Viena conjuga la cocina de fusión judía, italiana y húngara en el plato

Creado: Lun, 26/09/2022 - 13:02
Autor:
Credito
Enric Ribera Gabandé
Categoría
Salonplafond

Meissel & Schadn, Glacis Beisl, Salonplafond, Gasthaus Wrenkh y la pastelería Demel, símbolos restauradores de la capital austriaca
 

Viena no solo es música, arquitectura, historia y museos, si no también es hotelería de gran prestigio y gastronomía de grandes chefs, y restaurantes de alta cocina. Viena ofrece una fusión de cocina judía, italiana, húngara y turca en el plato. Uno de los emblemas restauradores más destacados de este sector de la capital de Austria, es el Hotel Grand Ferdinand Viena. Está situado en una zona comercial de esta, en las inmediaciones de Viennese coffeehouses. Es un establecimiento único que se remonta a 1952, situado a 15 minutos a pie de Esperantomuseum y de Jewish Museum of the City of Vienna, y a 1,1 km de Denkmal Wolfgang von Polheim.

Comedor del Grand Ferdinand
Comedor del Grand Ferdinand

 
Los huéspedes pueden disfrutar del desayuno en el restaurante. El menú del bar ofrece diferentes tipos de champán y café. 5 minutos de paseo separan el hotel de la estación del metro Karlsplatz, y quince minutos, de la estación de tren de Rennweg. El restaurante del Grand Ferdinand es el Meissel & Schadn, un nombre legendario que representa todo lo que una vez hizo famosa la cocina vienesa. Aquí es donde se elabora a la perfección la comida favorita de los austriacos, el Wiener Schnitzel, y donde se celebra la cocina vienesa.

Jürgen Gschwendtner, chef de Meissel & Schadn
Jürgen Gschwendtner, chef de Meissel & Schadn

Salonplafond

El restaurante del MAK (Museo de Artes Aplicadas/Arte Contemporáneo), fue reformado por completo hace un tiempo. Solo permanece en pie el impresionante casetón, que ha sido bautizado con el nombre de Salonplafond. Durante el día, se sirven platos sencillos para los visitantes del museo y los empleados de las oficinas, entre los que no falta la gastronomía clásica vienesa. Por la noche, la cocina adopta su forma más alta. La oferta pone en el menú pura gastronomía austríaca. Es impresionante ver servir el rábano helado junto con la carne de cerdo, o ver sobre la mesa una trucha con ruibarbo.

Gasthaus Wrenkh, platos vegetarianos

Equipo profesional del Gasthaus Wrenkh
Equipo profesional del Gasthaus Wrenkh

 

Gasthaus crea cada año ocho menús vegetarianos de temporada para armonizar lo más posible con los ciclos de la naturaleza. Su tarea culinaria es hacer sabroso lo que la naturaleza tiene para ofrecer. Para su equipo profesional, la cocina es la fusión de la artesanía y la individualidad. Los productos se sirven y procesan frescos todos los días.

Glacis Beisl, típica taberna vienesa

Glacis Beisl
Glacis Beisl

 

Los 'beisl' son las típicas tabernas vienesas que cuentan con una arraigada tradición que se mantine firme en el panorama gastronómico, siendo el Wiener Schnitzel, el plato rey de la casa, considerado un filete al estilo de Viena o también escalope vienés, uno de los más famosos platos de la cocina austriaca. Los excelentes vinos del país o una espumante cerveza local de Ottakringer, son idónios para regar esta especialidad típica del país austriaco, tan apreciado.

Demel, la pastelería de la Corte Real

Pastelería Demel
Pastelería Demel

 

Demel es una de las pastelerías más famosas de la ciudad de Viena, situada en Kohlmarkt 14, cerca del palacio del Hofburg. Demel, como se le conoce vulgarmente, es la chocolatería de Viena por excelencia.
 
Fundada en 1786, siempre fue la proveedora de dulces oficial del Imperio y de la Corte Real Austrohúngara. Y esa imperialidad se nota en su ambiente: los dependientes y camareros atienden a los clientes en tercera persona, diciendo 'él/ella quiere', que es la forma histórica de la dirección de cortesía en alemán.
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Enric Ribera Gabandé