Día Mundial del Turismo: La mesa en el epicentro de placeres

Creado: Mié, 26/09/2018 - 11:09
Autor:
Credito
Harold Iglesias Manresa
Turismo gastronómico

Alimentarse, beber, necesidades inherentes al hombre pero que con el decursar del tiempo se han convertido en una especie de arte. Este 27 de septiembre, Budapest, capital de Hungría, acoje la celebración oficial por el Día Mundial del Turismo, instituido a partir del año 1980, una fecha en la que homenajeamos a la denominada Industria sin humo

Volvamos a los placeres del paladar. Sucede que más de un tercio de los viajeros de todo el mundo (34%) han afirmado estar interesados en practicar el turismo gastronómico y querer hacer un viaje de este corte en algún momento de su vida.

La gastronomía es uno de los componentes esenciales en la definición de las tradiciones culturales de los pueblos y de las regiones. Cada vez el turista se muestra más interesado en conocer acerca de las costumbres y formas de vida de los diferentes destinos turísticos, interactuar con historia y tradiciones, deseos que indiscutiblemente pasan también por experimentar su gastronomía.

En esa cuerda hay lugares en el mundo que calzan trajes identitarios asociados con algunos tipos de alimentos o platos tradicionales. Algunos ejemplos de ello son Bélgica o Suiza para el chocolate; Estados Unidos para las hamburguesas o platillos rápidos; Italia para la pizza; o Japón para el sushi.

Esos magnetizan desde hace décadas y están sólidamente reconocidos. Asimismo, si viajas a España no puedes irte de allí si saborear una rica paella o haberte dejado llevar por las tapas y la ruta del jamón ibérico. Del mismo modo, volverás de Suiza con la maleta llena de chocolate, o de México con, por lo menos, una botella de tequila, luego de recorrer la del Agave. Si extiendes tu travesía y puedes conjugarla con la de los "mil sabores del mole" en Oaxaca, muchísimo mejor.

Desde mi perspectiva, venir a Cuba implica para los visitantes, en materia de rutas, seguir la del Ron o el Tabaco, además de saborear platos típicos como el congrí, el lechón o cerdo asado, la yuca con mojo y tostones… o el afamado sándwich cubano (preparado con "pan de flauta", queso suizo, jamón york, rodajas de pepinillos en vinagre, mostaza y carne de cerdo asada. El pan que se utiliza en Cuba es el pan de flauta, pero si lo quieres hacer en casa puedes usar una baguete o pan de molde) entre otros.

Lo cierto es que cada país tiene diferentes tipos de comida y tradiciones: por ejemplo, el continente americano es muy conocido por tener una gastronomía con gran diversidad de sazones y más específicamente la cocina caribeña es deliciosa y abundante. Las fusiones de especias, hierbas y condimentos, además de la gran variedad de ingredientes que se cultivan en las islas, hacen que los visitantes coman mucho y bien.

Los indios Arawak, Caribe y Taino fueron los primeros habitantes de las islas del Caribe. Estos primeros habitantes ocuparon las actuales islas Vírgenes Británicas, Cuba, Dominica, Granada, Haití, Trinidad y Jamaica. Su dieta diaria consistía en frutas como papaya, ñame, guayaba y yuca. Pero a medida las necesidades alimentarias se agudizaban, cada cultura comenzó a consumir carne y pescado.

Según algunos estudios, los indios Tainos comenzaron a cocinar carne y pescado en grandes ollas de barro. Por su parte los Arawaks se saben que crearon una especie de parrilla para poder cocinar la carne lentamente y que la madera realzara su sabor. Finalmente los Indios Caribe fueron los que agregaron las salsas picantes y el limón a todas las recetas de carne y pescado.

Probar los orígenes de turismo gastronómico

Viajando en el tiempo hallamos que en la Europa del siglo XIII, se empezaron a realizar las primeras guías gastronómicas, consistentes en una relación de las mejores posadas y restaurantes. Estas guías eran confeccionadas por los famosos "gourmets" o "gastronomers", personas de gran apetito que se dedicaban a clasificar los restaurantes. El más famoso en ese entonces fue Kurnonsky en Amberes, centrado exclusivamente a la cocina francesa.

El gran Kurnosky (de nombre original Maurice Edmond Sailland), nombrado el "príncipe de los gastrónomos" en 1927, se dedicó a viajar por diversos lugares de Francia con un conjunto de amigos y aficionados a la gastronomía.

Con los años las diversas rutas estuvieron en consonancia con temáticas gastronómicas que remarcan la identidad de las mismas. A tenor con ello se promueve la venta de un producto alimenticio (marketing), se desarrolla una economía local y se promueve la cultura e identidad de una región.

Esta modalidad funciona como un medio ideal para preservar o rescatar la alimentación tradicional de cada zona. En los últimos años, están adquiriendo cada vez más importancia en el mundo, pues se han convertido en una pieza clave para el posicionamiento de los alimentos regionales.

Asociado a ello se suceden visitas a productores primarios y secundarios de alimentos, festivales gastronómicos, restaurantes y lugares específicos donde la degustación de platos y la experimentación de los atributos de una región especializada en la producción de alimentos es la razón principal para la realización de los viajes.

El paladar, al compás de la contemporaneidad

Pero la vida misma dicta caminos, impone variaciones, y el turismo gastronómico, sin desprenderse de la génesis etimológica griega del vocablo gastronomía, enrumba hacia horizontes más contemporáneos, algunos incluso ligados al desarrollo tecnológico.

Así nos descubrimos moviéndonos en una corriente de seis vertientes fundamentales:

1- Comer fuera de la residencia es más frecuente: Una encuesta realizada arrojó que el 73% de encuestados come en un restaurante al menos una vez por semana. Dentro de este grupo, se incluye a los viajeros, debido a que ellos buscan las mejores opciones gastronómicas en la localidad que visitan.

2- Ofrecer experiencias a través de la comida: Muchas empresas del sector se esfuerzan por ofrecer productos alimenticios de alta calidad. Sin embargo, deben complementar este servicio a fin de conectar emocionalmente con el cliente. Todo el personal de atención debe brindar una atención personalizada y ofrecer más que solo alimentos, sino también la historia u origen del plato que se va a servir.

3- La automatización en el servicio de comida: Actualmente, la tendencia se inclina por la automatización de los servicios. Por ejemplo, en Chennai, India, el restaurante llamado "Robot" ha reemplazado a los camareros por mozos robot. Sin embargo, la interacción con el personal es un momento clave a la hora de elegir los platos y representa una de las principales actividades que los viajeros realizan cuando visitan estos establecimientos.

4- Más alimentos y bebidas de calidad en otros nichos: Cada vez más empresas del sector de turismo, como cruceros, aerolíneas y hospedajes, han decidido mejorar los servicios de alimentación de su oferta habitual. De este modo, los productos que antes se encontraban solo en grandes restaurantes, hoy son más accesibles.

Le puede interesar: Gastronomía en los cruceros: Deleitando el paladar en alta mar

5- Residuos generados por los viajeros: Muchas organizaciones alrededor del mundo, como Sky Rescue, Ocean, y Strawless Ocean, están gestionando medidas para reducir el volumen alarmante de residuos generados por los viajeros y los establecimientos. Entre estos desechos se encuentran los platos y cubiertos descartables, los cuales podrían ser reemplazados por elementos reutilizables hechos de cerámica.

6- Preferencias dietéticas: La cantidad de personas que opta por llevar un estilo de vida saludable ha aumentado considerablemente. Por este motivo, es recomendable que los establecimientos ofrezcan opciones veganas, sin gluten, sin lactosa, entre otras alternativas que satisfagan a este público. Asimismo, deben considerar alternativas para los viajeros de distintas religiones, y las restricciones que puedan tener en su alimentación.

Perdónenme amigos míos si este viaje por los orígenes y desarrollo del turismo gastronómico, de la mano del paladar y algunas sugerencias le ha resultado en extremo extenso. Si por el contrario, exacerbó su apetito, confieso que cumplió en buena medida su objetivo.

Me despido entonces con la sugerencia de algunos gastrodestinos en América Latina, para que en caso de que se decida por nuestro hemisferio en el blanco de sus posibles opciones de relajación y disfrute se halle un paso adelante.

Al decir del Doctor Antonio Montecinos, Director General del Centro Empresarial Gastronómico Hotelero (CEGAHO) en México, Cuba descuella en los últimos tiempos por el desarrollo y profesionalización de rutas y negocios gastronómicos; otro producto de renombre lo constituye el tour del chocolate como ejemplo del agroturismo en República Dominicana; o sencillamente en calidad de sitios más específicos, algunos restaurantes emblemáticos como El Central, en Perú y Leo, en Bogotá.

Añadir nuevo comentario

Credito
Harold Iglesias Manresa