Pimientos del piquillo rellenos: Recetas fáciles y deliciosas

Creado: Jue, 09/09/2021 - 08:22
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Pimientos del piquillo rellenos

Los pimientos del piquillo son un alimento popular, versátil a nivel culinario y fácil de encontrar en cualquier supermercado. Con esa tonalidad roja y esa estructura firme, carnosa y agradable al paladar figuran en la lista de favoritos como guarnición, pero también pueden tener protagonismo como plato principal o como sabroso entrante, si los presentamos rellenos o con un aliño especial.

Una de las variedades que destaca por su calidad y por su peculiar sabor, y que goza también de la protección que una Denominación de Origen otorga, son los pimientos del piquillo de Lodosa, que se caracterizan por su forma plana-triangular en dos caras, punta incisiva, color rojo y fruto poco pesado y pequeño, de unos 8 cm de largo.

Desde el punto de vista nutricional los pimientos (en casi todas sus variedades) destacan por su alto contenido en vitamina C, aunque hay que señalar que al cocinarlos suele perderse una parte. Otra de sus cualidades es que apenas tienen grasas y tienen un 92,2% de agua, 1,5 g de proteína y un 1,4 gramos de hidratos de carbonos. En cuanto a minerales destaca por su aporte de calcio, hierro, potasio, magnesio y por el hecho de que contiene poco sodio. También aporta vitamina A.

Los rellenos más populares con los que suelen prepararse platos de pimientos de piquillo suelen incluir bacalao pero las opciones son muy variadas, desde tortilla de patata hasta gambas, pasando por salmón o atún o incluso morcilla.

Recetas Pimientos del piquillo rellenos

Pimientos del piquillo con brandada de bacalao

Ingredientes

Para 8-10 pimientos

  • 2 botes de pimientos del piquillo (225 gramos cada uno aprox)
  • 1 patata grande
  • 250 gramos de bacalao desalado
  • 1/2 cebolla dulce o puerro
  • 150 ml leche o bebida vegetal
  • 100 ml caldo vegetal
  • AOVE
  • Una pizca de sal

Preparación

  • Pelamos y troceamos la patata a daditos pequeños y el puerro o cebolla finos. En una sartén pochamos el puerro cinco minutos.
  • A continuación añadimos la patata y cocinamos cinco minutos más. Retiramos la mitad, que lo reservaremos para preparar la salsa.
  • Añadimos a la sarten el bacalao bien escurrido y pasados cinco minutos añadiremos el caldo y la leche con una pizca de sal. Dejamos cocinar 5’ y retiramos. Trituramos todo con la batidora. Queremos que quede denso, con textura.
  • Preparamos la salsa. Para ello trituramos la otra mitad de patata con puerro junto con una lata de pimientos del piquillo, añadiendo el propio jugo de la lata hasta obtener una textura muy fina. Por último, rellenamos los pimientos del piquillo del otro bote con la brandada de bacalao y servimos sobre la salsa de pimiento.

Pimientos del piquillo rellenos de rape y langostinos

Ingredientes

  • 10 pimientos de piquillo asados, especiales para rellenar
  • 2 huevos medianos
  • 150 gramos de rape fresco
  • 300 gramos de langostinos cocidos
  • Salsa rosa
  • 150 ml de nata líquida
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de casa)

Preparación

  • Ponemos un cazo al fuego y cocemos los huevos. Mientras tanto limpiamos el rape de piel e impurezas y lo ponemos también a cocer, en agua tibia, contamos 5 minutos a partir del momento en que empieza a hervir y apagamos. Sacamos el rape del cazo, escurrimos y dejamos enfriar.
  • Tomamos los langostinos y les retiramos la cabeza y el caparazón. Los pasamos a un plato y con la ayuda de un tenedor y un cuchillo los troceamos en porciones muy pequeñas. Cuando el rape ha enfriado hacemos lo mismo con él: usando el cuchillo y el tenedor retiramos las espinas y los restos de piel si los hay y desmenuzamos el pescado.
  • Sacamos los huevos del agua y los enfriamos bajo el grifo. Pelamos cortamos a la mitad y reservamos una yema para la decoración final del plato. Machacamos las dos claras y la otra yema hasta tener una mezcla uniforme y fina.
  • La echamos en un bol amplio y añadimos el rape y los langostinos troceados. Removemos con la ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera.
  • Añadimos la salsa rosa (cuatro cucharadas) y volvemos a remover muy bien hasta que la mezcla sea uniforme. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.

Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

  • 20 pimientos del piquillo enteros
  • 300 gramos de bacalao desalado
  • 1 cebolla grande
  • 50 gramos de harina de trigo y 1/4 cucharadita de nuez moscada (una pizca)
  • 2 huevos grandes y harina (para pasar los pimientos antes de freír)
  • 50 gramos de mantequilla y 500 ml. de leche entera

Para la salsa:

  • 3 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 2 rebanadas de pan frito o tostado
  • 1/2 vaso de vino blanco (a ser posible gallego) y 3 vasos de agua caliente
  • Aceite de oliva Virgen Extra suave.
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • Picamos las cebollas y las zanahorias de la salsa finamente y las rehogamos en una cazuela amplia con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra a fuego medio. Removemos para que no se quemen ni se doren. Cuando empiezan a coger color echamos el pan tostado desmigado y mezclamos. Añadimos el vino y dejamos unos minutos que pierda el alcohol.
  • Después cubrimos con 3 vasos de agua caliente, llevamos a ebullición y dejamos que cueza durante media hora al mínimo hasta que esté todo bien cocido, si vemos que se queda sin nada de líquido añadimos un poquito más de agua. Después de este tiempo la trituramos bien con una batidora o pasapurés y volvemos a llevar a ebullición hasta que reduzca un poco más.
  • Rectificamos de sal (si os gusta el toque de la pimienta negra, es el momento de añadirla). Removemos bien y reservamos. Colocamos el bacalao en un cazo con agua y llevamos a ebullición. En el momento que hierva el agua retiramos. Retiramos la piel y las espinas del bacalao con cuidado y lo desmigamos. Reservamos.
  • Para el relleno, en una sartén grande pochamos una cebolla en la mantequilla a fuego bajo y con cuidado de que no se dore. Cuando la cebolla esté transparente añadimos 50 gramos de harina y removemos durante 2 minutos para que la harina se cocine a fuego suave en la mantequilla.
  • Añadimos la leche en frío (toda junta) y removemos constantemente hasta que se la harina se disuelva en la leche. Aunque al principio parezca que quedarán grumos terminará por disolverse totalmente y quedará una bechamel cremosa.
  • Incorporamos el bacalao desmigado y seguimos removiendo para integrar todos los sabores. Añadimos una pizca de nuez moscada y rectificamos de sal. Retiramos del fuego y dejamos templar en la sartén. Rellenamos los pimientos del piquillo con la mezcla ayudados por una cuchara.
  • Pasamos los pimientos por harina, luego por huevo batido y los freímos en abundante aceite caliente hasta que estén dorados. Los dejamos unos minutos en papel de cocina para escurrir bien el aceite y los vamos colocando en una fuente apta para el horno.

Pimientos del piquillo rellenos de morcilla

  • 12 pimientos de piquillo
  • 1 morcilla de arroz de Burgos
  • 1/2 puerro
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 75 ml de vino blanco
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 40 gramos de harina de maíz o almidón de maíz
  • 200 ml de nata o crema de leche para cocinar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté listo agregamos ½ cebolleta, 1 diente de ajo y ½ puerro, todos cortados en dados pequeños. Sofreímos la verdura durante unos 20 minutos, hasta que esté bien blandita. Mientras se cocinan las verduras preparamos una crema, entre bechamel y velouté.
  • En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y añadimos la otra media cebolleta bien picadita. Sofreímos la cebolleta hasta que esté transparente.
  • Añadimos 25 gr. de harina y la cocinamos unos minutos antes de agregar el vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol unos minutos e incorporamos el caldo de verduras y la nata. Cocinamos la crema durante 10 minutos, probamos el punto de sal y reservamos.
  • Abrimos la morcilla y le retiramos la piel exterior. La incorporamos a la cazuela donde tenemos el sofrito de verduras y dejamos que se cocine durante unos 10 ó 15 minutos. Añadimos 5 ó 6 cucharadas de la bechamel que tenemos reservada, mezclamos bien y apagamos.
  • Cuando el relleno se haya templado ligeramente procedemos a rellenar los pimientos. Una vez que tengamos todos los pimientos rellenados, los colocamos en un recipiente apto para horno y regamos con el resto de la bechamel que tenemos reservada.
  • Con el horno previamente caliente a 170º C, horneamos durante unos 10 o 15 minutos. Servimos los pimientos rellenos de morcilla recién hechos, aunque también estarán de rechupete una vez fríos. A pesar de llevar morcilla entre sus ingredientes, no se trata de un plato pesado ni demasiado contundente.

Fuente: ABC

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet