Entrevista a Damiá Navarro, Brand Manager de Ardbeg, del grupo Moët Hennessy

Creado: Mié, 21/12/2011 - 19:22
Autor:
Categoría
Entrevista a Damiá Navarro, Brand Manager de Ardbeg, del grupo Moët Hennessy

Ardbeg fue la segunda destilería nacida en una isla muy pequeña de Escocia llamada Islay, y pertenece a la tradición de los llamados whiskey turbados, producidos a través de turba, que son muy potentes.

Aunque hace años cerró la destilería, muchos seguidores quisieron que se volviera a abrir. Fue por ello que Glenmorangie PLC compró esta destilería y la volvió a poner en marcha. Desde entonces ha salido tres veces seguidas como mejor whisky del mundo de la mano de Jim Murray, que escribe una biblia del whisky en inglés. Ardbeg es un whisky de nicho, de “connaisseur”, que poca gente conoce porque hay una producción muy limitada, asegura Damiá Navarro, su Brand Manager.

-¿Cuál es vuestra distribución en el mundo?

Cada vez estamos en más sitios en el mundo, porque Glenmorangie PLC, fue comprada por Moët Hennessy  LVMH, multinacional que está en todo el mundo y cada vez hay más países que venden esta marca. Por eso Ardbeg  está ya en muchos países, en Asia está creciendo poco a poco, en la propia Escocia, en Alemania y en Estados unidos.

-¿Podemos decir frente a otras marcas que vosotros sois una especia de whiskey gourmet?

Todas las marcas del Grupo Moët Hennessy son marcas de lujo, marcas Premium, y  Ardbeg no deja de serlo. A pesar de que la imagen que tiene es de un whiskey potente y turbado, tiene una producción limitada y poca gente puede permitirse probarlo, por eso estar aquí y dar a probarlo para los asistentes de Whisky Festival Madrid es un acontecimiento, ya que es la primera vez que tenemos una barra exclusiva de la marca.

-Estamos asistiendo a un boom de tema gourmet, maridajes, ¿qué tipo de acciones estáis haciendo al respecto?.

Lo que nosotros hemos hecho no es crear una maridaje con el whisky, como podría ser el salmón que marida muy bien con este whisky tan ahumado, sino que producimos alimentos con él.
Hemos hecho unos bombones artesanales de la mano de una casa de Barcelona, que llevan más de 100 años haciendo chocolates, bombones con whiskey, y hemos elaborado solo para 100 personas un helado con nuestro whiskey, con la idea de tomar primero los chocolates o el helado y después el whisky, así cuando lo tomas aparecen todos los aromas, este gusto a turba, a humo que es muy Ardbeg.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.