Gloria Ferrer despierta a La Habana con un nuevo sueño americano

Creado: Jue, 02/10/2014 - 19:57
Autor:
Categoría
Gloria Ferrer despierta a La Habana con un nuevo sueño americano
Hay un nombre exquisito en California, en realidad hay muchos nombres, pero me refiero a uno ligado intrínsecamente al vino, al buen gusto, a la esencia misma de la bebida perfecta. Lo diré, en este caso lo escribiré, sin preámbulos, con la misma prestancia con que su casa presenta a varios de los mejores vinos del Nuevo Mundo: Gloria Ferrer, y punto. Sobran los adjetivos. Lo que no sobra es el nuevo dato: Gloria Ferrer en la XV edición de la Fiesta del Vino, Gloria Ferrer en el Hotel Nacional de Cuba. El glamour también puede venir embotellado. 
No es nada nuevo que UCSA Freixenet nos regale, desde el mismísimo corazón de Sonoma, California, una propuesta de calidad, un segmento de lo mejor del mercado contemporáneo,  ahora con tres variedades de lujo de Gloria Ferrer: Sonoma Brut, Chardonnay y Pinot Noir. 
El vino espumoso Sonoma Brut nos asalta con un color pajizo, mucho brillo, aroma fresco y seductor, una burbuja bien fina y bastante frescor, finiquitando semejante delicia con un toque harto agradable en el paladar. En 2010 este vino ganó medalla de oro en Los Angeles International Wine & Spirits Competition y fue nombrado el mejor espumoso de la competencia. Cuando se huele enseguida evocamos el aroma a pera, cítricos y algo de flores blancas y almendras. En boca sabe a manzana verde, naranja, pera y avellana. Recuerda también un poco a las fresas y tiene un toque especiado a canela bastante agradable. Es un vino refrescante gracias a la acidez que presenta. No sobra decir que ha sido un vino espumoso muy premiado, pues fue calificado con 90 puntos, ocupando el lugar 78 entre los mejores 100 vinos del 2009, según Wine Spectator. Por su parte, Wine Enthusiast le concedió 89 puntos y entre el 2009 y 2010 ganó 13 medallas de oro en todo el orbe, además de múltiples menciones como el mejor espumoso que se podía conseguir por su precio.
El caso del Chardonnay, los sommeliers reunidos en el Comedor de Aguiar del Hotel Nacional de Cuba concordaron en que se trata de un vino de tono verdoso, joven pero fuerte, con aromas de madera y tonos grasos, ideal para ocasiones especiales. Las uvas utilizadas para hacer este vino se vendimian manualmente y se prensan en racimos enteros para conseguir un producto de máxima delicadeza. Después de una fermentación en barriles de roble francés, el vino envejece en contacto con las lías durante diez meses. 
El Pinot Noir está creado a base de diversos clones de diferentes viñedos, con uvas de distintas parcelas. De ahí su color intenso, elocuente y marcado, así como su sabor persistente en boca. 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.