Alianza estratégica para disminuir el consumo de sal

Creado: Dom, 03/09/2017 - 22:53
Autor:
Categoría
Alianza estratégica para disminuir el consumo de sal
Continuando con la labor de promover estilos de vida saludable en la población panameña, el Ministerio de Salud (MINSA) en conjunto con la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá (ARAP) acordaron realizar una alianza estratégica a partir de la fecha, a fin de implementar medidas para disminuir el consumo de sal en las personas. Esta alianza consiste en que los dueños de los más de 400 restaurantes que conforman esta asociación retirarán los saleros de las mesas de estos locales de venta de comida, dejando a discreción de sus clientes el consumo de la misma. Esta iniciativa ya ha sido adoptada en otros países del continente, donde ha tenido gran aceptación de parte la población. Al respecto, el Ministro de Salud, Dr. Miguel Mayo, gestor principal de esta campaña, dijo que de acuerdo a los hallazgos del Censo de Salud Preventiva (estrategia inédita de esta administración) el 35% de la población mayor de 40 años se les está encontrando hipertensión arterial, por lo que se hace necesario tomar políticas de salud dirigidas a disminuir esta condición que cada día va tomando terreno dentro de la población. En ese sentido, el Presidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá, Domingo De Obaldía, expresó que la campaña consiste en retirar los saleros de las mesas y solo se colocarán si el cliente así lo pide, dejando en manos de ellos la decisión sobre cuidar su salud y la de su familia. “Como parte de la responsabilidad social de la Asociación de Restaurantes de Panamá nos unimos a esta campaña y estamos seguros que estas medidas preventivas de salud serán bien acogidas por nuestros miles de clientes que nos visitan todo el año”, puntualizó De Obaldía. El consumo excesivo de sal puede traer un aumento en la presión arterial, que además de ser el antecedente más importante de las enfermedades vasculares cerebrales (65%), contribuye de manera significativa al desarrollo de la mitad de las enfermedades del corazón en general. La mayoría de los alimentos contienen sal, en forma natural, de manera que añadirle una cantidad adicional, aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad y sus complicaciones. El MINSA un llamado a toda la población a efectuar cambios alimenticios y saludables como consumir frutas y verduras y hacer ejercicios diariamente, aspectos que son necesarios para el control de la presión arterial y otras enfermedades no transmisibles que están asociadas al 70% de las muertes en nuestro país. La Sal y la Presión Arterial Según comenta Miguel A. Mayo la sal, compuesta por cloro y sodio es una sustancia necesaria para la vida, pero el exceso de la misma puede causar daño a nuestra salud. Todos los alimentos tienen, de forma natural, un contenido específico de sal y que varía de acuerdo al alimento. Explica que los riñones de algunas personas tienen dificultad en mantener un balance adecuado de sodio en el cuerpo, cuando ingieren excesos de sal. Estas personas se conocen como sensibles a la sal. A medida que este aumento de sodio asociado a la sal se acumula en el cuerpo, este se aferra al agua para diluir el sodio. La retención de agua y sal produce un aumento del volumen sanguíneo lo que puedo conducir a un aumento de la presión arterial. Al aumentar la presión arterial, se aumenta el trabajo del corazón y la presión sobre las arterias del cuerpo. Con el tiempo, la elevación sostenida de la presión arterial puede producir daño en las arterias que a su vez sean la causa de las enfermedades cerebro vasculares (conocida como derrame), "ataques" cardíacos o insuficiencia cardíaca congestiva, agrega el funcionario. La presión arterial alta es una de las principales causas de enfermedades cardiovasculares, es el antecedentes más importante de las enfermedades vasculares cerebrales (65%) y contribuye de manera significativa al desarrollo de la mitad de las enfermedades del corazón en general. Añade que la mayoría del exceso de sodio dañino para el cuerpo proviene de los alimentos procesados. Simples cambios en nuestras dietas pueden producir una reducción importante del riesgo. Estos cambios se centran en darle preferencia a la comida fresca, especialmente a las frutas y las verduras, las cuales tienen un menor contenido de sodio y un mayor contenido de potasio, el cual necesitamos para facilitar el control de la presión arterial. Por lo tanto, en general, añadir sal a la comida servida es perjudicial para la salud. Fuente: MINSA Panamá

Añadir nuevo comentario