Aventuras en la mixología con vino

Creado: Dom, 17/05/2015 - 14:40
Autor:
Credito
Por: Ricardo Potts
Categoría
Aventuras en la mixología con vino

El grupo Félix Solís Avantis, líder en el sector vinícola nacional e internacional con presencia en más de 100 países, ha lanzado en la Feria Internacional del Vino varias novedades, entre ellas la creación de cócteles con vino. Sobre éste y otros temas Excelencias Gourmet dialogó con Inmaculada Moreno, de la división internacional de marketing de la compañía.

¿De qué se trata esta especie de aventura en la mixología que presentan en FENAVIN?
La compañía ha preparado un amplio calendario de actividades con los organizadores del evento, como por ejemplo lo que mencionas de cócteles elaborados con vino. Siempre estamos innovando e intentando adaptar nuestros productos a consumidores más jóvenes, por eso este taller de mixología con vinos y mezclas de zumos, siropes y algunos spirits que los barman nos han propuesto. Es interesante también en el taller el tema de crear su propio cóctel con vino, ya sea blanco, tinto o rosado, para que todo el que asista tenga las claves de cómo disfrutar del vino de una nueva forma atrevida y original,  descubriendo nuevos aromas y sabores de la mano de la mixología.  Además en el stand de Avantis se brindan continuamente estos cócteles en diversas formas y sabores, con nombres sugerentes como Viña Albali Dark Addiction, Pasión por Rioja y Blume Verdejito.


Tengo entendido que también lanzan en esta feria un nuevo producto ligero.
Se trata del “Frissé”, una bebida refrescante que combina el vino rosado de la variedad tempranillo con sabores de frutas naturales y burbujas; una explosión de cítricos con notas de pomelo y frutos rojos, ideal para disfrutar bien fría en cualquier momento del día bien fría, y con una baja graduación alcohólica del 5%, diseñada para “pegar” en el gusto joven, aunque desde luego es para todas las edades.


¿Cuántas bodegas componen el grupo, cuál es su producción?
El grupo Félix Solís Avantis tiene su sede central en Valdepeñas, que ha crecido hasta convertirse en una de las bodegas más grandes y con equipamiento más moderno. Pero además la compañía tiene otras bodegas en las principales regiones productoras de España, lo cual le permite tener una amplia gama de productos. En Valdepeñas y la Mancha se llaman Félix Solís y las cuatro bodegas que tenemos al norte están ubicadas en Ribera del Duero, Rioja, Toro y Rueda y se llaman Pagos del Rey. Es una empresa 100% familiar, creada en 1952 y los propietarios actuales pertenecen ya a la tercera generación familiar, los cuatro hermanos de la familia Solís. La producción total está alrededor de los 250 millones de litros anuales, lo cual se traduce en unos 300 millones de botellas.


¿Hacia cuáles países tienen dirigida mayormente su exportación?
Desde 1988 creamos la Shanghai Félix Solís Winery en China, actualmente estamos presentes en más de cien países, con filiales y delegaciones comerciales propias en Reino Unido, Alemania, Francia, República Checa, China, Japón, Estados unidos y México. Eso te da una idea de donde están nuestros mercados más importantes.


¿Tendrán otras actividades más durante la feria?
Varias, como el seminario Pagos del Rey Museo del Vino, un proyecto que vió la luz hace un año y supone una apuesta decidida de la empresa por el enoturismo y por extender la cultura del vino, ubicado en la localidad de Morales de Toro, junto a la bodega Pagos del Rey. También presentaremos otros nuevos productos, catas maridajes con el nuevo albariño del grupo denominado “Pulpo”,  y una degustación del gran lanzamiento de la familia, el “Casa Albali”, DO Valdepeñas, la nueva marca para el canal de hostelería, maridado con exquisiteces gastronómicas elaboradas por la Escuela de Cocina Gregorio Prieto de Valdepeñas..


¿Hablando de enoturismo, cómo se decidieron a hacer la apuesta por esta modalidad?
El vino es un producto cultural, y queremos extender la cultura del vino y el conocimiento de nuestros productos, por eso la visita al museo y la bodega constituyen una experiencia sensorial que acerca al visitante a una cultura ancestral alrededor del vino. El museo está instalado en una de las naves de elaboración de la antigua bodega, un espacio amplio y espectacular que conserva los grandes depósitos de antaño y que nos transporta a un mundo mágico y lleno de sorpresas. El visitante puede pasearse también por un jardín en el cual se descubrirá el viñedo y la maquinaria asociada al cultivo, conocer la elaboración del vino, viajar en el tiempo desde sus orígenes, su historia y sus valores.  .


Esta tendencia de hacer actividades con el público no la tienen todas las bodegas, ¿es una filosofía de trabajo para ustedes en las ferias?
El objetivo fundamental de las ferias es hacer negocio y promoción, reunirnos con nuestros clientes actuales y potenciales. Pero también queremos acercarnos al consumidor final, y la feria es una de las mejores ocasiones. Venimos a FENAVIN desde que se inició, y tenemos la ventaja de que jugamos un poco en casa. En verdad, la feria desde sus inicios ha estado muy bien planteada, es muy profesional y creo que de ahí su éxito y continuidad. Para nosotros ya es una cita obligada,  también por la importancia de nuestras marcas en la zona, contactar con los profesionales y el público en general.

 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Ricardo Potts