¿Cómo mantener los Habanos a punto?

Creado: Jue, 14/05/2009 - 18:52
Autor:
Categoría

Aunque los habanos tienen su propio proceso de envejecimiento, en muchos casos el paso de los años mejora la calidad del puro, pero para ello hay que seguir unas determinadas normas de conservación.

La temperatura y la humedad a las que se mantiene el cigarro son importantes para su supervivencia, que se puede prolongar más de 15 años.

El puro debe conservarse en condiciones óptimas. Su temperatura tiene que fluctuar entre los 16 y los 18 grados, con una humedad relativa de entre un 65 y un 70 por ciento. La humedad es un elemento crucial.

Si un habano se humedece en exceso no se podrá fumar (no se encenderá o no tirará). En cambio, si se seca, adquirirá un sabor más picante. Por lo tanto, se debe mantener la temperatura lo más constante posible y controlar la humedad.

Los humidores son la mejor herramienta para conservar el habano. Un humidor puede ser una caja, un armarito o, incluso, un cuarto completo, diseñado especialmente y que contenga una fuente que genere o controle la humedad. Existe una gran cantidad de modelos entre los que elegir.

El habano tarda unos días en aclimatarse a las condiciones del humidor. Por ello, no es una mala idea separar internamente los «recién llegados» de los huéspedes ya acomodados.

No guardar los puros en el humidor genera problemas en el habano, aunque a veces se puede intentar solucionarlos. Si un puro se seca, se puede humedecer suavemente y en etapas, de lo contrario la capa se llega a cuartear cuando las hojas absorben la humedad.

Aun así, si el habano ha estado reseco durante dos o tres meses, probablemente habrá perdido un sabor que nunca volverá a recuperar. En el caso contrario, la exposición prolongada a la humedad puede hacer que el tabaco se pudra, pero lo más probable es que aparezca moho.

Se trata de un moho blanco, color talco, que aparece cuando se somete al habano a un incremento brusco de humedad. Se debe eliminar con un cepillo.

También conviene advertir que colocar los puros en el refrigerador es una mala opción, ya que las condiciones de éste eliminan la humedad de los puros y además absorben los olores de los alimentos.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.