FVAM 2013 Torremolinos, La saga de los Grandes vinos

Creado: Dom, 01/12/2013 - 16:46
Autor:
Credito
Por Ricardo Potts
Categoría
FVAM 2013 Torremolinos, La saga de los Grandes vinos

La Feria del Vio y la Alimentación Mediterránea se ha convertido en uno de los certámenes eno-gastronómicos de mayor prestigio entre los eventos de esta índole en España. Uno de los grandes motivos ha sido la calidad de los vinos y otros productos agropecuarios presentados por sus expositores. Quien es para muchos figura emblemática de la sumillería española, Custodio López Zamarra, conversó con Excelencias Gourmet sobre el tema de su presentación “Grandes Vinos en FVAM 2013”

¿En su opinión, cuáles son los requisitos para poder decir que un vino sea un “Gran Vino”?

Para mí, que realmente ya soy mayor, las características más importantes que debe tener un gran vino desde mi punto de vista subjetivo, es la tipicidad y que represente una tierra, un “Terroir”, a unos vitivinicultores y a una variedad de uva y que tenga elegancia, finura, equilibrio. Esos que son para mí requisitos fundamentales, no se encuentran todos en un vino.

Si uno está catando un Ribera del Duero, de alguna forma debería poder identificar a la zona del vino, y al mismo tiempo que esté muy bien hecho, que esté muy cuidado y tenga elegancia. Hay vinos duros, vinos a veces rústicos que son buenos, pero sin embargo yo voy buscando finura, elegancia, equilibrio.

¿Cuáles vinos ha escogido para esta presentación?

Tenemos el placer de presentar seis de los vinos que quizás estén entre los más importantes en esta feria.

Tenemos un vino del Napa Valley, el Keymus blanco, elaborado con diez variedades de uva, realmente espectacular con 6-12 meses de crianza en barricas de roble.

Después tenemos un Centia, hecho en Extremadura en tierra de barro, con cuatro variedades de uva, pero de una complejidad maravillosa.

También un un Hesvega, que es un Ribera del Duero muy interesante, tan sólo hacen 2.000 botellas y es un vino de mucha tipicidad.

Luego está el Finja La Emperatriz, también de producción pequeña, de una extraordinaria bodega riojana.

Después probaremos el Gaudium, del Marqués de Cáceres del 2008, muy premiado, prácticamente en todas las guías obtiene 96-97 puntos, y finalmente cataremos un clásico, un Gonzalo de Berceo del año 2005, en total una verdadera gama de vinos para disfrutar.

Precisamente por ser usted una persona algo mayor, quiero referirme a un tema recurrente en la vitivinicultura, el que hoy en día en España se afirma que muchos jóvenes han perdido la cultura del vino, se van más por el Gin Tonic, o el cóctel ¿Qué piensa usted de esto?

Yo pienso que el vino es un vehículo de cultura; de amistades; de pasión; creo que desde jóvenes hay que educar a los chavales en el gusto por el vino, desde luego cuando tengan la edad requerida para beber.

También en estos momentos la gente se independiza mucho más tarde; y creo que el vino se comienza a tomar cuando uno se emancipa; cuando crea su propio hogar y entonces es cuando de alguna forma uno empieza a comprar y a consumir vino.

Pero creo que hay que trabajar con la gente joven que ahí es donde están los futuros consumidores y catadores.

¿Cree usted que en esta época difícil, la gente se está decantando por el  vino de menor precio, o también existe quien prefiere sacrificar unos euros más para poder consumir un vino mejor?

Creo que cada uno tiene que tomar el mejor vino dependiendo de su bolsillo. Si uno quiere tomar un buen vino, debe preguntarse cuánto está dispuesto a pagar por él, sean diez, veinte o treinta euros o más. Que tome el mejor dentro de sus posibilidades.

No cabe duda de que en las crisis se descienden escalones, quien antes tomaba un Vegas Silicia ahora toma un Balbuena, el que antes tomaba un Balbuena, ahora toma un Allion, siempre hay un escalón. Pero creo que cada cual debería tomar el mejor vino con arreglo a su bolsillo.

¿Y en sus gustos personales?

 Personalmente, no me gustan los vinos míticos carísimos, a los que sólo tienen acceso unos cuantos mortales. Me gustan los vinos que pueden disfrutar un mayor número de personas. Nunca miro un vino por la botella, sino a través de una copa y trato de valorar si me está transmitiendo algo.

¿Se puede apreciar y disfrutar un buen vino sin comprender toda su complejidad?

Para un profesional es necesario tener determinados conocimientos sobre el vino y a lo largo de su carrera acumula experiencias y mucha información. Pero una persona que no se dedique a esto, un aficionado, no necesita todo eso para entender el vino a su manera y poder disfrutarlo.

¿Qué piensa de esta edición de la feria?

El mundo del vino ha dado una vuelta radical; España es el segundo país más importante del mundo en cuanto a variedad y calidad. Ha cambiado la filosofía de viticultores, enólogos y consumidores, al vino ahora se le exige más. Por eso me gusta visitar ferias como esta.

La FVAM me parece fantástica, maravillosa. Todo lo que sea parte de este mundo del placer, como en la gastronomía, creo que es una maravilla.

Es un placer realmente muy grande estar aquí; el comer y el beber son cosas que hacemos todos los días, y cuanto mejor comamos y bebamos yo creo que será benéfico para todos.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por Ricardo Potts