Gastronomía navideña a la dominicana

Creado: Dom, 18/12/2016 - 10:41
Autor:
Credito
Luis Ros – Presidente Ejecutivo ADG
Categoría
Gastronomia dominicana-pollo-asado

Feliz época del año es la navideña en la República Dominicana, cuando ocurren cosas que propician una conexión significativa entre las personas, un disfrute, un compartir, y todo ello se evidencia en el comercio, en la economía en general, en los restaurantes y bares, y en los hogares.  Hay regalos, fiestas a ritmo de merengue y actividades que reúnen amigos y relacionados, siempre con espíritu de celebración y por cualquier motivo; y luego viene la cena de Navidad, en familia, con seres queridos, en casa.

La gastronomía, en general, es transversal a toda actividad humana, y es hermoso vivirla en el contexto de la Navidad dominicana. En ésta afloran todas las tradiciones culinarias autóctonas que de generación en generación han protagonizado esta celebración de origen cristiano. Aunque cada hogar pudiera incluir algunos platos no tradicionales, como es el pavo, el elenco de alimentos, bebidas y preparaciones que típicamente encontraríamos en la mesa dominicana serían pollo al horno, puerco asado en puya, jamón glaseado, ensalada rusa (papa, huevo hervido, zanahoria, remolacha), moro de guandules (arroz preparado con esta legumbre), lerenes (Calathea allouia), pasteles en hojas (de plátano verde rellenos de pollo o de res), pastelón de plátano maduro, pastelón de berenjena, lasaña y pastelitos fritos (empanadillas de queso, pollo o res) y casabe, así como frutas como manzanas, uvas, peras y nueces, además de turrón, polvorones, gomitas y dulces criollos.  Aunque en muchos hogares se sirve el cava, champagne, y vinos, la tradición propone cidra, cerveza y ron.

Orgullosos de nuestra gastronomía, la ADG les invita a disfrutar la alegría de esta época de colores, sabores, sensaciones y música con el verdadero espíritu de nuestras tradiciones. Somos confluencia de razas y culturas que fortalecen nuestra identidad y hacen única nuestra capacidad de expresión. Nuestros platos navideños hablan la voz del alma, saben a corazón y se preparan a ritmo de merengue. Es una experiencia inimitable que compartimos en familia, en la comunidad, como país y hacia el mundo.

Que todos tengan una muy feliz Navidad, con todo el amor que incorporamos bocado tras bocado, gracias a las felices manos que preparan nuestros alimentos.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Luis Ros – Presidente Ejecutivo ADG