¿Cómo comeremos mañana?

Creado: Dom, 15/12/2013 - 14:09
Autor:
Categoría
¿Cómo comeremos mañana?

Dispersión geográfica de la cocina y el gusto por lo exótico: Cada vez se descentraliza la excelencia gastronómica con la pérdida de la hegemonía francesa. Se popularizan cocinas poco conocidas hasta ahora como la peruana. Cada vez nos estamos animando más a probar alimentos que antes hubiéramos despreciado.

Inacabable fusión: El progreso gastronómico en zonas tan dispares del planeta conduce al mestizaje de técnicas, ingredientes y filosofías de trabajo de forma natural. A su vez, se desdibujan los límites entre una u otra gastronomía.

Cocina para sanar: La cocina futurista se basará en la mecánica cuántica. Ello acerca a una nueva cultura de la alimentación: de aquella que buscaba nutrir se pasará a la que intenta evitar enfermedades y se fabrica de forma más individualizada. También se solidifica el vegetarianismo. Otros prefieren dejar de lado el excesivo uso de conservantes, colorantes, sabores artificiales y sustitutos del azúcar.

Alimentos de diseño y ecológicos: Ya se comienzan a producir alimentos pensados para ser combinados con un ingrediente específico. Se avanza hacia métodos biológicos y sostenibles. La “trazabilidad” ecológica pasa a ser esencial, además de símbolo de distinción.

Necesaria vuelta a las raíces: Comensales y cocineros cada vez dan mayor relevancia a los recetarios heredados, la raigambre, se aproximan a la cocina más confortable, la sencillez de las cosas bien hechas y el respeto al valor de lo casero.

Integración con la realidad virtual: La cadena universal gastronómica se favorece de la inmediatez de blogs, foros de opinión y las plataformas de las redes sociales. Los chefs y restaurantes “googlean” a sus clientes. Los robots pudieran sustituir a chefs, maîtres y sommelieres. Los clientes dan gran importancia a las opiniones vertidas en el mundo digital, especialmente en las redes sociales.

Mayor trascendencia de la puesta en escena: Los cocineros se verán retados a explorar más los estímulos sensitivos, provocar la vista con imágenes e iluminación, el oído con música asociada a platos, o el tacto con objetos y texturas. Ya se adelanta el uso del performance y las técnicas escenográficas multidisciplinares en los restaurantes.

Los Star Chefs se reinventarán: Con la reaparición de Ferrán Adriá, referente de la cocina española, prevista para 2014, los chefs estelares seguirán entre las estrellas mediáticas. El mundo gourmet, como el deporte, se ha convertido en espectáculo. ¿Quién duda que los chefs ya son tan influyentes como los artistas o los políticos?

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.