Sin votos aún

Leonor Espinosa, ganadora del Basque Culinary World Prize 2017

En un evento celebrado en Ciudad de México este lunes, concretamente en El Claustro de Sor Juana, la chef Colombiana Leonor Espinosa ha sido proclamada ganadora del Basque Culinary World Prize 2017; premio creado para distinguir a chefs con iniciativas transformadoras que demuestran cómo la gastronomía puede traducirse en un motor de cambio en ámbitos como el de la innovación, educación, medio ambiente, desarrollo social o económico, salud o, en general, que impactan positivamente la industria alimentaria.

Leonor Espinosa ha sido merecedora del Basque Culinary World Prize 2017 por Funleo, su proyecto actual. Sobre este se alega que, sin complejos, Leonor asume la cocina popular de su país como motivo de orgullo y la promueve apelando a la innovación como herramienta para diversificar el uso de la biodiversidad y darle valor a lo propio. A través de Funleo, reivindica el hacer y el saber ancestral de poblaciones sobre todo indígenas y afrocolombianas, impulsando procesos de crecimiento rural en marcos de soberanía alimentaria, canales de comercialización con pequeños productores, así como espacios para la educación, nutrición, emprendimiento y turismo en localidades étnicas. Mientras suma apoyos por inaugurar un Centro Integral de Gastronomía en el Chocó, como marco alternativo al narcotráfico, insiste en que Colombia concientice su riqueza gastronómica y que, de forma autónoma, sus comunidades transformen su patrimonio biológico, cultural e inmaterial en formas de desarrollo social y económico.

El premio internacional otorgado por el Basque Culinary Center y el Gobierno Vasco, en el marco de la Estrategia integral Euskadi Basque Country, con la que se pretende ser un referente a nivel internacional en materia gastronómica, conscientes de la relevancia que tiene y puede alcanzar este sector y entendiendo la gastronomía como parte de la cadena de valor de la alimentación, y como motor de cambio, está dotado con 100.000 euros que, en esta ocasión, serán destinados al proyecto Funleo o a un proyecto que exprese el poder transformador de la cocina elegido por la chef colombiana.

El jurado del premio, presidido por Joan Roca (España), ha estado integrado por los chefs Gastón Acurio (Perú), Michel Bras (Francia), Dominique Crenn (USA), Yoshihiro Narisawa (Japón) y Enrique Olvera (México) y por expertos internacionales en diferentes disciplinas como Laura Esquivel, autora del best-seller Como agua para chocolate; Kirmen Uribe, uno de los autores en lengua vasca más leídos y traducidos; Cristina Franchini, experta en derecho internacional, Matthew Goldfarb agricultor orgánico, sociólogo rural y experto en producción sostenible; y la venezolana María Fernanda di Giacobbe, ganadora del Basque Culinary World Prize 2016, por su proyecto Cacao de Origen, desarrollado en Venezuela.

Como no podía ser de otra forma, Leonor Espinosa ha recibido el premio con agradecimiento y estas declaraciones: “El premio significa una ilusión para aquellas comunidades que durante años han luchado por ser reconocidas a través de su valor ancestral y aporte a la identidad cultural nacional. Es una forma de mitigar el silencio generado por el conflicto armado, la injusticia y la exclusión. Y para el país ratifica, en este proceso de reconciliación, la importancia de apostar por procesos gastronómicos como herramienta significativa para el desarrollo económico de las poblaciones donde realmente se encuentra el verdadero patrimonio generador de bienestar.”

Joan Roca, Presidente del Jurado del Basque Culinary World Prize, ha explicado: “Como jurado, creemos que premiar a Leonor es premiar a todas esas personas que trabajan por que el campo y la ciudad se abracen a través de la gastronomía demostrando las posibilidades que surgen cuando los chefs reconocen que la biodiversidad, la ecología, la cultura, la tradición y la herencia de comunidades locales importan. El trabajo de la ganadora le da voz al silencio y anonimato en el que se ha mantenido el patrimonio de culturas indígenas y afroamericanas; constituye, en ese sentido, un testimonio inspirador y multiplicador”

Mientras que Joxe Mari Aizega, Director General de Basque Culinary Center, ha señalado que “A través de este premio queremos compartir testimonios inspiradores sobre como la gastronomía puede ayudar a mejorar la sociedad. La ganadora es un ejemple tangible de ello, del sentido de la responsabilidad que ser un chef significa hoy en día. Leonor Espinosa regala una historia inspiradora a la industria y nosotros estamos extremadamente emocionados de poder compartirla.”

Leonor Espinosa es propietaria del Restaurante Leo que se encuentra en el centro de Bogotá, pero sus inicios profesionales están alejados de los fogones. Se formó en Economía y Bellas Artes, se dedicó profesionalmente a la publicidad, pero su pasión por la cocina la llevó a cambiar su profesión allá por el año 1998, y no sólo cocina, investiga, aprende, evoluciona, desarrolla, preserva, promueve, reivindica, y entre otras cosas, ofrece una experiencia excepcional al comensal.

No obstante, su profesionalidad culinaria no es lo valorado para este premio, sino aprovechar sus inquietudes y su posición en el sector (con varios premios y reconocimientos) para poder emprender acciones sociales y transformadoras, gracias a ello se ha impuesto a los otros nueve finalistas: José Andrés (USA), Ebru Baybara Demir (Turquía); Dan Giusti (USA), David Hertz (USA), Anthony Myint (USA), Daniel Patterson & Roy Choi (USA); Melinda McRostie (Australia / Grecia); Niko Romito (Italia); Ricardo Muñoz Zurita (México).

Todos ellos pertenecen a una generación de chefs internacionales que han expandido su rol en la sociedad y han redefinido su profesión integrando nuevas habilidades, creatividad, innovación e inquietudes sociales. Un movimiento que comenzó con un grupo pionero de chefs como Ferrán Adrià, Gastón Acurio, Dan Barber, Heston Blumenthal, Massimo Bottura, Claus Mayer, Jamie Oliver, Rene Redzepi y Alice Waters, entre otros.

Las nominaciones para el Basque Culinary World Prize llegaron de 30 países y un total de 110 chefs fueron nominados. Para ser considerados para el premio, los chefs debieron ser nominados por otro profesional, actualmente trabajando en el mundo de la gastronomía.

El pasado 12 de junio un Comité Técnico se reunió en Basque Culinary Center para seleccionar a los 10 finalistas. El comité técnico fue presidido por la chef Elena Arzak, e integrado por Xavier Medina, autor y antropólogo de la Universitat Oberta de Cataluña (España); Melina Shanon Dipietro, directora ejecutiva de Mad Institute (Dinamarca), Jorge Ruiz Carrascal, académico del departamento de Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), Marta Miguel Castro, científica titular del Instituto de Investigación de Ciencias Gastronómicas (España) y Joxe Mari Aizega, Director General de Basque Culinary Center.

Fuente: Basque Culinary Center

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.