Córdoba, un mundo de sabores

Creado: Dom, 06/10/2013 - 13:43
Autor:
Categoría
Córdoba, un mundo de sabores

El Presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, Rafael Ansón Oliart, ha entregado a Córdoba, la distinción de 'Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica' durante el año 2014, galardón que reconoce su gastronomía singular, patrimonio milenario, historia y cultura.

El acto, que se ha desarrollado en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba, ha contado con la participación del Presidente de Hostecor, el Vicerrector de Política Científica y Campus de Excelencia,  Justo Castaño Fuentes, Antonio Palacios, el Alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto Ballesteros, la Presidenta de la Diputación, María Luisa Ceballos Casas, la Cónsul de la Republica Dominicana en Sevilla, Alejandra Gutiérrez Díaz, el cónsul de Cuba; Ulises Arranz Fernández, el consul de Costa Rica; Juan E. Junca Varias, y Cónsul General del Perú Javier Sánchez-Checa SalazaR.

En este contexto, el reconocimiento supone posicionar a Córdoba como punto de encuentro de la cultura y la gastronomía, reforzando la influencia turística de una ciudad que aspira a incrementar sus visitas y pernoctaciones a través de la difusión de sus distintas propuestas culturales y gastronómicas. No en vano, la Academia Iberoamericana de Gastronomía persigue con esta distinción reforzar la alianza entre gastronomía y turismo, dado que en estos momentos la gastronomía se revela en todo el mundo como un referente fundamental y decisivo de la actividad turística.

Durante su intervención, Ansón ha destacado “la evolución de la cultura y la gastronomía cordobesa en el transcurso de la historia, factores que han diferenciado a Córdoba de otros destinos”. En este sentido, ha resaltado los motivos por los que esta ciudad debe ser distinguida, teniendo en cuenta que se trata de una ciudad que reúne cuatro culturas y cuatro gastronomías (romana, árabe, judía y cristiana) y, además, la provincia cuenta con siete denominaciones de origen.

Así, y como ha destacado Nieto Ballesteros, el visitante puede descubrir a lo largo de la provincia el extenso y cuidado olivar que produce uno de los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo. Este aceite, uno de los principales protagonista de la cocina cordobesa, acapara cuatro denominaciones de origen y protagoniza alguna de sus más conocidas recetas como el salmorejo y el gazpacho o las sopas frías de hortalizas.

Asimismo, puede conocer alguno de los vinos más antiguos del Mediterráneo: los que se producen en el entorno del Guadalquivir, y que pertenecen a la D.O. de Montilla-Moriles. Otros platos típicos de la gastronomía cordobesa son el rabo de toro, los flamenquines de jamón serrano, los boquerones en vinagre, el cordero en caldereta, los jamones y embutidos de cerdo ibérico del Valle de los Pedroches.

En la repostería destacan los tradicionales pestiños y torrijas de temporada, y especialmente el conocido pastel cordobés. La provincia enriquece su confitería, con la originalidad de la oferta de los conventos, y los productos centenarios como la carne de membrillo de Puente Genil, los roscos de Priego, los deliciosos merengues de Aguilar de la Frontera, especialmente los de sabor a café, o los alfajores.

Una oferta única que, sin duda, ha contribuido de modo decisivo para que la ciudad reciba este reconocimiento, al que ya han mostrado su apoyo numerosas instituciones como la Diputación de Córdoba, el Consorcio de Turismo de Córdoba, la Asociación Provincial de de Empresarios de la Hostelería (Hostecor), Universidad de Córdoba, el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (CEIA-3), la Cátedra de la Gastronomía, la Denominación de Origen Montilla-Moriles, la Denominación de Origen Vinagres de Montilla-Moriles, la Denominación de Origen Montoro-Adamuz, Fundación Agrópolis, la Cámara de Comercio de Córdoba, el Patronato Provincial de Turismo de Córdoba, la Denominación de Origen Los Pedroches, la denominación de Origen Aceite de Lucena, la Denominación de Origen Baena, la Denominación de Origen Priego de Córdoba, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), la Escuela de Hostelería y La Asociación de Sumilleres, así como un grupo de empresarios relacionados con la restauración.

Así mismo, durante el evento, tuvo lugar la proyección del video promocional de los atractivos patrimoniales y culturales de Córdoba y Provincia: “Córdoba, vida y genio”, que puede observarse en este link: http://www.youtube.com/watch?v=GyfGdpF55Uk&list=UUFNE6GKpBaxVX_5etqB7bC…

Con más de 300 días de sol al año,España es un destino único para el descanso, el deporte y el bienestar. Su patrimonio cultural y gastronómico, una moderna red de infraestructuras y servicios y la pujanza de la lengua española impulsan su liderazgo. No en vano, el sector contribuye al 10,3% del PIB y genera el 11% del empleo en el país.

En este contexto, Andalucía se configura como una de las principales referencias dentro del turismo nacional, como avala su selección, por tercer año consecutivo, como la marca turística española más valorada en un estudio realizado por la empresa Oak Power Comunicación entre 630 periodistas de todo el mundo especializados en turismo o que escriben habitualmente sobre esa materia.

Una marca en la que la provincia de Córdoba, con cerca de un millón de visitantes anuales, ocupa un lugar prioritario. Una región con una importante y atractiva oferta turística, cultural y gastronómica que ofrecer al visitante.

Institución presidida por Rafael Ansón, fue constituida el 21 de septiembre de 2009 en Sevilla con la representación de los presidentes de las Academias Gastronómicas de Andalucía, España, Portugal, México, Brasil, Argentina y Perú, además de los embajadores de Portugal y Perú, así como con la del secretario de Estado de Turismo del Gobierno de España. Su vocación internacional es la cooperación e integración de todos los países iberoamericanos. Se ha incorporado ya Colombia y, próximamente, lo hará Chile.

La principal misión de la Academia Iberoamericana de Gastronomía consiste en fomentar la investigación, divulgación y protección de las cocinas y actividades gastronómicas propias de las distintas regiones y pueblos iberoamericanos, así como cuidar de la pureza de sus tradiciones, apoyar su modernización e impulsar actuaciones integrales en materia de cooperación internacional y solidaridad.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.