Cestas de Navidad: la génesis de una tradición muy española

Creado: Lun, 30/12/2019 - 14:02
Autor:
Credito
Héctor Hernández
Categoría
cestas-navidad

Las cestas de Navidad son algo muy tradicional durante la Navidad en España. Básicamente consisten en una cesta de mimbre o una caja con productos gastronómicos que las empresas suelen regalar a sus empleados durante estas fechas. Contienen desde embutidos hasta dulces o bebidas alcohólicas, aunque cada vez hay más originalidad y personalización en el contenido. ¿Cómo nació esta tradición y cuál ha sido su historia hasta nuestros días?

La Sportula romana

Las primeras referencias históricas que podemos encontrar nos llevan hasta el antiguo Imperio romano. En esa época las personas más pobres y desprotegidas se ponían a las órdenes de un patrón en lo que necesitara a cambio de protección o sustento para él o su familia. Estas personas, llamadas clientes en este sistema de organización social, prestaban todo tipo de ayuda o atención a sus patronos en lo que necesitasen, desde realizar recados a acompañarlos en determinados actos sociales. No todos los clientes tenían la misma consideración ni tenían permitido acompañar al patrón o acceder a las instancias interiores de su casa, pero para el patrón era un símbolo de prestigio tener muchos clientes a su disposición.

Esta estratificación social, cuya creación es atribuida a Rómulo (fundador de la ciudad de Roma según la leyenda), pretendía ser un sistema de relaciones que uniera a la sociedad romana, de manera que los plebeyos no tuvieran envidia de los patricios evitando faltas de respeto, y a su vez contarán con la protección política y jurídica de su patrón. Para los patronos, contar con clientes era un símbolo de dignidad que les permitía ascender en su consideración política e importancia social.

Uno de los pagos en especie que recibían a diario estos clientes era la llamada Sportula, que en su origen fue una cesta de mimbre para llevar alimentos. Con el tiempo pasó a denominarse con ese término a los regalos, donaciones o recompensas que los clientes recibían de su patrón. Era una recompensa y como tal no todos los clientes disfrutaban de la misma Sportula, no todos tenían esa consideración. La Sportula más importante se realizaba en las fiestas de Saturnalia, desarrolladas a lo largo del mes de diciembre y que tenían su día grande el día 17 de ese mes. En esa época las familias se regalaban entre ellas todo tipo de objetos, momento en el que se entregaba la Sportula Saturnalia. Con el paso del tiempo la Sportula pasó a ser dinero, 100 cuadrantes, la moneda de la época. Era el conocido como Astranae, que hoy en día podemos equiparar al aguinaldo.

Otra deriva de la historia, quién sabe si más leyenda que verdad, sugiere que el mismo Rómulo recibió el primer día de año un regalo en forma de ramas de un árbol frutal del jardín de la diosa Strenia. La costumbre arraigó con el tiempo: un regalo el primer día de año nuevo en forma de dinero, las "estrenas" que muchos conoceréis en casa.

Boxing day

La tradición anglosajona que reina en las antiguas colonias del Imperio británico cuenta con su propia versión de las cestas, que tienen como fecha cumbre el 26 de diciembre. Según la tradición ese día, el día de San Esteban, era elegido por las clases nobles para dar todo tipo de regalos a los trabajadores del servicio doméstico de la casa. También existen indicios de costumbres similares de la iglesia con las clases más desfavorecidas, de trabajadores que acudían a su puesto con una caja en la que invitar a sus jefes a realizar una donación e incluso de propinas a determinados profesionales como agradecimiento al servicio prestado a lo largo del año. Las cajas de Navidad o Christmas Boxes tienen su origen en la Edad Media y son una tradición popular en todos los países de influencia británica que ha adoptado diferentes formas.

Las cestas de Navidad en España

En España la tradición toma forma a finales del siglo XIX en organismos estatales y administraciones públicas, muy posiblemente influenciadas por ese origen romano y por la tradición anglosajona de dar regalos a los trabajadores y a sus familias en unas fechas tan señaladas. El escaso tejido económico e industrial de esa época junto a los conflictos armados no permitieron que la costumbre se expandiera hasta el sector privado y las empresas hasta unas décadas más tarde.

No sería hasta la década de los 50, con el Franquismo ya instaurado y la mejora lenta y progresiva de las condiciones laborales, cuando se consolidaría como tradición también en empresas ya con un formato parecido al que conocemos actualmente, usando cestas de mimbre al estilo de las sportulas romanas. Las cestas de Navidad complementan las pagas extra y suponen un motivo de alegría para el trabajador. Con la llegada de la crisis del año 2008 la inversión en este sector bajó considerablemente, y ha remontado en los últimos años de la mano de las mejoras en las condiciones económicas y laborales de los empleados.

Fuente: Bon Viveur

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Héctor Hernández