España: Diseñan una etiqueta para proteger el vino de la piratería

Creado: Jue, 16/04/2009 - 21:04
Autor:
Categoría
España: Diseñan una etiqueta para proteger el vino de la piratería

España. Una etiqueta diseñada por el Centro Técnico Operativo del Vino (CTOV), filial de la multinacional suiza SICPA, especializada en tinta de seguridad para billetes y documentos, apenas costaría tres céntimos de euro por botella en el mercado, con lo cual se evitarían las constantes falsificaciones de vinos, que según Pierre Delval, asesor antifraude del Consejo de Europa, alcanzan el 30% de las botellas vendidas.

Para España, que acaba de convertirse en el segundo exportador de vinos de mesa envasados del mundo, el fraude es un problema muy grave, pues sus tintos de gama media son los más falsificados.

A ellos les siguen los brandys, los cavas y el coñac, los cuales completa el podio de bebidas más pirateadas.

China, por ejemplo, reconoce que el 70% de los vinos de importación que se sirven en restaurantes de las grandes ciudades no son auténticos. Tan sencillo como reproducir botellas etiquetadas, rellenarlas con vino comprado a granel en Nueva Zelanda y venderlo a mayoristas.

La nueva etiqueta de seguridad, que aprovecha los conceptos de seguridad de otros sectores, como el de óptica variable de los billetes de banco, con una combinación de dos tintas, incorpora un código invisible y un encriptado que contendrá la información que quieran incluir los bodegueros, accesible a través de una página web.

La empresa ha llegado a un acuerdo con la Fábrica Nacional de Moneda para la impresión de las etiquetas, que se aplicarán entre la cápsula y el gollete, serán adhesivas, de difícil manipulación y se activarán en la propia bodega.

Los bodegueros no tendrán que aportar nada, tan sólo ceder un espacio de medio metro cuadrado; de la tecnología, soportes, máquinas, dispensadores y demás equipos se encarga el CTOV.

España es el único país de la UE que reconoce el vino como alimento, lo que unido a los avances en calidad y su potencial comercial hacían atractivo el proyecto, explica Mariano Rubio Donate, vicepresidente y consejero delegado de SICPA España.

La multinacional suiza, que invierte el 30% de sus recursos en investigación y desarrollo, apuesta fuerte por el CTOV, que necesitará una inversión de 30 millones de euros en los próximos tres años.

El sistema de seguridad cuenta con el respaldo de la Federación Española del Vino, organización que representa el 70% de los productores en España.

Al mismo tiempo, la compañía ha iniciado contactos con los consejos reguladores de Ribera del Duero, Valdepeñas y Madrid y grandes grupos bodegueros como Félix Solis, Pagos de Vicario, Marqués de Riscal, Osborne, Paternina, Hijos de Antonio Barceló, Griñón o Marqués de Murrieta, que ya ha demostrado a Rubio Donate su interés por ser el pionero en el proyecto.

Además de protegerse del fraude, a las bodegas les interesa el proyecto como herramienta comercial y de marketing.

Las medidas de seguridad de la etiqueta permitirán apreciar a simple vista si el producto es genuino o no, gracias a una imagen de óptica variable similar a las que utilizan los billetes de banco para su identificación.

En un segundo nivel de seguridad, incorporará un filtro polarizado que permitirá el cambio de color de dorado a verde. Además, la empresa entregará un certificado de análisis sensorial y físico químico de las características del vino que se pueden identificar y servir de prueba (el CTOV colaborará en este apartado con el Equipo Team).

Ese análisis llevará un número registrado en la contraetiqueta con el código de barras, por el que el gran público podrá acceder a través de internet a la información necesaria para conocer las características del vino, así como los elementos de seguridad que porta el sello de garantía para asegurar su identificación.

Este número está ligado a un código invisible -la compañía baraja la posibilidad de hacerlo visible- y encriptado que queda activado en el momento en que el vino es embotellado.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.