Verano: alimentos para tener la piel de una reina

Creado: Vie, 24/08/2012 - 16:55
Autor:
Credito
Por: Dra. Norka Garcés Angulo
Categoría
Verano: alimentos para tener la piel de una reina

Tenía razón Cleopatra cuando sentía su piel hidratada y rejuvenecida después de cada baño con leche de cabra, camella o burra.  Como la soberbia soberana egipcia debemos aprender a descubrir los singulares aportes curativos de los alimentos sobre esa especial parte del cuerpo, para que nada pueda afear el propósito de conquistar nuestro propio mundo

La imagen de Cleopatra, relajada, seductora, sumergida en sus míticos baños de leche de burra, camella o cabra, no solo sustraía a los poderosos guerreros de su época.  La modernidad y sus adelantos parecen darle la razón a aquella emblemática reina del mundo antiguo.

Sabía la soberana las propiedades de este líquido? Posiblemente no, pero con seguridad sentía su piel hidratada y rejuvenecida después de cada refrescamiento, como para reiniciar el apogeo de sus conquistas en la cama, no menos importantes en sus batallas que las estratagemas políticas y militares.

Desde tiempos inmemoriales se usaron los alimentos para tratar algunas enfermedades de la piel, y sus usos en el mantenimiento saludable de esta ha sido preocupación constante hasta nuestros días.

Y es que, por mencionar un ejemplo,  la leche, el popular alimento que animaba la piel de la enigmática mandante egipcia contiene hidratos de carbono, grasas, proteínas, y aporta minerales y vitaminas del tipo A, B y D. En la actualidad se utiliza en diferentes productos de belleza, pues suaviza, humecta  y nutre la piel. Cabe mencionar que las leches más utilizadas con fines cosméticos son las de cabra y de vaca.

Desde la antigüedad se ha usado la leche como elemento de belleza corporal. De hecho, algunos trucos de antaño siguen siendo útiles: para aliviar la irritación de la piel tras la depilación; es un buen hidratante cuando se nota una sensación de tirantez en la cara después de un día de intensa exposición al sol; tibia en un algodón es un buen desmaquillante; después de depilarse las piernas alivia fría en un paño; para conseguir unos pies más suaves; como exfoliante natural; para unas manos más tersas con uñas más fuertes, o en la tina de baño para una piel más nutrida e hidratada.

EL TÓNICO DEL EJÉRCITO DE JERJES

Mas no solo Cleopatra descubrió en su tiempo el valor de una piel ajustada a la lozanía, la fortaleza y la belleza. Se recoge que el rey persa Jerjes ordenaba a su ejército, uno de los más bravos de la historia, comer el berro,  muy rico en vitamina C, para que sus soldados se mantuvieran fuertes y saludables. Cual si fuera poco, los griegos lo utilizaban en forma de lociones o tónicos capilares, pues ayudaba al crecimiento y fortaleza del cabello.

Mucho se habla de los antioxidantes  y su efecto destructor de radicales libres,  átomos con un electrón desapareado o libre, que viajan por todo nuestro organismo buscando electrones de las moléculas estables para alcanzar su estabilidad electroquímica, rompiendo así el equilibrio y creando más radicales libres responsables del envejecimiento y deterioro de la piel, entre otras enfermedades. El habito de fumar, el sedentarismo, dietas hipercalóricas y desbalanceadas, las exposiones extremas al sol  liberan en nuestro organismo gran cantidad  de radicales libres.

La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo, por lo que requiere gran cantidad de nutrientes para poder estar sana y bella. Muchas de las enfermedades en ella son producidas, entre otras razones, por una mala alimentación, deficiente en alimentos ricos en vitaminas, A, E, C y B,  minerales, calcio y selenio, proteínas o el betacaroteno, que se convierte en vitamina A en nuestro cuerpo, y que constituye un potente antioxidante y anticancerígeno; y que además de prevenir la aparición de muchas enfermedades e infecciones, hace que nuestra piel no presente un aspecto reseco y escamado.

Este  se encuentra en muchos alimentos vegetales de color verde oscuro, naranja, rojizo o amarillo, especialmente zanahoria, verdolaga, achicoria, las acelgas, espinacas, el berro, la borraja, la albahaca, la calabaza, el tomate, los espárragos, el diente de león, los pimientos y melones, las coles de Bruselas, plátanos, manzanas, ciruelas, naranjas, frambuesas, grosellas, mangos y las judías, entre otros.

Por sus propiedades antioxidantes también la vitamina E puede ayudar a mejorar el estado de la piel o prevenir la aparición de anomalías. Los alimentos más ricos en vitamina E son las grasas, en especial las vegetales. El aceite de oliva resulta ideal para suavizar la piel y proporcionarle más humedad, es muy adecuado en el tratamiento de la sequedad de la piel.  Se puede aplicar directamente sobre esta en forma de masaje o entrar en combinación con otros alimentos para la elaboración de cremas faciales para pieles secas, como es el caso del Bálsamo del samaritano, que se forma mezclando a partes iguales aceite de oliva, vino blanco y clara de huevo.

La vitamina C es otro poderoso antioxidante que ayuda a prevenir o mejorar las enfermedades de la piel, además de su efecto inmunoestimulante, entre otros. La mayoría de las frutas cítricas, guayaba, papa, manzana, espinacas, col, ají y tomate la contienen.

 

Las deficiencias de vitamina B pueden causar dermatitis. En este sentido se ha comprobado que los alimentos ricos en vitamina B, especialmente biotina, ayudan a mejorar esta enfermedad. Los análisis químicos de los pacientes afectados de dermatitis seborreica muestran que, en muchos casos, existen deficiencias de esta última vitamina. Entre los alimentos más ricos en ella tenemos los cereales integrales (arroz, trigo, avena, etc), las legumbres (soja, guisantes, lentejas o habichuelas secas, etc), o las nueces.

Nuestra piel protege el cuerpo de las radiaciones ultravioletas,  de la agresión de microorganismos,  mantiene el balance hídrico entre otras funciones, logrando un equilibrio de nuestro organismo con el medio que lo rodea sin dejar de considerar su valor como atractivo sexual.  Una dieta equilibrada es fundamental para que esté  sana. Conocer las propiedades nutricionales y curativas, más los beneficios para la salud de cada alimento (frutas, verduras, carnes, cereales,...) es necesario para vivir una vida plena, natural y alejada de enfermedades prevenibles.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Dra. Norka Garcés Angulo