Ànima Negra: algo más que el vino correcto

Creado: Lun, 17/11/2014 - 14:25
Autor:
Categoría
Ànima Negra: algo más que el vino correcto
Las viñas del sureste de Mallorca dibujan un paisaje compartimentado por pequeñas parcelas, que se delimitan por muros de piedra. Allí crece la uva de Ànima Negra, una pequeña bodega con 20 años de experiencia, y con presencia consolidada en más de 40 países, que en poco tiempo llegará también a las mesas cubanas. Miguelàngel Cerdà, uno de sus representantes, llegó recientemente a Cuba para presentar su producto a sommeliers, gerentes de restaurantes estatales y no estatales, directivos y otros profesionales del sector. Entre otras cosas, explicó que Ànima Negra elabora sus vinos a partir de variedades autóctonas: callet, fogoneu, mantonegro y prensal. Además, está basada en una agricultura respetuosa con el medio ambiente y a la vez potenciadora del carácter de la tierra, el clima y las plantas. “El vino es una disolución que necesita un equilibrio de factores, los cuales se pueden conseguir en distas fases de elaboración. La tecnología en parte ha matado el vino porque se ha llegado a la conclusión de que con una uva perfecta se puede hacer un vino bastante bueno. Entonces ahí se pierde la esencia de lo que creemos que es el vino”, expresó Cerdà. “Este equilibrio lo ideal es conseguirlo en el origen, o sea, en la tierra. Y esa relación entre la tierra y las plantas es mucho más fuerte cuando son plantas adaptadas a las condiciones climáticas del terreno durante siglos. Por eso trabajamos con variedades autóctonas”, precisó. Otros procedimientos recurrentes son el empleo de cobertura vegetal, que se incorpora de forma lenta, como materia orgánica, para potenciar la microbiología natural del suelo. Además, las viñas viejas comparten espacio con árboles frutales. “El sabor de la fruta es lo que nos va a permitir hacer algo más que correcto. A lo correcto llegamos con la tecnología, por ejemplo, con plantas con irrigación, con complementos químicos… Pero para llegar hacer algo más que el vino correcto, de sensaciones distintas, tenemos que tener como socio a la naturaleza. Es por eso que nuestras uvas crecen con flores silvestres, con árboles frutales en el medio… “La naturaleza nos da la propia información para poder tratar con respeto esas plantas.Porque leyendo las flores silvestres tenemos la información de la tierra, si está equilibrada de oxígeno o nitrógeno, o de metales activos… entonces nosotros podemos intervenir de una forma respetuosa, haciendo cultivos mixtos, por ejemplo”, ilustró. La vendimia en esta bodega se realiza completamente a mano. Se utilizancajas de unos 10 Kg para quela uva llegue enperfectas condiciones ala bodega. La selección es manual y ópticapara todos los vinos, sin exclusión, y la crianza se realiza enbarricas nuevas hasta un máximo uso de 3 vinos. La tecnología, entonces, está dirigida solamente a la selección de la uva y controles necesarios, procurando no tener que intervenir en el proceso. “El vino es de los pocos productos que luego de la fermentación, transformación de azúcares en alcohol, sigue teniendo vida. Esta evolución para nosotros es muy importante. Y si nosotros intervenimos en este equilibrio para conseguir otros más comerciales, estamos pasando por encima de la gracia de un producto que tiene que ser vivo”, concluyó Cerdà. Como parte de la actividad, organizada por Inversiones Pucara, los presentes pudieron degustar tres vinos de esta bodega: los tintos Àn 2012 y Àn/2 2012, y el blanco Quíbia 2013, todos de la uva callet.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.