Ecos de FENAVIN: Calidad desde el Corazón del Ribeiro

Creado: Mié, 05/06/2013 - 21:13
Autor:
Credito
Por: Ricardo F.Potts
Categoría
Ecos de FENAVIN:  Calidad desde el Corazón del Ribeiro

En una antigua bodega de Orense, se desarrolla un proyecto interesante y audaz, producir vino de calidad y especialmente un blanco dulce natural, en viñedos que tienen probablemente las más antiguas plantaciones de la variedad Treixadura en la región . De todo ello nos habla su enólogo, Manuel Formigo de la Fuente.

¿Esto es un proyecto relativamente  nuevo aunque eres de familia vinatera desde hace muchos años?

Más que un proyecto nuevo es un giro a un proyecto vitivinícola de toda la vida, mantenemos lo que es la viña, puede haber bodegas espectaculares pero si no hay viña faltan los cimientos. La viña ya la teníamos, y empezamos con una bodega nueva en el 2006. A día de hoy, estamos construyendo otra bodega, para trabajar más cómodos, integrándola en una finca de 2 hectáreas, y así poco a poco seguir avanzando.

¿Desde cuándo tu familia trabaja en el tema vitivinícola?

Desde que tengo recuerdo, toda una vida.

¿Cómo enólogo de tradición familiar, cuales son los elementos más importantes para lograr un vino de calidad?

Pues viña, viña y viña. Nuestra misión, en mi caso, soy el enólogo y el viticultor,  junto a mis padres, conseguir la mejor materia prima en la viña, y después al transformarla, intentar hacerlo lo mejor posible. Yo diría que la tarea del enólogo es hacerle lo menos posible a la viña.

¿Cuántos tipos de vino y qué producción tienen?

Aunque nuestra bodega es relativamente pequeña, hago unas 30-35 mil botellas al año, tengo tres vinos blancos, un vino tinto y un vino dulce natural, este último sólo se elabora en tres bodegas del Ribeiro.

¿Porque sólo tres bodegas hacen este tipo de vino?

No es porque sea costoso de elaborar, sino porque le tienes que dedicar mucho tiempo y trabajo para que tenga calidad.

Aunque son viticultores y bodegueros de tradición, ustedes han evolucionado de las barricas de madera a los equipos de acero inoxidable ¿Porqué decidieron dar este paso?

 Pues como comentaba antes, intentamos que en el proceso de la conversión de la uva en vino, que se perjudique lo menos posible y el acero inoxidable es mucho mejor recipiente para elaborar que en las antiguas tinas de madera. Todo el cambio obedece al deseo de perjudicar lo menos posible el paso de uva a vino.. Hemos evolucionado de las grandes barricas de madera, a tanques de acero inoxidable con temperatura controlada, y de las prensas manuales a la tecnología neumática. En una comparación simplificada, es como usar un tenedor de acero en lugar de uno de madera, la misión es la misma, pero es más factible de limpiar, le puedes aplicar frío, puedes hacer cosas que no son comparables en las antiguas barricas, con las cuales era más difícil tomar medidas de protección.

¿Cuál ha sido la receptividad de los clientes?

Yo comencé prácticamente con la crisis,  en el 2006 y realmente no me puedo quejar, aunque este año hubo un bajón en la demanda nacional, se compensó con la entrada en Estados Unidos que va aumentando. Tengo cuatro hectáreas y mis perspectivas son tener seis, siete, ocho, pero en el momento en que yo mismo no lo pueda controlar, paramos el crecimiento. Si tienes 100 mil botellas y hay más demanda, que el mercado me ponga el precio, no aspiro a hacer vino en el que sea más importante el costo y la competencia del precio que la calidad. Esta, sobre todo, creo que es el futuro del Ribeiro en este tipo de bodegas `pequeñas, donde se hace casi todo manual, y en costos es imposible competir con otras empresas más grandes y otras zonas vinícolas españolas y mundiales.

¿Otros mercados extranjeros a los que estén vendiendo?

Puntualmente Alemania, y estamos en esta feria para eso, si uno no viene a que lo vean y lo conozcan, difícil que lo vayan a buscar a la bodega.

Actualmente hay muchos productores interesados en mercados emergentes como los países del BRIC, y China, Rusia…

Sí, pero no puede olvidarse que en esos y otros mercados emergentes, son más receptivos a vinos económicos y a granel que para los de calidad, aún están comenzando a educarse en el vino. Cuando prueban tu vino les gusta, pero cuando dices el precio se asustan. Tal vez sea porque no comprenden todo el trabajo que tiene detrás para lograr esa calidad. En cambio en Estados Unidos y Europa sí entienden por qué estás pidiendo ese precio. El dulce, por ejemplo, es de 30 euros la botella, pero es un vino que con 800 kilos de uva haces sólo 150 litros de vino. Yo elaboro sólo 300 botellas, y he tenido clientes que querían más vino del que puedo vender.

¿Y en cuanto al vino tinto?

En Galicia ahora se están empezando a elaborar vinos tintos a la manera de otras zonas, pero el mío se sigue produciendo a la forma tradicional, y se queda en el mercado gallego. Nuestra bodega tiene más de 200 años de antigüedad, ha visto la producción de muchos vinos de alta calidad con técnicas tradicionales transmitidas de generación en generación. Ahora la hemos renovado manteniendo la estructura de piedra original, y junto a las tecnologías más avanzadas. Con el tiempo, lo que espero es seguir haciendo calidad y más calidad, y ya el mercado me colocará en el precio.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Ricardo F.Potts