Habanos Añejados. Tiempo para reposar

Creado: Jue, 02/08/2018 - 14:08
Autor:
Credito
José María López Inchaurbe
Categoría
Habanos-añejados-partagas

La tradición de añejar los cigarros, tabacos o puros ya torcidos comenzó en los propios consumidores o coleccionistas, quienes acumulaban tabacos en buenas condiciones de conservación y temperatura, esperando a su evolución con el tiempo. También fue práctica común en los detallistas especializados, los cuales acumulaban en sus tiendas inventarios elevados de Habanos que después sacaban a la venta como un producto aún más refinado.

Recomendamos: Litografía. El Papel que viste al Habano

Sin duda, el mercado del Reino Unido fue el que más ayudó a crear esta tendencia. En dicho mercado desde hace muchos años comenzaron a hacerse subastas de tabaco antiguo por las dos casas de subastas más importantes del país como son Christie's y Sotheby's, bien con Habanos tan vetustos como aquellos producidos con anterioridad a la Revolución cubana, o bien con Habanos producidos por marcas tabacaleras que se dejaron de producir en Cuba.

La realización de producciones limitadas en ediciones únicas (One shot), como las Jarras del Milenio realizadas por Habanos, S.A. en conmemoración del cambio de milenio o el nacimiento de las Ediciones Limitadas en el año 2000, además de fomentar el propio concepto de coleccionismo, impulsó la costumbre de dejar en reposo ciertos tabacos por el hecho de coleccionarlos, y posteriormente poder degustarlos con el paso del tiempo y observar así la evolución organoléptica de los tabacos torcidos.

Es inevitable, por tanto, el hecho de que el añejamiento del cigarro torcido, en su génesis, está íntimamente ligado al concepto de coleccionismo y de poseer cigarros únicos que no se pueden encontrar en ninguna tienda especializada del mundo. Ello provocó la acumulación por parte de los detallistas especializados de productos exclusivos, especialmente en el Reino Unido, con la posterior puesta en venta de estos Habanos inigualables que habían evolucionado en el tiempo favorablemente, siempre y cuando la conservación del producto fuera óptima.

Habanos, S.A., siempre atento a las dinámicas del mercado y las necesidades del consumidor y detallista, pudo percibir hace años el creciente interés por degustar tabacos reposados y añejados en el tiempo por un nicho de consumidores.

habanos-añejados-partagas
Partagás Añejados.

 

A partir de esta práctica, y con el fin de poder satisfacer a los más exigentes consumidores de este tipo de producto, motivó que se tomara la decisión de separar tabaco torcido para el añejamiento. En la concepción del concepto se siguieron reglas similares a las utilizadas para ediciones limitadas: realización de un Habano no existente en la marca en la producción estándar, con el objetivo de añejarlo y lanzarlo en un período no inferior a 5 años, con el doble valor de ofertar un tabaco añejado en una producción exclusiva en la Marca. Si bien las primeras inversiones en producto se hicieron mediante estas reglas, no fueron las únicas, y hoy día disponemos de Habanos añejados tanto en vitolas no existentes como en vitolas de la propia producción estándar.

Es por tanto, una vez más, que a partir de la propia práctica del consumidor, su experiencia e interacción con nuestro producto, nacen ideas que posteriormente derivan en un lanzamiento comercial de éxito, como ha sido la Línea Añejados de Habanos.

Le puede interesar: H. Upmann Robustos Añejados nueva línea de Habanos S.A

Conviene aclarar por último la diferencia entre añejar tabaco en rama (como se realiza para las Ediciones Limitadas, Reserva o Gran Reserva, entre otros) de lo que supone añejar el tabaco torcido. El añejamiento en rama es la forma auténtica de añejar tabaco, y el método en que más evolucionan las hojas, siempre que sean susceptibles, por sus contenidos y características organolépticas, de mejorar con el tiempo. Por el contrario, el añejamiento del Habano ya terminado, es un afinamiento mucho más sutil y lento que, en la medida en que el tabaco ha sido óptimamente conservado, confiere también un cambio en las características de la fumada, muy apreciada por algunos consumidores.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
José María López Inchaurbe