Tres emblemas de la coctelería cubana I

Creado: Mié, 10/09/2014 - 18:23
Autor:
Credito
Por: Chef Internacional Jorge Méndez Rodríguez-Arencibia
Categoría
Tres emblemas de la coctelería cubana I

Valga tener por amigo a quien, con acierto, sabe conjugar su oficio de servir con la vocación de cultivar el intelecto. Es al barman José Alfonso Castro Gómez, miembro de la Asociación de Cantineros de Cuba en Varadero y autor de dos oportunos libros, Ron, cócteles y cantineros de Cuba y El bar y sus herramientas, a quien también debemos importantes investigaciones sobre las históricas polémicas que en el presente trabajo procuraremos resumir, con la mayor justeza posible.
Porque tratar con grandes siempre presupone ser cuidadoso en lo que se dice. Y grandes para la gastronomía criolla son el Daiquirí, el Cuba Libre y el Mojito, que no por azar ni por engrosar textos aparecen en prestigiosos recetarios internacionales, a la vez que conocidos y reconocidos universalmente. Las cosas se complican al discernir sobre cómo, cuándo y dónde se originaron.



El Daiquirí o la toponimia indiscutible
Ciertamente, el Daiquirí natural estuvo muy popularizado en La Habana desde los primeros años de la República mediatizada por el notable cantinero Emilio González, “Maragato”, que entonces trabajaba en el Hotel Plaza. Y con posterioridad, el catalán Constantino Ribalaigua Vert, “Constante”, famoso cantinero del actual Bar-Restaurante La Florida, comenzó a ofertarlo en su variante frappé. Asimismo, contribuiría a su exaltación de manera decisiva el norteamericano Premio Nobel de Literatura en 1954 y gran amigo de Cuba, Ernest Hemingway, quien expresara: “La bebida no podía ser mejor, ni siquiera parecida, en ninguna otra parte del mundo”
Pero el texto de la misiva que a continuación se reproduce, compendia explícita y categóricamente la disputada paternidad sobre esta joya de la cantina cubana.

Sr. Director de El País
Habana.

Muy señor mío:

En su apreciable periódico ¨El País¨, edición de la tarde de hoy, he leído un artículo titulado Murió anoche Maragato, el inventor del ¨Daiquiri¨. Permítame aclarar que el delicioso ¨Daiquiri¨, no se inventó en La Habana, sino en las minas de Daiquiri, por el ingeniero (Jennings Stockton) Cox, director de esas minas y el que suscribe.

Concluida la guerra de independencia de Cuba, en la cual tuve parte muy activa, conseguí capital americano para reactivar las viejas minas del Cobre, situadas cerca de Santiago de Cuba, de las cuales yo era el director. Mientras estaba ocupado en este trabajo, tuve ocasión de ir a Daiquirí para hablar con el señor Cox. Concluido el asunto que me llevara a Daiquirí, le pregunte al señor Cox si me iba a convidar con un cock-tail.
En el aparador del comedor de las minas no había ni gin ni vermouth; solo había Bacardi, limones, azúcar y hielo. Con estos elementos hicimos un cock-tail bien batido y muy frío que me gustó mucho. Entonces le pregunte a Cox: Y esto ¿cómo se llama? Él contesto: ¨Rum Sour¨. En los Estados Unidos hay una bebida que se llama ¨Whisky Sour¨, que se hace con whisky, azúcar, jugo de limón y hielo, pero yo le dije: Este nombre es muy largo, ¿por qué no llamarlo Daiquirí?

Después fuimos para Santiago de Cuba; en el Bar del ¨Club Americano¨, donde ya había unos cuantos conocidos, pedimos un Daiquirí. El cantinero contestó que no sabía lo que era. Entonces Cox le explicó cómo se hacía, recomendando batirlo hasta servirlo muy frío. Algunos de los amigos que estaban en el Bar, también pidieron un Daiquirí. A todos les gustó y muy pronto, este cock-tail se hizo popular en Santiago, de donde pasó a La Habana y hoy tiene fama mundial.

De usted atento, S. S.,
Ingeniero F. D. (Francisco Doménico, ¿Giacomo?) Pagluichi, comandante del Ejército Libertador de Cuba.

 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Chef Internacional Jorge Méndez Rodríguez-Arencibia