Pedro Palacios: "León Capital Española de la Gastronomía 2018 pinta muy bien"

Creado: Lun, 08/01/2018 - 23:25
Autor:
Credito
Susana Martín
Categoría
capital española de la gastronomía -Pedro Palacios

La Capital Española de la Gastronomía es un evento anual que promueven la Federación Española de Hostelería y la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo con el objetivo de promocionar la gastronomía como uno de los principales atractivos para el turismo en España. En 2018 este título recae en León, aunque no será oficial el nombramiento hasta el próximo jueves 18 de enero en FITUR.

Pedro Palacios, director general de la Capital Española de la Gastronomía en estrevista comenta sobre este evento que tiene como objetivo promocionar la gastronomía como uno de los principales atractivos para el turismo en España.

León es ya la séptima Capital Española de la Gastronomía de este ambicioso proyecto que surgió, como tantas interesantes iniciativas, en torno a una mesa. Allí estaba usted. ¿Cuál era el objetivo que perseguían con este título cuando decidieron ponerlo en marcha en 2012?

Con esta iniciativa pretendemos reconocer a la ciudad que más se esfuerza en la promoción de la gastronomía como atractivo turístico. Hoy, según datos de Turespaña, de los 80 millones de turistas extranjeros que nos visitan, casi 20 millones reconocen que eligen España como destino de vacaciones porque "se come muy bien y muy variado". Con el galardón de Capital Española de la Gastronomía, queremos poner en valor las fortalezas de la oferta gastronómica española, estimular al sector para que el servicio mejore y a que se valore la calidad de nuestros productos de despensa, base de la cocina española. En una palabra: relanzar los gastro-atractivos de la ciudad.

Dice usted que el requisito básico de las candidaturas es el compromiso. Dígame, ¿conoce León? ¿qué les encandiló del proyecto "Manjar de Reyes"?

León es una ciudad seductora. Y su provincia, claro. El visitante que lo descubre queda fascinado porque es un cóctel que combina equilibradamente sus ingredientes: tesoros monumentales (la Catedral y sus vidrieras, San Isidoro y el grial, el Gaudí de Astorga o Casa Botines...), la despensa de productos excepcionales (cecina y otros embutidos, los vinos prieto picudo o del Bierzo, el queso de Valdeón, las legumbres…); la cocina (el universal botillo, el cocido maragato, la carne de ternera, la repostería…), la naturaleza (Las Médulas, las Cuevas de Valporquero), la universalidad del Camino de Santiago… En León se disfruta de esa armonía perfecta: arte, historia, naturaleza, calidad de vida y gastronomía.

¿Podemos hablar de cifras de beneficio para las ciudades que han ostentado antes el título de Capital Española de la Gastronomía?

En todas constatamos dos grandes beneficios: proyección mediática nacional e internacional (Huelva ha tenido un retorno de 15 millones de euros) e incremento en los flujos de visitantes y de consumo en el sector de la hostelería (7% de aumento de negocio en Huelva). En la ciudad que ostenta el título de Capital Española de la Gastronomía se genera el siguiente círculo virtuoso: cuánto más y mejor se habla de la ciudad en los medios, más crece el interés del turista por disfrutar de su oferta.

De todas ellas, ¿en cuál diría que el proyecto ha resultado más rentable, más positivo? ¿Y peor?

Es difícil sintetizar una respuesta uniforme porque cada ciudad es diversa y parte de posiciones que no son comparables. Todas las ciudades han obtenido beneficios. El éxito depende de su gestión, pero todas han acabado logrando más visitantes y mayor protagonismo en los medios. Logroño fue la pionera y La Rioja se reafirmó como una región volcada en el turismo gastronómico. The New York Times, gracias a la nominación, seleccionó a Burgos y a Cáceres como uno de los destinos imprescindibles de 2013 y 2015. Los récord Guinness obtenidos en Burgos, Vitoria y Toledo con la morcilla, la tortilla de patata o el jamón, se difundieron por todo el mundo. Huelva ha superado el millón de visitantes. Todas las ciudades reconocen que hay un antes y un después de ser Capital Española de la Gastronomía. Ahora el reto para estas ciudades es afrontar el legado, cómo seguir estando en la cresta de la ola gastronómica.

Las organizaciones que auspician este proyecto dejan claro que son entidades sin ánimo de lucro. Sin embargo, la ciudad ganadora ha de pagar un canon, ¿en qué se emplea ese canon?

Nuestro lema, como periodistas que somos, es la transparencia. Nosotros firmamos un convenio con la ciudad ganadora del título Capital Española de la Gastronomía por el que nos comprometemos a prestar unos servicios en contrapartida del canon. Estos objetivos están en nuestra web. Resumiendo los principales: autorizar a la utilización por la ciudad del logotipo CEG León 2018; presencia en Fitur con stand propio; gestión centralizada de la comunicación corporativa del evento (redacción y distribución de comunicados de prensa, ruedas de prensa, newsletter mensual CEG News, revista trimestral on line y papel "Capital"; gestión de la web www.capitalespanoladelagastronomia.es, gestión de las redes sociales); asesoramiento y selección de cuatro viajes de periodistas (nacional, internacional, provincial y críticos gastronómicos) a León y provincia; acciones de relaciones institucionales: emisión de un sello de Correos; Cupón de la Once, Masterchef; acciones de promoción de la oferta gastronómica; asesoramiento del récord World Guinness; producción de materiales de promoción y difusión…

Capital Española de la Gastronomia-leon-2018-Pedro-Palacios
Página Web: www.capitalespanoladelagastronomia.es.

 

Usted, que dirigió la comunicación de Barcelona 1992, dígame, ¿cómo ha de abordarse la difusión de un proyecto tan ambicioso como la Capital Española de la Gastronomía? ¿Qué haría usted para "vender" mejor León?

En materia de promoción, casi todo está inventado. No se trata de invertir más o menos recursos económicos, aunque son importantes. Pero hay una exigencia imprescindible: creer en tu producto y confiar en tus propias posibilidades. Es imprescindible mejorar la autoestima, estar convencido de que no hay nada que pueda superar a León. Igualar sí, pero superarlo debería ser imposible. No se trata de ‘vender’ sino de comunicar con convicción. Y si añades trabajo, espíritu de equipo, creatividad, rigor, disciplina y honradez estaremos en el camino del éxito.

¿Qué destacaría especialmente del proyecto de León? ¿Cuáles le pareció que eran las fortalezas de la candidatura, y las debilidades?

El jurado quedó impresionado por la convicción y determinación mostrada por la candidatura, por la alta calidad del dossier y por la impresionante demostración de apoyos de todo tipo. Fue una satisfacción comprobar el extraordinario apoyo popular movilizado en torno a la candidatura, manifestado por las casi 2.000 adhesiones de personalidades. Fue sin duda un importante activo cómo la sociedad leonesa, castellana y española apoyaban el proyecto y confiaban ciegamente en su éxito.

¿Cree que cuando llegan acontecimientos como éste hay muchos que intentan aprovecharse sin tener nada que ver con el sector? Se quejaba de ello recientemente un conocido chef leonés, que criticaba que proliferen tanto los "entendidos" que en realidad son aprovechados…

Siempre surgen estas incómodas situaciones. El tiempo pone a todos en su lugar. Todo el mundo acaba desenmascarando a los oportunistas que quieren aprovecharse y a los que siempre han estado trabajando.

¿Qué opinión le merecen las academias de gastronomía? ¿Son útiles?

Cada organización tiene sus propios objetivos. Nosotros respetamos a todos que trabajan por mejorar la oferta gastronómica, la calidad del destino turístico y la mejora del servicio en la restauración.

Y volviendo a León, ¿qué conoce usted de su gastronomía y de la extraordinaria despensa de esta provincia?

Soy un enamorado de León, de su extraordinaria despensa, de su cocina tradicional basada en la calidad de sus alimentos. Cada vez que viajo a León vuelvo cargado de producto. Y quiero aprovechar para felicitar a la Diputación por la enorme labor que realiza a través de Productos de León. Nos ofrecemos a colaborar más estrechamente para dar a conocer esos tesoros gastronómicos.

¿Cuál será el papel de usted este año?

Estoy allí donde puedo aportar mi conocimiento y experiencia profesional.

¿Ejercen ustedes algún tipo de supervisión a los organizadores durante este año?

Sí, en cada ciudad se crea un comité consultivo (el término supervisión no es de nuestro agrado) en el que participa el Ayuntamiento y Capital Española de la Gastronomía para planificar y coordinar las acciones. Trabajar con el concejal Pedro Llamas, con José Antonio Maté y sus equipos es un privilegio.

De los casos que ha visto en estos años, ¿qué errores han aprendido? ¿Y qué aspectos destacaría de las capitales gastronómicas ?

De cada ciudad que se convierta en Capital Española de la Gastronomía aprendemos mucho. La principal enseñanza es la que se deriva de la experiencia: el papel del Ayuntamiento de cada capital es insustituible porque es quien mejor conoce la ciudad. Nosotros poco podemos aportar ahí, pero contamos con la experiencia de 7 años planificando y organizando actividades, comunicándolas y ayudando a su implementación. Y nuestro objetivo es el mismo que el del Ayuntamiento: lo mejor para la ciudad y para el sector de la restauración leonesa.

¿Y qué opina usted de las estrellas Michelin? ¿Determinan muchas visitas a las ciudades que cuentan con alguno de estos restaurantes?

Se ha convenido que las estrellas Michelin sean un tipo de reconocimiento a un establecimiento de restauración que normalmente destaca por su innovación y originalidad. Pero creo que en España se come muy bien en muchos restaurantes en los que la estrella está en los fogones y no en la publicidad.

En León, de momento, sólo hay una estrella, la de Cocinandos, ¿algún consejo para seguir creciendo?

Vaya por delante que la oferta gastronómica de León se merece contar con más estrellas. ¿Razones? Calidad, producto, tradición y excelencia son unos parámetros incuestionables. Pero no hay que ‘obsesionarse’. La calidad y el éxito los avalan los clientes, no los inspectores ni los críticos.

De los proyectos que ha visto entre las capitales gastronómicas hasta ahora, dígame a cuál cree que debería aproximarse más el de León para que resulte un verdadero éxito.

Se han dado pasos que ya son un acierto y que producirán grandes frutos: El acto de traspaso de Huelva a León que tendrá lugar el 18 de enero en el stand de León CEG en Fitur, la promoción de la cocina y productos leoneses ante cientos de periodistas y agentes de viajes que allí vamos a realizar; el acierto de crear la marca "Manjar de Reyes"; establecer una "catedral" gastronómica en la Casa de las Carnicerías donde se desarrollarán múltiples actos; visibilizar la marca con un uniforme para empleados de bares y restaurantes; vincular cada mes a un producto para ser homenajeado entre otras iniciativas previstas… Somos optimistas porque León Capital Española de la Gastronomía 2018 pinta muy bien.

En estos años con este proyecto de la Capital Española de la Gastronomía, ¿de qué se siente más orgulloso?

Cada uno observa la experiencia según su criterio. Yo valoro mucho las acciones de responsabilidad social desarrolladas por la capitalidad financiadas con contribuciones de los eventos gastronómicos: en Logroño se entregaron 9.500 euros a Cáritas y Cocina Económica; en Vitoria se entregó a Banco de Alimentos lo recogido en el récord de la tortilla de patatas; en Cáceres fueron 5.000 euros para un programa de alimentación infantil en los Campamentos de Refugiados en África que gestiona Acnur; en Toledo se entregaron 3.900 euros a Banco de Alimentos, Cáritas y Mediterranean Challenge por las tapas de jamón del récord Guinness. En Huelva, los cocineros locales ofrecieron un menú gastronómico saludable en todos los hospitales onubenses… Actuar así nos llena de orgullo.

¿Y de cuáles menos orgullosos?

En aquellas cosas en las que no hemos acertado, trabajamos para que no se repita.

¿Tienen en mente cambios para seguir creciendo en el futuro?

Estamos trabajando en un proyecto que posibilite que los eventos gastronómicos continúen en las ciudades que han sido capital gastronómica y mantener el interés mediático. En Fitur verá la luz la "red de gastrociudades", una plataforma que desarrollará una estrategia común para conseguir que las ciudades aprovechen sinergias propias y compartan experiencias mutuas. Como decía antes, así las ciudades seguirán en la cresta de la ola gastronómica. Queremos que la cocina sirva para unir territorios y gentes. Qué mejor que una buena comida para sellar una amistad.

 

Fuente: La Nueva Crónica

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Susana Martín