El Geisha, la taza de un buen café

Creado: Sáb, 23/08/2014 - 15:31
Autor:
Credito
Por: Marcelino Rosario
Categoría
El Geisha, la taza de un buen café

Ese olor que retumba entre las montañas de Boquete y que detiene hasta el cantar de los pájaros, es el Geisha Especial tostado, la excelencia del mejor café del mundo. Su máxima calidad se alcanza cuando supera los 1 500 metros sobre el nivel del mar, y es actualmente el café más codiciado por compañías compradoras de Taiwán, Japón, Australia, España y Estados Unidos. En el 2013 alcanzó su precio más alto: B/.350.25 por libra en un lote de 100 libras.
Boquete se ha convertido en un destino turístico muy importante para el mundo. Muchos curiosos llegan hasta allí para conocer el árbol del famoso Geisha y ver sus separadas ramas acuñadas por los granos rojos, que en los meses de noviembre y diciembre llenan de color la despedida de cada año. También desean contemplar un microclima especial con una temperatura que oscila entre los 12 a 22 grados centígrados, rodeado por una vegetación exuberante, donde la flora y la fauna se conjugan en armonía.
Este es justamente el café panameño que dejó impresionado a los 16 jueces internacionales que participaron en la XVIII catación internacional de café “Lo mejor de Panamá” al superar los 92 puntos. El jurado tardó más de una hora evaluando las últimas ocho muestras del Geisha Natural (café secado al Sol con la pulpa), para escoger la taza del de mejor calidad.
A la gran final de la competencia llegaron 32 lotes en las categorías Tradicional Lavados, Tradicional Natural, Geishas Lavados y Geishas Naturales. Además, por  primera vez en la historia de la caficultura del país, se le dio el mérito al productor que en todas las mesas de catación lograra obtener el mayor puntaje. El campeón de la Copa Panamá, Ricardo Koyner, de Café Kotowa, obtuvo 20 puntos y se convirtió en el productor del año.
En la categoría de los Geishas Naturales, con 92.3125 puntos,  ganó el primer lugar La Mula Natural CAC, del productor Willem Boot. En segundo lugar quedó El cantar dorado Ruiseñor, de Jackie Mercer con 92.0313 puntos, mientras que la tercera posición fue para Elida Geisha natural, de la familia Lamastus, con 91.8594 puntos.
En la categoría de Geishas Lavados se alzó con el primer escaño el Mama cata–geisha FW el Arenal, de Teodoro Garrido, con 91.1406 puntos. Le siguió el Altieri reserva geisha, con 90.9063 puntos,  por último el Altieri geisha, con 90.8438 puntos, ambos de la familia Altieri.
En la categoría de Tradicionales Naturales el vencedor, con 90.0938 puntos, fue el café Natural Don Julián, de Heakyung Kang Burneskis. La segunda posición fue del Berlina orgánico natural de Casa Ruiz S.A, con 88.1875 puntos, y la tercera del Elida Natural N°1, de la familia Lamastus, con 88.1094 puntos.
Asimismo en los Tradicionales Lavados el titular fue el R&H Pacamara Don Julián,  con 90.2331 puntos, seguido muy de cerca por el Honey Don Julián,  con 88.7656; ambos de Heakyung Kang Burneskis. Detrás estuvo, con 88.6719 puntos, el Kotowa Don K, de Café Kotowa.
Desde hace varios años, en este evento internacional participa como juez principal el Director Ejecutivo de la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA), Ric Rheinhart. Al preguntarle sobre la experiencia del café que probó este año, explicó que es un privilegio que 16 personas de diferentes partes del mundo prueben y evalúen al mejor.
Agregó que es muy importante para la caficultura nacional de Panamá los sorprendentes puntajes que se obtuvieron, porque se trata de cafés  de altísima calidad, y felicitó a los productores nacionales que pusieron sus lotes en la competencia por el importante trabajo que desempeñan, desde que la cosecha del grano hasta el tueste.
Por su parte Plinio Ruiz hijo, Presidente de la Asociación de Café Especial de Panamá (SCAP), manifestó su complacencia por el éxito logrado y destacó que la final fue muy dura, con diferencia de milésimas de puntos entre los contrincantes.
“Para los productores de café especial es un orgullo ofrecer al mundo lo mejor de sus cosechas. Ahora solo resta esperar el 24 de junio la subasta de estos lotes, que fueron sometidos al escrutinio de expertos internacionales de Japón, Taiwán, Australia, España y Estados Unidos”, expresó.
Los productores de café especial han comenzado a combinar la producción con el turismo. Curiosos de todo el mundo llegan impresionados por la alta calidad del producto y desean conocer cuál es el árbol del Geisha, el café más caro del mundo, que costó el año pasado B/.770.55 el kilogramo (B/.350.25 por libra). Pero también existen otras variedades de café como el typica, pacamara, borbon, catuai y caturra, entre otros.
Panamá se conoce internacionalmente por su Canal, pero cada año son más los rubros que la van poniendo en el ámbito internacional. Cada vez es más habitual viajar hasta las tierras altas de Chiriquí, seguir la Ruta del Café y vivir la experiencia, desde el campo hasta la torrefactora, en parajes maravillosos,  con una temperatura fresca, diferente a la del resto del país, y rodeado de gente cálida.
Los itinerarios de la Ruta del Café  incluyen degustaciones del producto,  así como visitas a algunos de los cafetales. En el  tour del Café de Boquete, algunos de los principales puntos de la ruta son el Kotowa coffee, que permite visitar sus plantaciones, molinos con más de 100 años de historia, y degustar uno de los mejores cafés de Panamá.
El Café Ruiz es otro centro de degustación y cata de cafés. Finalmente, la Finca Dos jefes, una granja de café orgánico situada en la región de El Salto y la Finca Lérida, acercan a los viajeros al proceso de elaboración de esta popular bebida, como la recogida del grano o el proceso de tostado, y a las catas de las mejores variedades locales.

 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Marcelino Rosario