Plantas aromáticas y hortalizas: 10 claves para cultivarlas en casa

Creado: Lun, 27/04/2020 - 00:40
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
plantas aromáticas-huerto-en-casa

¿Qué ingredientes podrías suprimir de tu lista de la compra si tuvieras un huerto en casa? Ya sea que vivas en un entorno rural o urbano, algunas hortalizas y plantas aromáticas como el tomillo, la albahaca y los tomates cherry, pueden cultivarse con éxito en azoteas, terrazas, patios y hasta balcones. Así, tendrías siempre a mano productos frescos y muy utilizados en la cocina, sin necesidad de adquirirlos en diferentes establecimientos.  

La creación de nuestro propio huerto puede ser un desafío, sobre todo cuando el espacio del cual disponemos es pequeño y se tienen pocos conocimientos sobre el ciclo vital de algunas especies. Además, es cierto que cualquier emprendimiento agrícola supone tiempo, dedicación diaria y esfuerzo… Sin dudas, un huerto en casa no requiere menos voluntad, pero las recomendaciones que hemos seleccionado del libro Ecología sobre la mesa —de los autores María Arce, Eva Martínez, Marina Tarancón e Íñigo González—, pueden ayudarte a lograr estos cultivos a menor escala y enriquecer tu despensa.

¿Cómo crear un huerto en casa?

1- Estudia el espacio del que dispones y su orientación, las horas de sol y el viento. Hay verduras como el perejil, la espinaca o la zanahoria que no necesitan mucho sol; y algunas plantas aromáticas que pueden crecer bien dentro de casa, cerca de una ventana soleada. En cambio, como veremos más adelante, otras requieren de una mayor exposición al sol.

2- Aprovecha el espacio de distintas maneras: sujetando celosías en la pared de la terraza o balcón, creando una pirámide trepadora con tomates o calabaza... También puedes auxiliarte de jardines verticales y macetas colgantes.

3- Como recipiente emplea jardineras y macetas, o reutiliza bidones de plástico para las patatas, envases de yogur y cartones de leche, entre otros.

4- No olvides hacer un agujero de drenaje en la base del recipiente seleccionado y colocar un plato para retener el agua. Ten en cuenta que las hortalizas requerirán macetas o jardineras más grandes para un mayor desarrollo de la planta.

5- Puedes preparar tu propio sustrato mezclando buena tierra de huerto o jardín, compost o mantillo vegetal y arena, a partes iguales. En el fondo del recipiente, pon cantos rodados o gravilla como drenaje.   

6- En cuanto al abono, puedes crearlo tú mismo mediante el compostaje de desperdicios orgánicos de la cocina o de otras plantas (restos de verdura o fruta, posos de café, hojarasca...).

7- El riego dependerá de las condiciones climáticas, pero en general es mejor llenar el plato que mojar la planta, a no ser que esta lo requiera o que el ambiente sea muy seco, ya que de lo contrario es más fácil que se desarrollen hongos en las hojas. Si dejas reposar el agua del grifo durante un día, el cloro se evaporará y obtendrás agua de riego de mayor calidad.

8- En cuanto a las plagas, ten en cuenta que es normal que parte de las plantas sean aprovechadas por insectos. Hay asociaciones vegetales que las previenen, por ejemplo, pueden cultivarse plantas aromáticas como el tomillo, la salvia o la menta entre las hortalizas. Igualmente el ajo, la cebolla, la ruda o la tomatera contribuyen a evitarlas.

9- Si una plaga afectara nuestro huerto, hay productos caseros que son biodegradables y no persisten en la planta, como el agua jabonosa (jabón neutro), el purín de ortiga, la decocción de ajos y cebollas, agua con nicotina, etc.

10- A finales del otoño, conviene podar las plantas aromáticas, dejando algún brote.

Le puede interesar: Plantas aromáticas: sabor exótico y natural

Plantas aromáticas, frutas y hortalizas que podemos cultivar en casa con facilidad

Tomillo

Precisa de una ubicación muy soleada y de riegos espaciados; de hecho, cuanto más seca esté la tierra más intenso es su aroma. Debe cortarse antes de usar, o hacer podas continuadas, dejando algunas hojas en la parte baja de la planta. También se da en semisombra e interiores.

Orégano

Se puede colocar junto a la ventana o en el exterior. Necesita mucho sol, pero a la vez que la tierra esté húmeda. Debe podarse asiduamente para que rebrote mejor.

Perejil

Necesita ser regado con frecuencia, pero tiene que estar bien drenado. Puede crecer en semisombra y también en interior. Se usa la planta entera; si se corta a menudo aumenta su producción.

Albahaca

Puede ubicarse en interior y necesita abundante sol y agua. Se emplean tanto las hojas como las flores.

Tomates cherry

Se pueden plantar en exterior, ya sea en un balcón u otro lugar soleado, protegido y resguardado de la niebla. El riego debe hacerse a nivel de suelo y solo cuando la tierra esté seca. Cuando empieza a crecer, la planta necesita un tutor (guías que se colocan en el recipiente para que la planta crezca siguiendo la trayectoria más adecuada).

Lechuga

Necesita semisombra y riegos frecuentes por encima de las hojas. No requiere mucho espacio, basta con una maceta pequeña.

Acelga

Puede estar al sol o en sombra parcial. Un buen lugar es al lado de una ventana soleada. Necesita riegos frecuentes y mantener la tierra siempre húmeda. A medida que crece, debemos ir cortando las hojas exteriores y dejar siempre dos o tres pequeñas.

Arándano

En zonas templadas debe situarse al sol, pero no en los climas cálidos. Debe protegerse del viento y no hay que podarla. Prefiere los sustratos ácidos y necesita riegos frecuentes.

Fresas

Hay que colocar las macetas a pleno sol para que maduren bien. Necesitan riegos frecuentes y mantener la tierra húmeda.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet