Sensaciones y sabores, un auténtico viaje a México a través del paladar en pleno barrio de Chamberí

Creado: Mar, 23/02/2016 - 01:55
Autor:
Credito
Por: Beatriz Cortizo Lopez
Categoría
Sensaciones y sabores, un auténtico viaje a México a través del paladar en pleno barrio de Chamberí

Materias primas importadas del país americano, esmero y paciencia, servicio y saber hacer, son la mezcla de unos ingredientes  que hacen las delicias de los paladares más exquisitos y expertos en la tradicional gastronomía mexicana y sorprende a neófitos que deseen vivir nuevas experiencias.

Un lugar acogedor donde pasar un rato ranchero con “cuates”, familiares y compañeros de trabajo.

La Cantina el Chamaco ofrece, como complemento,  una gran selección de tequilas de tradición y solera (100% blue agave) y un completo mundo de cócteles para paladares exigentes.

Sus platos,  a precios altamente competitivos, hacen que la velada, no sea sólo una experiencia gastronómica en un ambiente de fiesta de cantina mexicana, sino que se podría decir que se come como en México, tanto en calidad  como en precio…

Oliver Van Oorschot

Excelente Chef con una gran tradición gastronómica méxicana , ha adquirido sus conocimientos en este tipo de cocina en sus innumerables viajes a casi todos los estados del país azteca, adquiriendo la experiencia de cada platillo según su origen, en los restaurantes más auténticos de cada Estado.

Sus conocimientos van más allá : cocina, india, española, Italiana, indonesia, japonesa o francesa, le ha permitido conseguir  que su cocina, sus platos, y sus sabores se conviertan en auténticas experiencias en el paladar.

Especializado en la alta gastronomía mexicana para todos los públicos hacen de la Cantina el Chamaco un lugar único.

Cantina El Chamaco

C/Maudes, 23 – 28001 Madrid

Horario: Lunes:  19:00 - 23:30

Martes a sábado:   12:30 - 16:30

19:00 – 23:30 (Viernes y sábado. Hasta las 00:30)  

Teléfono de reservas:

91.071.62.81

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Beatriz Cortizo Lopez