Sin votos aún

Cebolla, imprescindible para la gastronomía y para la buena salud

Uno de los ingredientes imprescindibles de la dieta mediterránea y de muchas gastronomías del mundo es la cebolla. Prácticamente podemos tomarla y cocinarla de todas las maneras posibles y sirve para condimentar cualquier plato. Pero además de sus propiedades culinarias, las propiedades nutricionales e incluso medicinales de la cebolla hacen que sea un alimento altamente recomendable.

La cebolla (Allium Cepa) es, junto con el ajo, una de las plantas con más propiedades medicinales, además de ser barata y accesible. Tiene acción diurética, antifúngica, broncodilatadora, antibacteriana, expectorante, antihelmíntica, hipolipemiante, anticoagulante, hipoglucemiante, antiinflamatoria e inmunoestimulante.

La nutricionista Marta Sanz explica que la mayor parte de la cebolla es agua “el 94 % de su peso es agua, 100 gramos de porción comestible de cebolla nos aportan 23 kcal, 1,4 gramos de proteínas y solamente 0.2 gramos de lípidos, su contenido en hidratos de carbono es de 3.5 gramos y 1gramo de fibra”. Su contenido en agua le confiere un poder diurética, por lo que es muy recomendable en pacientes con insuficiencia renal, gota o hiperuricemia, cálculos renales, edemas o hipertensión.

Además de las propiedades nutricionales de la cebolla, este bulbo contiene principios activos que son los que le otorgan a la cebolla sus propiedades beneficiosas para la salud. La cebolla es rica en flavonoides y compuestos azufrados, responsables del aroma. “Entre los flavonoides es muy destacable la quercitina que desempeña una función antioxidante, inhibe la oxidación del colesterol LDL, por lo que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares” comenta Sanz. La quercitina también ejerce un efecto antiinflamatorio y es muy recomendable en personas que sufran afecciones inflamatorias del intestino como la enfermedad de chron, síndrome del intestino agujereado o la intolerancia al gluten.

Sanz añade que “estudios relacionan los flavonoides presentes en la cebolla con la reducción de la tensión arterial e impiden la formación de trombos. Existen estudios que indican que los compuestos sulfurados de la cebolla tienen un efecto protector en el cáncer de esófago y estómago”. Hay que tener en cuenta que las diferentes técnicas culinarias como la cocción o la fritura no ocasionan grandes pérdidas de flavonoides”.

La tan conocida acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, proceso que también favorece al estimular al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias. Estas propiedades sólo se dan cuando se consume cruda.

En cuanto a los minerales hay que destacar su contenido en potasio ( 392 mg), por eso son indicadas en personas que tengan hipertensión. Hay que destacar también su contenido en Calcio (114 mg) y en hierro (1.5mg). En vitaminas abundan la A, B, C y E.

Conservar la cebolla

Las cebollas y ajos al igual que las patatas, después de estar un tiempo almacenadas tienden a brotar, lo que hace que con el tiempo ya no las podemos usar para comer.

Ante todo, lo primero que debemos tener en cuenta es que la nevera no es el mejor lugar para conservar las cebollas. Si ya hemos partido una cebolla y queremos guardar la otra parte, lo mejor, entonces sí, es meterla en el frigorífico, pero envuelta en papel de aluminio.

La temperatura adecuada para conservar las cebollas es entre 5ºC y 10ºC. A una temperatura más baja se pueden pudrir y una más elevada pueden aparecer raíces. El mejor sitio para que se conserven es un lugar fresco, aireado, pero sin humedad y en el que no haya demasiada luz. Podemos aprovechar la red donde vienen cuando las compramos, y si las compramos a granel y las metemos dentro una bolsa de plástico lo primero que debemos hacer al llegar a casa es sacarlas de esta bolsa, de lo contrario se nos estropearan antes porque no se airean.

Fuente: La Vanguardia

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.