Mundo: Más de 43 millones de personas consumen vino español habitualmente

Creado: Dom, 19/07/2009 - 17:34
Autor:
Categoría

Mundo: Unas 43 millones de personas consumen habitualmente vino español en los principales mercados de distribución internacional.

Así se desprende de los estudios presentados en la jornada ‘Ventas y notoriedad de los vinos españoles en los principales mercados mundiales', los cuales dejaron claro que la salud de los caldos españoles es buena, pero que tienen todavía muchos mercados por explotar.

El primero de los estudios presentados, realizado por la consultora Nielsen, dibuja una nítida imagen de qué vinos se venden con mayor asiduidad en los canales de alimentación de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Suiza, Países Bajos y México y cuáles son las tendencias más acusadas en ellos.

Aunque la cuota de penetración del vino español en estos países es del 15,3% en su conjunto, existen notables diferencias entre unos y otros.

En general, el volumen de ventas de vinos españoles en estos mercados ha presentado un comportamiento más negativo que la media. Sin embargo, el aumento de los precios medios ha hecho crecer el valor de las ventas, en algunos casos de forma destacada.

El segundo trabajo, fruto de una encuesta sobre la ‘Notoriedad de los vinos españoles en los principales mercados de exportación, en comparación con los vinos de otros países productores', ha sido realizado por la empresa británica Wine Intelligence en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Holanda, Bélgica y Suiza.

En él se afirma rotundamente que más de 42 millones de consumidores beben vino español en estos seis países con relativa frecuencia (siete millones al menos una vez por semana, y otros 36 millones al menos una vez cada tres meses), pero hay aún 103 millones de consumidores que no lo hacen, bien porque, a pesar de ser consumidores de vino, no conocen los productos españoles o porque lo beben en muy contadas ocasiones.

Este estudio ofrece detalles relevantes sobre el grado de conocimiento y aprecio de los vinos españoles por parte de los consumidores de los principales mercados, incluyendo oportunidades de consumo, niveles de precios y calidad con los que se asocian y la comparación con vinos procedentes de otros países productores.

Ambos estudios ponen de relieve las carencias más significativas del vino español de cara a la exportación, pero también indican el camino a seguir e identifican grandes oportunidades.

El sector vinícola español debe centrarse en dar a conocer su gran diversidad y potenciar su imagen como productor de vinos de calidad para todos los segmentos del mercado, así como en adecuar las estrategias de promoción a las características específicas de cada país de destino.

Las posibilidades para nuestros vinos son muchas, especialmente en un momento en el que algunos de nuestros más directos competidores tienen graves problemas y en el que existen -como Estados Unidos, con una joven generación de más de 60 millones de consumidores- importantes nichos de mercado por explotar.

El evento en el que se presentaron estos trabajos fue organizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) en colaboración con el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

Con el aforo completo, Jaime Montalvo, Director General de Promoción del ICEX; José García-Carrión, Presidente del Observatorio, y Rafael del Rey, Director General del mismo, detallaron el objetivo de esta convocatoria: mostrar al sector vitivinícola una detallada radiografía de la situación de nuestros vinos en los principales mercados importadores.

Los resultados de los estudios realizados identifican claramente problemas pero también oportunidades.

El consumo del vino español en los principales mercados mundiales se estanca. Las ventas en los canales de alimentación de EE UU, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Suiza, Países Bajos y México ha crecido un 0,6% en 2008, una tendencia más desfavorable que el conjunto del mercado, según los datos de AC Nielsen.

En todos los mercados analizados, las ventas en términos de volumen presentan un comportamiento negativo, lo que supone una pérdida de peso en cada uno de estos países. Sin embargo, el aumento de los precios medios de venta otorga crecimientos al valor de las ventas.

España es el sexto país por procedencia en el mercado estadounidense, con una cuota del 1,1%. En Gran Bretaña, nuestros vinos son los quintos más comprados, con un descenso del 2,9% en ventas y un crecimiento del 1,9% en valor.

En Alemania, los españoles compiten con los vinos locales y franceses; suponen el 7,6% del volumen y el 10% del valor de mercado. Bélgica, por el contrario, consumió un 5% más de vinos españoles en 2008. En México, un país en expansión, con un aumento de las ventas del 15,3%, las del vino español cayeron un 1,4%.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.