Alimentos para la piel

Creado: Lun, 10/10/2011 - 14:41
Autor:
Credito
Por: Dr. Roy Mariño Heredia, Especialista de Primer Grado en Dermatología y Cirugía Láser. Cosmetólogo y Máster Infectólogo.
Categoría
Alimentos para la piel

Una dieta rica en vegetales, frutas, aceites vegetales y otros compuestos puede retardar el envejecimiento y mantener nuestra piel tersa, lozana y fresca

Desde la antigüedad se conoce que las personas que abusan de la cantidad de comida y especialmente de las grasas viven menos, por lo cual es aconsejable comer poco, aunque varias veces al día, especialmente alimentos sanos como frutas y vegetales por su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales, así como aminoácidos esenciales y no esenciales que retardan el envejecimiento.

Los antioxidantes son sustancias que inhiben la oxidación de compuestos susceptibles a fenómenos bioquímicos de reducción-oxidación que ocurren en el cuerpo humano, en los cuales se rompe el equilibrio de los radicales libres, los cuales según algunas teorías sobre el envejecimiento son los responsables de acelerar este proceso.

Los radicales libres son átomos o grupos de átomos que tienen un electrón (e-) desapareado, por lo cual son muy reactivos y recorren el cuerpo humano intentando robar un electrón de las moléculas estables, con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica.

Una vez que el radical libre ha conseguido robar el electrón que necesita para aparear su electrón libre, la molécula estable que se lo cede se convierte a su vez en un radical libre, por quedar con un electrón desapareado, iniciándose así una verdadera reacción en cadena que destruye innumerables células.

Aunque su vida biológica media es de microsegundos y a pesar de que el propio cuerpo los fabrica en cantidades moderadas para luchar contra virus y bacterias, cuando su cantidad se desbalancea las enzimas que producimos para controlarlos (como la catalasa o la dismutasa), son insuficientes y por ende atacan las células y las matan, acelerando el envejecimiento orgánico de la persona.

Muchos son los factores que generan liberación de gran cantidad de radicales libres, entre ellos fumar, la contaminación ambiental, el estrés, los ejercicios extremos pero también el sedentarismo, dietas hipercalóricas o desbalanceadas, el consumo de grasas refritas, no dormir adecuadamente, así como los rayos gamma y la luz ultravioleta solar, esta última especialmente dañina para la piel.

Este órgano del cuerpo humano, al ser una barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, es especialmente sensible a la actuación de los radicales libres, principalmente en climas muy cálidos y soleados como los tropicales.

A su vez, al ser la piel el mayor órgano de nuestro cuerpo, demanda una importante cantidad de nutrientes para poder estar sana y en buen estado, por lo cual la alimentación, junto a la protección del sol y evitar las situaciones de estrés, son las mejores formas de cuidarla de los dañinos radicales libres.

En el caso de los alimentos, lo más recomendable es consumir los que más cantidades de antioxidantes tengan, entre ellos los que poseen altos índices de vitaminas C y E, beta carotenos y carotenoides, así como minerales como el selenio, cobre, zinc y manganeso, entre otros.
 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Dr. Roy Mariño Heredia, Especialista de Primer Grado en Dermatología y Cirugía Láser. Cosmetólogo y Máster Infectólogo.