Entrevista a María Cardín Blanco, Adjunta Dirección de Valle Ballín y Fernández

Creado: Mar, 25/03/2014 - 12:41
Autor:
Credito
Por: Consuelo Elipe
Categoría
Entrevista a María Cardín Blanco, Adjunta Dirección de Valle Ballín y Fernández

La sidra española es famosa en el mundo entero. No obstante, marcas como El Gaitero, La Gaitero o Pomarina destacan en este universo por su calidad. Sobre ellas y los planes al respecto habla para Excelencias Gourmet  María Cardín Blanco, Adjunta Dirección de Valle Ballín y Fernández.

Queremos que nos cuente qué productos componen su marca para aquellas personas que no les suena su nombre corporativo, por decirlo así.    

Tenemos una amplia gama de productos. Tenemos unas varias sidras de distintos tipos y otros productos derivados de la manzana. Las sidras que tenemos son las clásicas de etiqueta dorada y etiqueta blanca, y está además la Gaitera etiqueta negra que es más seca, la Natural del El Gaitero que es una sidra natural filtrada, Tercio del El Gaitero que es una botella de tercio pico cerveza con una sidra más refrescante, más para tomar durante todo el año y no como una sidra de celebración.

 

Otros productos que tenemos con marca El Gaitero son el dulce de manzana, jugo de manzana, gelatina de manzana, mermelada de manzana. También tenemos turrones y dulces navideños, aunque eso es una producción muy artesanal y solo la distribuimos en el ámbito de Asturias.

 

Casi olvidaba que con El Gaitero también tenemos la sidra sin alcohol, que fue un éxito total estas navidades. De hecho, probablemente sea el producto que más estamos vendiendo desde que comenzó el año. Gusta mucho y es un producto bastante logrado para ser una sidra sin alcohol. Estamos muy contentos con esta sidra.

 

Después tenemos la marca Pomarina, que es la marca que tenemos con denominación de origen Sidra de Asturias, con dos sidras: una sidra espumosa con segunda fermentación y una sidra natural filtrada.

 

¿Todas estas manzanas que nos describe son de un mismo lugar? ¿Sus lugares de producción están focalizados en un lugar o tienen varios puntos?

 

Nosotros tenemos de producción en España, en Villa Viciosa, y tenemos en Argentina una bodega y una planta de embotellado que sirve al cono sur de América. Desde Villa Viciosa hacemos la sidra que vendemos al resto del mundo.

 

Las manzanas para hacer toda la sidra que hacemos no las hay en Asturias. Procuramos comprar manzanas cerca de Asturias, en León, en Galicia, algo en Zaragoza que es una zona de producción de manzanas. Raramente compramos algo fuera de España y si lo hacemos suele ser en Portugal.

 

La sidra Pomarina es 100% manzana de plantaciones acogidas a la denominación de origen Sidra de Asturias, con las 22 variedades que tenemos en la denominación de origen y ahí sí tenemos bastantes hectáreas de manzanos. Formamos parte de una pequeña cooperativa donde todos los cooperativistas nos traen sus manzanas.

 

Hemos visto una evolución de la sidra a lo largo de los años. Como usted decía, al principio solo se ubicaba para celebrar y, sin embargo, yo veo que se ha roto ese tema y quizás están viendo más a la gente joven para que sea un consumo todo el año. ¿Cómo les va con esas campañas de comunicación y esa estrategia?

 

La verdad es que de momento estamos contentos. Llevamos muchos años haciendo campañas de comunicación para beber la sidra en verano y demás. Lo que pasa es que también el formato de botella grande la gente lo asocia a la celebración. Es la marca El Gaitero, celebración, botella grande.  

 

Con la marca Pomarina, en cambio, es una sidra distinta, se puede comer con ella, se consume a lo largo del todo el año, y el botellín de tercio lo vemos y no piensas en celebración, sino en terraza, en verano o tomándolo con hielo y una rodaja de manzana.

 

¿Qué proporción tienen ustedes de mercado nacional y qué están haciendo con el mercado internacional? ¿Cómo están sus exportaciones?

 

La proporción es más o menos 80 – 20, 85 – 15, depende del año. Nosotros llevamos exportando desde que empezamos a hacer sidra. De hecho, este tipo de sidra se hizo para llevar la sidra a la emigración española en América y vendemos en América, en Estados Unidos, Centroamérica, prácticamente en todo el continente.

 

Antes de la Revolución cubana nuestro mayor mercado, más que España, era Cuba. Cuando se perdió ese mercado tuvimos que reinventarnos y centrarnos en el mercado nacional.

 

En Europa, El Tercio es un producto que hicimos especialmente para Inglaterra, aunque se vende también en España. Vendemos en Francia, Italia, Noruega, Suecia, Alemania. En China el mercado es muy grande y apetitoso, pero es muy complicado y esperamos entrar este año. Ya tenemos un contrato con un importador con buenas referencias y esperamos que sea la definitiva. En África también esperamos entrar este año. Vendemos en Australia, Filipinas, Malasia.

 

¿Están preparados a nivel de producción si se despierta China y empieza a tener esa grandísima demanda?                          

 

A mí lo de China me preocupaba la primera vez que fui allá. Ya no me preocupa eso. Nosotros trabajamos 8 horas en producción y nos quedan dos turnos más que, si hacen falta para China, se trabajan.

 

¿Y la manzana?

 

La manzana ya se buscará. Al final no hay que pensar que vas a empezar a vender en China porque todo el mundo está vendiendo en China. Es un mercado muy difícil, es otra mentalidad, la sidra es desconocida totalmente. La última vez que estuve allí vi alguna sidra inglesa en la tienda y sé que somos más los que estamos intentando. Hay veces en que la competencia es buena, pues si no se conoce la sidra cuantos más intentemos venderla es mejor y chinos hay muchos así que no pasa nada.

 

El tema de los maridajes que veo que casi todos los productos están por ese lado, intentando convencer a la gente o abriendo otras puertas. ¿Cómo están ustedes trabajando ese tema?

 

Nuestras sidras tradicionales son más dulces y se toman con postres, turrones, sirven para maridar con dulces, aunque hay gente que come con ella. Las otras sidras que tenemos y son un poco más secas, las naturales o espumosas, esas van con quesos, con mariscos, pescados, arroces. Por ejemplo, la Pomarina está buenísima con sushi. Son sidras con las que se puede comer.

 

Todo depende del gusto de cada uno. A mí me gusta más el vino tinto que el vino blanco y, por mucho pescado que coma, prefiero el vino tinto, aunque prefiero la sidra ante todo.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Consuelo Elipe