J. Antonio Valls: "Alimentaria es capital por su proyección y por las posibilidades a las que dota a los productores españoles"

Creado: Dom, 25/02/2018 - 09:59
Autor:
Credito
David Salvador Ibarz
Categoría
Alimentaria

Alimentaria, el Salón Internacional de Alimentación, Bebidas & Food Service de Barcelona prepara su edición más importante con el objetivo de llegar a los 150.000 visitantes, de los que estiman que el 30% serán internacionales, y su máximo responsable es consciente. Su director J. Antonio Valls, expone: “Estamos ante una gran edición, con la presencia de expositores de más de 70 países”. La internacionalización de la feria es “capital por su proyección y por las posibilidades a las que dota a los productores españoles”, en un 98% pymes o micropymes.

Hablamos con Valls de la situación del producto español en el mundo, de la competencia de nuestros vecinos europeos en la exportación de productos más nuestros que suyos, y de las nuevas tendencias. La realidad digital actual, las nuevas plataformas de distribución, los vinos ecológicos o la alimentación halal ganarán protagonismo en un salón que contará de nuevo con el mejor cartel de chefs patrios para showcookings. Alimentaria 2018 se celebra del 16 al 19 de abril en el recinto Gran Vía de Fira de Barcelona; una nueva oportunidad para mostrar el músculo del sector alimentario español. “En algunos sectores de nuestra industria, como el del aceite, Italia nos llevan ventaja, pero eso está cambiando…”.

Más de 100.000m2 de superficie expositiva, 4.500 empresas participantes procedentes de 70 países, 12.500 reuniones de negocio agendadas… ¿Será Alimentaria 2018 la mayor edición de los últimos años?

Estamos muy contentos. Los diferentes sectores han respondido muy favorablemente, lo que demuestra el reflejo de la propia industria agroalimentaria. En sectores clave como el cárnico estamos superando los objetivos que nos habíamos marcado, y en otros sectores que sí pueden notar un poco más de ralentización por temas de concentración o de crisis interna, como es el lácteo, también se está desbordando. En el de los aceites también ha despuntado, así como categorías o nichos de mercado que reflejan la evolución de la tienda especializada o el importador especializado como el snacking o el sector de Fine Food. Aquí estamos doblando el espacio de la edición anterior. Prácticamente, la totalidad de la superficie expositiva de la oferta sectorial que tenemos recogida a través de los grandes salones ya está contratada y, en general, estamos superando expectativas.

alimentaria-2018

 

Ha ido bien en este sentido, entiendo, el acuerdo con Hostelco (es la primera vez que ambos salones convergen en espacio y fechas).

El mercado ha respondido muy bien al proyecto conjunto con Hostelco, y los steakholders también. Así que afrontamos una Alimentaria con una oferta sin precedentes, esperando que se vea correspondido con el número de visitantes internacionales que tenemos como objetivo, más de 150.000.

Explíquenos mejor, por favor, cómo se han aliado ambas ferias.

La decisión final de celebrar los dos salones de manera conjunta pasa también por dar un paso más allá en la propia estrategia interna de Alimentaria cuando impulsó Restaurama, que es el sector que orgánicamente ha ido creciendo a un mayor ritmo. Empezó con 600m2 en 1998 y ahora estamos con una oferta de 10.000m2 sólo de espacio expositivo. Era la atención de un canal estratégico, que no es la gran distribución organizada si no que es el canal Horeca, con más de 380.000 establecimientos y puntos de venta en España, con la particularidad de que es un mercado muy atomizado que necesita vertebrarse. Restaurama lo hacía, y con Hostelco al lado lo cubrimos mejor. Ambos salones servían y sirven para hablar con distribuidores, con productores, a prestar mayor atención a las empresas que innovan en el sector, por lo que crear sinergias entre los dos salones nos parecía muy oportuno. Ahora, la oferta está más ordenada y los compradores podrán completar su visita y tener todo lo que necesitan en una misma fecha y lugar.

Alimentaria es un salón internacional. ¿Cómo ha ido creciendo el peso relativo exterior? ¿Qué porcentaje de expositores es nacional e internacional?

Actualmente, el 30% de nuestra oferta expositiva corresponde a firmas internacionales, y el otro 70% a empresas españolas, pero con creciente presencia de productores foráneos que tienen distribuidores o importadores aquí, por lo que les interesa estar presentes en la feria de referencia de la industria de alimentación y bebidas española por la potencia que tiene el país en clave turística y gastronómica. Alimentaria tiene varios programas de invitación de compradores internacionales de todos los sectores con agendas concretas. A través del programa “Hosted Buyers”, por ejemplo, articulamos la oferta que hay en el salón con los compradores internacionales y organizamos para ellos encuentros de negocios personalizados como los Food & Drink Business Meetings o los Intervin Business Meetings. Nuestra promoción internacional es extensa y el retorno internacional se manifiesta en el incremento sostenido del número de profesionales de países de todo el mundo edición tras edición.

Y éstos, ¿por qué vienen? ¿Qué vienen a buscar en Alimentaria?

Vienen a buscar una oferta diferencial de producto agroalimentario español porque tenemos calidad y posicionamiento internacional. Pero también vienen por la oferta internacional del sector, ya que nos estamos sacando la etiqueta de salón nacional desde 1998. Para que sea internacional también tienes que traccionar una oferta internacional potente como la que tenemos ahora, con expositores de más de 70 países. Italia, Francia, Portugal, Alemania, Polonia, China, Turquía, Israel o Corea del Sur son algunos de los que tendrán una mayor presencia en Alimentaria 2018. Cuanto más internacional sea la oferta, más fácil es captar al comprador internacional.

¿Es real el posicionamiento de los productos españoles en el mundo? Quizá la gastronomía española sí que convenza fuera, o el nombre y trabajo de nuestros los chefs pero, ¿pasa los mismo con el producto?

Es cierto que el nombre gastronómico va por delante, pero hay una tendencia al cambio clarísima. Aquí, a veces, ha sido más fácil, por ejemplo, vender toda la producción del aceite a una cooperativa italiana para venderse por el mundo que empezar a hacer su packaging o montar una red comercial sabiendo los márgenes del producto. Pero esto está cambiando. Cada vez más nos encontramos con cooperativas que empiezan a trabajar todo esto porque el aceite español empieza a ser muy reconocido internacionalmente por su calidad. ¿Van los italianos por delante? Seguramente sí, pero porque han tenido una presencia notoria en países foráneos por un fenómeno migratorio. Su implantación en EEUU, por ejemplo, está consolidada, con una restauración muy fácil –con todo el respeto del mundo- como es la pasta y la pizza. Cualquier restaurante italiano en el mundo le puede dar mil vueltas a un restaurante español fuera, aunque no en el top-top de la gastronomía, que ahí sí somos líderes.

Pero…

Cuando vas a buscar un restaurante español fuera tienes muchas dudas, y lo digo porque viajo mucho. Podemos tener iconos como el Jaleo de José Andrés pero, ¿cuántos más? Ese es el problema. Nos falta presencia de buen restaurador medio. No sé por qué, si porque no hay suficiente emprendimiento, porque no hay ayuda financiera… En alguna ocasión he recomendado al ICEX que monte un programa piloto de plataformas de distribución conjuntas por categorías o que incentive a las escuelas de hostelería de aquí a crear becas que permitan montar negocios de restauración fuera. Quizá esto sirva más que incentivar a la empresa agroalimentaria local a que salga. Ayuda a los restauradores, haz como flag ships de la cocina española y seguro que los propios restauradores comprarán productos españoles. El producto italiano tira porque todos los restaurantes italianos del mundo, que hay muchos, tiran de producto italiano. Y es una cadena. Quizá en este aspecto ahora estemos en el vagón de cola, pero puedo decir también que las exportaciones de aceite español a EEUU están a la par de las italianas, y es un cambio muy significativo. Y en Japón o China, nuestro aceite es más reconocido que el italiano.
Hemos empezado a exportar hace cuatro días, y el tamaño importa

En el sector del vino, por ejemplo, ¿pasa lo mismo? ¿Qué nos falta?

Es parecido. Sólo aparecen internacionalmente tres o cuatro marcas que han sido bandera y locomotora, aunque cada vez más hay más vinos en los lineales. Pero cuesta, es verdad. Puedes exportar tu vino y colocarlo en la mejor tienda gourmet de Nueva York, pero compites con muchas otras y buenas referencias chilenas, africanas, australianas… El proceso de internacionalización no se hace de la noche a la mañana y la industria agroalimentaria española ha exportado casi por necesidad a partir de 2008, por una crisis y por una ralentización de la demanda interna. Ahora se ha puesto las pilas, pero sigue faltando músculo. El tamaño de nuestras empresas es muy pequeño. La industria agroalimentaria se compone de un tejido industrial de 26.000 empresas, de las que exportan 14.000, y de éstas el 98% son pymes o micropymes. El esfuerzo de internacionalización es enorme. O tienes tamaño o es complicado.

Y Alimentaria es una oportunidad para pymes…

Sin duda porque, como decía, nuestro tejido industrial es así. Los canales con los que cuenta la pyme son únicamente la gran distribución organizada -y va en el vagón de cola-, el Horeca y la salida al exterior. Alimentaria es un reflejo de cómo se compone el tejido industrial: tenemos las grandes marcas y también las pymes, con muchas oportunidades. En la historia del salón, contamos con múltiples ejemplos de pymes que se han podido desarrollar y salir adelante. Sangría Lolea, por ejemplo. Hay casos reales de éxito, por especialización y calidad, principalmente.

alimentaria-2018

Pero, a nivel de consumidor, cada vez se valoran más las marcas pequeñas…

Puede que la gran distribución esté cambiando, así como el canal Horeca, que da más importancia a los pequeños productores. Igualmente, sin ayuda, les es muy difícil diferenciarse.

Alimentaria siempre ha sido una plataforma para observar las últimas tendencias. En los ‘90 se habló de los usos del microondas, por ejemplo. ¿Cómo estamos ahora? ¿Cómo afecta la realidad creciente del delivery o de las grandes cadenas?

El mundo digital está cambiando los paradigmas, con ejemplos como Amazon Go o Alibaba, que es el distribuidor más grande del mundo y no tiene una sola tienda física. Hay un cambio de paradigma, así que las empresas tendrán que adaptarse y salir de la zona de confort, sabiendo que el mundo movido por las nuevas generaciones está cambiando las reglas del mercado.

Y todo esto, ¿es una oportunidad o un inconveniente?

Es como todo. Si te lo tomas como un inconveniente estarás resignado toda la vida. Te lo tienes que tomar como una oportunidad. Si continuas haciendo lo que haces, los otros te comerán. Debes cambiar.

Alimentaria recoge estos nuevos paradigmas.

Intentamos recoger todas las nuevas tendencias a través del área de actividades The Alimentaria Hub, que quiere poner en escena lo que se está moviendo en el sector. En este sentido, hemos firmado un acuerdo con Adigital (Asociación Española de la Economía Digital) para, entre otras cosas, organizar una serie de ponencias que nos ayudarán a entender mejor cómo funcionan las plataformas que están rompiendo el paradigma de la distribución. Lo que está claro es que si el mercado se mueve para aquí, Alimentaria lo debe cubrir. Somos recolectores de tendencias.

¿Qué tendencias mostrará este año Alimentaria?

En The Alimentaria Hub hablaremos desde temas de nutrición, salud y bienestar (como la dieta mediterránea) hasta otros relacionados con la comunicación y el marketing desde la vertiente digital, hablando de cómo las marcas están llegando al consumidor de una manera diferente. Estamos rompiendo la comunicación convencional. Ahora es multicanal, con bloggers, instagrammers…También habrá espacio para cuestiones de internacionalización (cómo abordar los diferentes mercados y qué peculiaridades tienen para poder acceder, cómo exportar a China, cómo funciona el mercado de tal país…) o temas de responsabilidad social corporativa (food waste…). El Hub, con 4.500m2, intenta recoger desde diversos ángulos aquellos aspectos que más preocupan a nuestra industria.

Alimentaria cubre todos los productos de la industria agroalimentaria. ¿Qué productos tiran actualmente del carro español?

Los cárnicos son una referencia mundial, con un tejido industrial de más de 4.500 empresas con una alta capacidad exportadora. El vino es muy potente y una tendencia clara es hacia vinos de producción ecológica, que estarán agrupados en un nuevo espacio específico, Vinum Nature. También en el sector orgánico somos de los primeros productores mundiales en agricultura ecológica mediante certificaciones. ¿Somos consumidores de estos productos? Quizá no, pero somos grandes exportadores. Y todo este sector son pymes o micro pymes.

¿No tendremos que encaminarnos hacia aquí –productos ecológicos- como consumidores?

Seguramente. Las cadenas de productos orgánicos crecen en nuestro mercado, por no hablar de los productos halal, por el número de consumidores musulmanes que hay y va a haber en el mundo en unos años y porque es una alimentación mucho más sana que otras. Está comprobado que un animal sacrificado a la manera halal tiene mucho menos estrés que uno sacrificado con un método tradicional. Y, por lo tanto, es más sano para el consumidor. Éste es un nicho que crecerá muchísimo, y también lo mostraremos en Alimentaria donde habrá una zona expositiva específica para esta tipología de productos. Además, tendremos un congreso, una expo y dos showcookings halal.
Ruscalleda, Aduriz, Sandoval, Ángel León o Elena Arzak, en The Alimentaria Experience.

Uno de los puntos fuertes de Alimentaria es The Alimentaria Experience, un espacio pensado para que los visitantes vivan en directo la elaboración, emplatado y degustación de algunas de las especialidades que se sirven en restaurantes que despuntan en las mejores guías gastronómicas por boca y manos de sus chefs. ¿Cómo se presenta este año?

Las masterclass de The Alimentaria Experience son uno de los rasgos diferenciales de nuestra feria. Evidentemente, no queremos emular a Madrid Fusión ni a San Sebastián Gastronomika. Es un modelo de charlas integrado en la feria, participativo, que tiene esta vertiente pedagógica a la vez que experiencial. Es un proyecto único en cualquier feria del sector en el mundo.

Y sirve para que los visitantes y futuros compradores aprendan cómo se trabaja el producto local por parte de, por ejemplo, Carme Ruscalleda, Andoni Luis Aduriz, Paco Roncero, Mario Sandoval, Ángel León, Elena Arzak, Paco Pérez, Óscar Velasco, Dani García o Pepe Solla. Buen listado…

Y no has citado al trío de Disfrutar, Marcos Morán, Fina Puigdevall, Fran López, Carles Abellán… La verdad es que los chefs se vuelcan con nosotros. Se agradece y redimensiona la feria.

¿El actual contexto político en Cataluña ha afectado?

Diría que, tal como estamos y con el acuerdo con Hostelco, no lo hemos notado. Somos una plataforma generadora de oportunidades y de negocio, de innovación tanto en clave nacional como internacional, por lo que estamos fuera de cualquier discurso político y el mercado lo sabe. Lo que queremos es generar negocios y esto se ha visto con el nivel de contratación, que ha subido en todos los sectores.

Pero, a nivel de usuario, sí que se ha notado una bajada en la afluencia a restaurantes en Barcelona, al menos.

Cuando hay crisis, siempre sube el consumo en el hogar y baja en la restauración. Es así. Que sea coyuntural o estructural ya se verá. A nosotros no nos ha afectado.

Alimentaria es bienal. ¿Se han planteado su celebración anual?

Descartado. Pero sí puedo avanzar que en 2020 habrá novedades importantes que aún no puedo adelantar. Reestructuración en algunos ámbitos, evolución del proyecto global Alimentaria-Hostelco y, a lo mejor, el nacimiento de un salón vertical que tenga incidencia en el mercado.

¿En Barcelona?

Sí, en Barcelona.

¿Nunca se ha barajado la opción de trasladarse a Madrid?

No es necesario. Alimentaria nació en Barcelona y nuestro propietario es Fira de Barcelona. Barcelona es una plaza reconocida internacionalmente y ciudad líder en recepción de congresos y ferias. Por climatología, gastronomía y multiculturalidad, resulta muy atractiva.

Más información y compra de entradas, en la web oficial de Alimentaria 2018.

 

Fuente: 7Caníbales

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
David Salvador Ibarz