativas como ZeroFoodprint, en la que, combinando investigación y herramientas prácticas, colabora con restaurantes para encontrar soluciones a medida que reduzcan su impacto medioambiental. En este sentido, a través de sus proyectos, explora la interrelación entre los establecimientos y el medio ambiente y aconseja a las empresas de alimentos sobre opciones viables para reducir su huella de carbono, e incluso sobre cómo ser neutral en emisiones de carbono. Más de 30 influyentes restaurantes repartidos por el orbe, como Benu (San Francisco) o Noma (Dinamarca), aplican su metodología.

En 2019, a través de la iniciativa Perennial Farming, también unió fuerzas con el estado de California para lanzar el Programa "Restore California", que brinda a los proveedores y consumidores información transparente sobre la huella ambiental de los restaurantes para que puedan tomar mejores decisiones. Todos los restaurantes de la lista pueden ser neutros en carbono o ayudar a los agricultores locales a eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera.

Anthony Myint, ganador del Basque Culinary World Prize 2019 expuso: "Empecé a cocinar porque creo que los restaurantes pueden hacer del mundo un lugar mejor, y convertirme en padre hace siete años me inspiro a explorar cómo pueden afrontar los chefs el cambio climático. Desde entonces, científicos han confirmado que un terreno sano y buenas prácticas agrícolas pueden solucionar el calentamiento global. Estoy realmente emocionado de que el Basque Culinary World Prize ponga el foco en soluciones optimistas dentro del mundo de la alimentación, y estoy increíblemente honrado de representar lo que espero sea el comienzo de un movimiento mucho mayor. Creo que todos los componentes del mundo alimentario, chefs, comensales, granjeros y legisladores pueden aunar fuerzas para crear un sistema alimentario renovable. Los restaurantes tienen la oportunidad de restaurar y de recuperar todo el carbono que estuvo presente en el terreno".

En el acto del anuncio del ganador, Joan Roca, explicó que "en lugar de contribuir al problema del cambio climático, la gastronomía puede ser parte de la solución".

Roca añadió que "más que una llamada a tomar conciencia, Anthony Myint hace una llamada a la acción brindando herramientas concretas para que nuestro gremio reduzca su impacto en el medio ambiente y forme parte activa dentro de los esfuerzos colectivos que se requieren para abordar una problemática tan universal como esta y ser parte del cambio".

En su primera edición el Basque Culinary World Prize fue obtenido por la venezolana María Fernanda di Giacobbe en 2016 por su labor para promover cambios sociales a partir del trabajo con el cacao y el chocolate de origen en su país. En 2017 la colombiana Leonor Espinosa fue merecedora el reconocimiento por su proyecto Funleo en el que asume la cocina popular de su país como motivo de orgullo y reivindica el hacer y el saber ancestral de poblaciones sobre todo indígenas y afrocolombianas. En el 2018 el vencedor fue Jock Zonfrillo por su proyecto Orana Foundation con el que da visibilidad a todo el legado de recetas, semillas y formas de cocina de los indígenas australianos.

Fuente: La Vanguardia, Gastroeconomy

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet