Un pedacito de Italia en La Habana

Creado: Mar, 06/08/2019 - 08:00
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
vinos

Pocos gustos son tan auténticos y reconocibles, tan universales, como los de la gastronomía italiana. Por dicha razón recrearla ha de implicar siempre cierta dosis de atrevimiento. Justamente eso: buen gusto y atrevimiento, quiere ofrecer el restaurante La Scala del hotel Meliá Habana y su Terraza del Vino, en especial luego de su renovación y relanzamiento hace solo unas semanas.

Con un nuevo concepto estético y también culinario, el espacio goza hoy de una transformación y la copiosa cava de vinos del hotel viene a ser acertada compañera de la iniciativa. Así quedó constatado durante evento de reapertura. La degustación realizada por tal motivo ilustró el interés de la directiva del hotel y su personal gastronómico por defender un nuevo concepto donde el comensal pruebe un pedacito de Italia en sus más variadas manifestaciones. Así lo explica Mayrelis Machado, Jefa del restaurante italiano: "La idea es retomar lo que ya existió sobre una base nueva. El proyecto es explorar diferentes temáticas, siempre sobre la línea de la gastronomía italiana, armonizando nuestra carta con los vinos presentes en nuestra cava, de muchas regiones especializadas. Queremos mantener el éxito histórico del restaurante, sobre todo en el tema pastas y pizzas, incorporando la posibilidad de una oferta más familiar, cercana, con la identidad de esa nación representada de disímiles maneras, de modo que no solo implique sentarse y comer lo tradicional sino también llevarte una parte de su gastronomía a casa; vivirlo íntegramente, desde sus platos más internacionales reinterpretados, hasta sus vinos, que son excelentes. Es rescatar toda la esencia".

vinos-italianos-tapas
Tapas a degustar durante el evento.
 

Así pues, el lanzamiento ilustró esta perspectiva diferente: la copiosa comida italiana fue llevada a un formato de tapas con lo cual pudimos saborear nueve platillos de los casi 30 que integran el menú actual del establecimiento. Una brocheta de queso caprese, ravioles fritos de espinacas con mermelada de tomate, una mousse de tomates con aceite de albahaca y crocante de chorizo vela, entre otras delicias, condensaron la oferta y el sabor que La Scala propone ahora a sus clientes.

Roberto Yagui, chef de especialidades encargado del recomienzo y parte del revival culinario del lugar, refiere: "La presentación fue un modo de realzar la cocina italiana de manera minimalista, en forma de tapas, trabajando sobre todo con los sabores. Condensar la comida de esta magnitud y riqueza fue muy interesante: tanto en el cambio en la presentación, como en el modo de emplear ingredientes básicos. El reto fue tratar de replicar la cocina originaria en diferentes texturas y formas, de-construirlos para volver a presentarlos, replicarlos en monodosis, en presentaciones completamente diferentes, y que sean una interesante y sabrosa sorpresa para el cliente. Ilustrar lo que podemos hacer en mayores dimensiones.

"Si bien es cierto que todo el mundo tiene una valoración o experiencia sensorial con respecto a la comida italiana, e incluso una expectativa, el desafío resulta más atractivo aún. Para ello hago uso de lo que yo llamo mi ‘mapa de sabores’: cuando tenemos una experiencia sensorial a través de los alimentos o bebidas creamos mentalmente una especie de registro. Así, sin necesidad de llegar al punto tangible o físico recreo mentalmente cómo puedo ir mezclando los sabores, los voy fijando y desarrollando los platos. Trabajo mucho en función de la memoria gustativa. No es mezclar cosas por mezclar, sino que es importante conocer las características físicas y gustativas de cada producto para ver qué puede empastar con cuál. Así diseñamos la presentación y también el nuevo menú". subrayó.

Los vinos, el otro sabor

Al hablar de comida italiana la experiencia no podría estar completa sin vinos de la península. En manos de la firma AM Group S.R.L recayó la oportunidad de bautizar con sus caldos la reapertura del restaurante La Scala. En esta ocasión el Pinot Grigio Villa Ducco, marcadamente herbáceo, balanceada acidez, pero sobre todo frescor, fue una de las propuestas de la armonía. También dos tintos de la empresa desplegaron su peculiaridad: el Marche Rosso (Montelpuciano/Cabernet Sauvignon) y el Cannonau di Serdegna, así como el Prosecco Ane Millesimato La Tordera. El cierre lo encarnó una Grappa Premium, la Cleopatra, cuyo largo añejamiento y meticuloso filtrado la convierten en uno de los destilados más interesantes de la carpeta de productos de la entidad.

vinos-italianos
Vinos presentados.
 

Al respecto de la selección apunta Daymara González Perdomo, representante en Cuba de AM GROUP S.R.L: "Somos suministradores del Meliá Habana desde hace 10 años, por lo tanto tenemos una presencia y una relación muy sólida con el hotel y, teniendo en cuenta que los productos están establecidos desde ese tiempo y la remodelación que han realizado decidimos apoyar la reapertura de la terraza y el restaurante. Además, siempre abogamos por un mayor conocimiento acerca de la riqueza gastronómica italiana, de su cultura. Nuestra cartera es muy amplia, con representación que va desde el Norte al Sur de Italia, por tanto, podemos armonizar muy bien con las iniciativas que está promoviendo ahora el local, tanto por la diversidad de estilos, procedencia y cepas que comercializamos, así como por el hecho de que forman parte estable de la cava y, quien los disfrute puede adquirirlos posteriormente. Estos son espacios de disfrute, de aprendizaje y siempre estamos felices de ser parte, de apoyar".

A propósito, sobre cuánto representa para la cultura itálica en la isla que se desarrollen estos eventos señaló Andrea Balzani, delegado de la Asociación Italiana de Sommeliers (AIS): "Estos eventos valorizan la comida italiana y sus maridajes. Es muy bueno que se impulsen, se rescaten espacios como este porque son muy importantes y, evidentemente, muy interesantes para los cubanos y el público en general que siempre ha mirado a Italia con mucho interés por la vastedad y riqueza de su gastronomía. En este caso es aún más satisfactorio porque todos los sommeliers que laboran tanto en el restaurante como en la cava son graduados de la AIS, un movimiento que represento en la isla desde el 2008. Que se incentive así esta gastronomía demuestra que hay mucha capacidad en este sentido y una excelente cantera profesional".

Con todo, la cita vespertina demostró las potencialidades de un espacio como este para el descubrimiento cibo-vino y, en especial, lo apetecible que puede resultar un encuentro, ya sea en la Terraza como en la propia Scala del Meliá Habana.

Se ha abierto la compuerta y muchas otras curiosidades se cuecen para quienes decidan acercarse al renovado enclave gastronómico. Eduardo Novo, uno de los sommeliers del excelente equipo de profesionales con que cuenta la institución enfatiza el deseo de retomar el espacio con nuevas propuestas. Tanto en su gastronomía como en los vinos propuestos, en el concepto de una cena temática, en la oportunidad de degustar un coctel regional e icónico como el Negroni o descubrir diferentes expresiones de una misma cepa y su relación con los platos que ofrecen. Hablamos de renovación, de evolución. De vincular experiencias y sabores y en el trayecto descubrir lo subjetivo que puede ser el maridaje. "En nuestra cava siempre estamos a la búsqueda de información, de novedades, tratando de mantenernos a la delantera, con un poco de atrevimiento. Es lo que queremos potenciar, ahora mucho más. De hecho, tenemos muchos planes para el futuro porque hay un público listo para ello y con muchísimas ganas de conocer, de probar, y este es un excelente espacio para ello", concluyó

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet