Recetas de la cocina santiaguera: CONGRÍ ORIENTAL

Creado: Mar, 12/08/2014 - 03:43
Autor:
Credito
Por: Chef Internacional Jorge Méndez Rodríguez-Arencibia
Categoría
Recetas de la cocina santiaguera: CONGRÍ ORIENTAL

Claro que en cualquier parte de Cuba se encuentra esta criollísima elaboración. Pero por alguna razón lleva el apellido de Oriental, quizá por el empleo de pedacitos de carne de cerdo –preferiblemente, con algo de “gordo” o empella- o también con chicharrones. Por razones geográficas e históricas, es acertado pensar en su origen franco-haitiano, atribuido a la presencia de los emigrantes franceses desde Haití, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, hacia las regiones de Guantánamo y Santiago de Cuba. La etimología también coincide con estos razonamientos, según refiere el sabio cubano Don Fernando Ortiz: congós, en lenguas africanas equivale a frijoles; y riz, en francés, significa arroz.

Ingredientes:
Frijoles colorados  100 g
Arroz 300 g
Tocino o carne de cerdo entreverada 150 g
Cebolla blanca o morada    50 g
Ají de cocina    o pimientos verdes 20 gramos
Ajo fresco 4 dientes, pelados
Aceite vegetal 50 mL
Pimienta negra molida Al gusto
Sal Al gusto

Modo de elaboración:
Escoger y lavar los frijoles. Ponerlos en remojo con agua potable, a cubrirlos, desde la noche anterior, conservándolos en refrigeración. Puede añadírsele un pedazo de pimiento. Ablandar los frijoles en olla de presión, utilizando la misma agua del remojo. Dejar refrescar y reservar en la misma olla. Sofreír el tocino o los pedazos de carne de cerdo entreverada en el aceite vegetal hirviente. Añadir la cebolla, el ají y el ajo, finamente picados, y sofreírlos hasta que estén marchitos. Incorporar este sofrito a los frijoles ya ablandados y mezclar bien. En recipiente aparte, lavar el arroz y agregarlo a los frijoles con el sofrito que se encuentra en la olla. Revolver todo a fuego medio hasta que comience a hervir. Bajar la temperatura de cocción a fuego lento, puntear de pimienta y sal y dejar cocinar tapado durante 30 minutos. Retirar del fuego, dejar reposar y servir caliente. Durante la cocción del congrí ya conformado, puede incorporársele además una hoja de laurel, así como orégano y comino molidos, al gusto.
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Chef Internacional Jorge Méndez Rodríguez-Arencibia