Sin votos aún

Seminario Gastronómico de Excelencias: el primero y se afianza en continuar siéndolo

Por: Alicia García

En una de las sesiones, durante las tres intensas jornadas del seminario, José Carlos de Santiago, Presidente-Editor del Grupo Excelencias, exhortaba a asentar en nuestras mentes y acciones que “si somos los primeros, luchemos por seguir siéndolo, pero si somos los segundos, luchemos por ser los primeros, es decir no perdamos la esperanza en alcanzar a la excelencia”. Importante reflexión para entender que desde la gastronomía se pueden irradiar las mejores ideas, se puede fomentar el profesionalismo en vez del servilismo.

El VII Seminario Gastronómico de Excelencias, se movió entre invitados de lujo, quienes traen sus diversas propuestas desde Perú, España, República Dominicana, México, Estados Unidos y Japón, —a partir de sus experiencias profesionales y de vida— de cómo revolucionar la cocina cubana y cómo abrirla a lo que ocurre en este siglo XXI en el mundo y aún no llega a la Isla. También disfrutamos de disertaciones de reconocidos especialistas cubanos y de degustaciones acompañadas de enjundiosa información acerca del casabe, la cocina contemporánea dominicana, el sushi, el pisco, los vinos y las pastas. De estas últimas deseo destacar los delicados y atractivos sabores de sus diversas salsas elaboradas por el chef vasco del hotel Meliá Cohíba y por el chef cubano Enoch Tamayo.

Resultó un espacio que me hizo meditar en lo necesario de estos encuentros, en lo rezagados que todavía estamos los cubanos en la percepción y asimilación de las nuevas tendencias que para nada reniegan de la visión patrimonial de la cocina ni de las estrategias que miran con gran fuerza hacia la sostenibilidad y diversidad alimentarias.

De esta edición destaco su “sabor mezclado”, del que aprendí acerca del protagonismo de los millenials en los cambios de hábitos alimentarios, de tendencias de moda como: flexitarianismo, pokes bowls, comensales opinadores, pastelería monotemática, cero desperdicio, restaurantes casuales, freak shakes, los drones en el mercado gastronómico; turismo colaborativo, rutas gastronómicas, y también de lo que más “nos duele”, es decir, aquellas disertaciones que, una vez más, apuestan por la valorización de nuestra cocina como patrimonio cultural.

¿Quiénes me iluminaron con más fuerza?: el japonés Hiroyuki Terada, mastersuchi y propietario del restaurante Nove, Miami, quien con evidente habilidad preparó sushis usando ingredientes cubanos; el chef español, radicado en Panamá, Raúl Vaquerizo, porque, además de representar muy bien a la Nestlé Professional y sus proyecto YOCUTA (Young Culinary Talents), defendió con excelencia la concepción de que comer hoy implica “comprar tiempo y emociones, es decir, vivir la experiencia”; el investigador bayamés Domingo Cuza quien nos dijo abiertamente “el casabe no pierde su exquisitez y su presencia jamás, quienes pierden son aquellos que aún no lo han probado y desconocen su valor como parte de los atributos que nos definen como cubanos, mucho antes del encuentro entre las dos culturas”; las chefs Charo Val y Tita porque “preservan raíces pero están abiertas al cambio”; el joven y osado emprendedor de Barcelona, Alberto Pizarro, pues “no pone límites a la creatividad” y el mexicano Antonio Montecinos, quien, sin rodeos, con un estilo frontal, recorrió temas claves para entender que “el futuro de la gastronomía mundial está en el pasado, aplicando lo aprendido en el presente”.

El panel Medios de comunicación y gastronomía. Plataformas indispensables de promoción, lo defino de extraordinario valor y, porque me toca directamente, lo agradezco y les felicito. Sus integrantes, pesos pesados en estos temas, de una u otra manera, dejaron muy claro el sentido de la honestidad porque “la crítica gastronómica puede colmar las mesas de cualquier restaurante o, simplemente, dejarlo vacío”.

El equipo de especialistas, todos cubanos, integrantes del comité organizador de este evento, mostraron su poder de organización, originalidad, capacidad e integralidad, todo ello explica por qué, desde ya, esperamos con ansías la próxima edición.
Parafraseando una frase de Woody Allen, citada por el chef Vaquerizo en su presentación, cierro estas líneas, segura de que este seminario gastronómico internacional se interesa “por el futuro porque es el lugar donde pasará el resto de su vida”.

Vea todas las noticias del evento

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.